portico
Skip Navigation

Pasados rectores comparten sus memorias

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 30 de septiembre de 2011

Tres de los once rectores que han dirigido las riendas del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), hablaron de sus proyectos emblemáticos y de los sucesos que trascendieron históricamente bajo sus incumbencias, como parte de sus trayectorias por el ahora centenario centro docente puertorriqueño. A ellos se unieron dos profesores que ejercieron esa labor de manera interina, quienes de igual forma narraron sus vivencias como administradores y como colegiales.

El coloquio Memorias y visión de los Rectores, formó parte de las actividades organizadas por el Comité para la Celebración del Centenario del RUM, que movilizó esta propuesta hasta el Teatro Yagüez, el pasado martes, 20 de septiembre. Una audiencia, compuesta en su mayoría por catedráticos, empleados y funcionarios universitarios, acudió a la imponente sala a escuchar los relatos.

Rocío Zapata, presidenta del Comité, así como el rector interino del Recinto, doctor Jorge Rivera Santos, dieron la bienvenida a lo que catalogaron como el más significativo de los eventos coordinados para festejar esta única ocasión, y cuyo propósito es honrar la historia del recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

"Cien años de historia no se pueden pasar por alto, y nos ha tocado a nosotros en este momento vivirlo y estar aquí presentes para celebrar juntos y dejar saber a todos que con mucho orgullo decimos hoy y a través de todos estos años 'soy parte del ahora, del ayer y seré parte del futuro de nuestro querido Colegio' ", reiteró Rivera Santos.

Como preámbulo histórico, tomó la palabra la profesora retirada Gloria A. Viscasillas, a quien Zapata describió como el ejemplo de lo que es ser una colegial por excelencia, esto avalado por su disciplina, compromiso y trabajo arduo. La exsecretaria del Senado Académico y la Junta Administrativa resumió a grandes rasgos los sucesos más relevantes que definieron al Recinto, en especial los de su experiencia al lado de figuras como Jaime Benítez, presidente de la UPR; Luis Stefani Rafucci, vicerector del entonces Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas; y de los siguientes seis rectores nombrados en propiedad luego de la Ley Universitaria de 1966, cuando pasó a ser el Recinto Universitario de Mayagüez.

"Ellos fueron los que me enseñaron la Universidad, a valorarla, a quererla mucho y a dedicarle todo mi esfuerzo con devoción y lealtad. El balance de mi relación con el Colegio y la Universidad es extraordinario, siento una inmensa gratitud y satisfacción por la oportunidad que tuve", expresó con agudeza Viscasillas, al referirse a las principales figuras de autoridad como "héroes" que han capitaneado "nuestra amada nave".

Justo antes de comenzar el coloquio, se dio lectura a la biografía de tres de los rectores que fallecieron entre el 2010 y 2011, el profesor Rafael Pietri Oms, y los doctores José Luis Martínez Picó y Omar Ruiz.

El licenciado José Enrique Arrarás, el doctor Fred V. Soltero Harrington, y el profesor Antonio Santos Cabrera, quienes ocuparon la primera, segunda y octava posición como rectores, junto a los profesores Luis Ángel Rodríguez y Pablo Rodríguez, ambos interinos, se ubicaron en lo que parecía una gran sala donde transcurrió el coloquio, salpicado en muchos instantes por relatos anecdóticos.

El recuento comenzó con la intervención de Arrarás, quien como primer rector del 1966 al 1971, inició muchos proyectos que definieron el quehacer académico del Colegio. Según explicó, su relación estrecha con el entonces presidente de la UPR, Jaime Benítez, así como su experiencia en el Decanato de Administración de ese centro docente le brindaron herramientas para adquirir recursos para el Recinto, como por ejemplo, cientos de cuerdas de terreno que obtuvo para lo que vislumbraba sería un campus de unos 15 mil estudiantes.

El ahora Comisionado de la Liga Atlética Interuniversitaria aseguró que bajo su incumbencia, creó varios departamentos como el de Administración de Empresas y los programas de Ciencias Marinas, Geología y Estudios Hispánicos. Asimismo, afirmó que fue el precursor de establecer varios esfuerzos relacionados con el deporte y la cultura.

"Le di énfasis a la cultura, a las artes visuales, al teatro que me parecía que era bien importante sin menospreciar la tecnología que es el fuerte del Colegio y que siempre será, yo entiendo, la punta de lanza para el desarrollo económico del País. Y lo otro es que me tocó integrar los servicios agrícolas y esa Facultad porque por primera vez se puso bajo Mayagüez todo lo que era Agrícola, y logré la integración de esos recursos. Tuve unos años muy felices aquí en Mayagüez", reveló Arrarás, cuya visión es "buscar una Universidad donde todo el mundo participe, donde haya sentido de solidaridad institucional".

Continuó el segundo rector, Soltero Harrington, quien ocupó la posición de 1971 al 1973, época en la que, según contó, uno de las mayores obstáculos que encontró fue la centralización de poder que le quitó a los recintos la autonomía administrativa, programática y académica que había concedido la Ley Universitaria. No obstante, recordó que en esos dos años inició una serie de nombramientos de mujeres en puestos administrativos, y creó dependencias como la del Decanato de Administración y departamentos como el de Educación Física.

Soltero Harrington agregó que 25 años más tarde, en 1998, retomó el interinato y dio seguimiento a proyectos como el sistema de matrícula automática, la automatización de la Biblioteca y el sistema de Contabilidad del Recinto. "Las dos veces que he sido Rector he tenido que dejar la posición por defender la autonomía y los intereses del Colegio y todavía estoy en eso", enfatizó al tiempo que enumeró sus intervenciones en diversos foros en los que propone una reorganización universitaria para que el recinto mayagüezano "brille con su personalidad y tenga derecho a gobernarse".

Prosiguió el profesor Luis Ángel Rodríguez, cuyo interinato ocurrió de 1973 al 1974, y quien se desempeñó como el primer Decano de Administración. En su intervención, subrayó la coyuntura bajo la cual le tocó dirigir el Recinto que incluía una huelga estudiantil, así como conflictos con el Sindicato de Trabajadores, con la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes y con un Consejo de Educación Superior que les llamaba la atención a los rectores por su falta de acción. Sin embargo, dijo que gracias a "la gente buena que ha tenido el Colegio" salió adelante, junto a su equipo, y hasta recibieron el aval de la Middle States Commission on Higher Education.

Rodríguez, quien agradeció a todas las personas claves que confiaron en su trabajo, aseguró al finalizar su alocución que "los que aprenden de la historia no cometen los mismos errores".

Tocó el turno al profesor Pablo Rodríguez, conocido como el rector eterno por sus interinatos en los años 1990, del 1993 al 1994, y del 2001 al 2002. Aunque aclaró que su mensaje se centraría en la relevancia del RUM, mencionó como dos de sus proyectos más importantes, la defensa del doctorado en Química y la instalación del Circuito Cerrado de Televisión, una encomienda que recibió del doctor Martínez Picó.

El profesor Rodríguez habló a grandes rasgos de lo que a su entender han sido las máximas aportaciones del Colegio al País, entre estas sus recursos y talentos, e incluyó "pinceladas del acontecer universitario" durante su primer siglo de existencia.

"Su brillo no emerge del mero hecho de haber pasado cien años desde su fundación, sino de haber cumplido cabalmente su misión de servicio al País. Esta institución ha sido fundamental en nuestro desarrollo y crecimiento, en la transformación de una economía agrícola, a una industrial y empresarial. Los buenos frutos le han dado nombre ilustre a esta Isla y le han proyectado en los confines de la Tierra", precisó, al tiempo que enfatizó la necesidad de proseguir su excelencia como un Colegio "próspero y fecundo" para las futuras generaciones.

Finalmente, subió al podio el profesor Santos Cabrera, octavo rector en el 1998, quien al comienzo de su mensaje dedicó una anécdota a cada uno de sus colegas deponentes. El catedrático hizo un recuento de su trayectoria por el Recinto desde sus años de estudiante y destacó las figuras y los acontecimientos más importantes en su paso. No obstante, la mayor parte de su disertación la dedicó al reto que enfrenta la institución para atemperarse a los cambios, en especial los que impone la tecnología.

Santos Cabrera señaló algunas áreas que se deben mejorar para salvaguardar la calidad educativa del RUM, misión que requiere "renovarnos, reinventarnos, superarnos y mantener la lucha por la excelencia; reconocer que si bien es cierto que la investigación científica es importante para el desarrollo de Puerto Rico, no podemos olvidar que nuestra misión pragmática es la educación de un pueblo a quien se debe, que todavía recibimos a estudiantes de primera generación de universitarios en su familia y que somos, más que cualquier otra cosa, una institución de enseñanza superior", concluyó.

Los profesores Rafael Faría González, rector interino en 1979; Salvador E. Alemañy, cuarto rector del 1979 al 1985; y la doctora Zulma Toro, novena rectora del 1999 al 2001, enviaron mensajes escritos a los que se dio lectura en el transcurso de la noche. De igual forma, el doctor Miguel Muñoz, undécimo rector del 2010 al 2011, ofreció una felicitación grabada.

Esta actividad contó con la coordinación especial de un grupo de colegiales integrado por estudiantes, profesores y empleados, entre ellos: Adam Cancel, estudiante de Ingeniería de Computadoras, creador de la presentación de fotos; Rosemarie Santa, alumna de Ingeniería Industrial, a cargo de la lectura en Memoria de los rectores; los doctores Sonia M. Bartolomei y Omell Pagán, las profesoras Freya Toledo y Betsy Morales; así como Denise Corales, Karen Ortiz, Norma Sojo, Yomarachaliff Luciano, Judy Rosado (jubilada), Madeline Ramos, Lissette Pérez y Jackie Orsini-Bonini.

Acceda la Lista de Rectores del RUM.


  • El licenciado José Enrique Arrarás fue el primero en hablar sobre su trayectoria colegial. Lo observan sus colegas rectores.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUM
  • La profesora retirada Gloria A. Viscasillas ofreció un preámbulo histórico.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Una audiencia, compuesta en su mayoría por catedráticos, empleados y funcionarios universitarios, acudió al Teatro Yagüez a escuchar los relatos.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUM
  • En el coloquio, compartieron sus memorias, desde la izquierda: los profesores Antonio Santos Cabrera, Pablo Rodríguez, Luis Ángel Rodríguez, el doctor Fred V. Soltero Harrington y el licenciado José Enrique Arrarás.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUM
El licenciado José Enrique Arrarás fue el primero en hablar sobre su trayectoria colegial. Lo observan sus colegas rectores.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUMLa profesora retirada Gloria A. Viscasillas ofreció un preámbulo histórico.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUMUna audiencia, compuesta en su mayoría por catedráticos, empleados y funcionarios universitarios, acudió al Teatro Yagüez a escuchar los relatos.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUMEn el coloquio, compartieron sus memorias, desde la izquierda: los profesores Antonio Santos Cabrera, Pablo Rodríguez, Luis Ángel Rodríguez, el doctor Fred V. Soltero Harrington y el licenciado José Enrique Arrarás.<br>Foto Carlos Díaz / Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Pasados rectores comparten sus memorias
Pasados rectores comparten sus memorias

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2016