portico
Skip Navigation

Orientan sobre patentes y propiedad intelectual

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 14 de octubre de 2011

En una comunidad académica vibrante, creadora, llena de ideas, talentos y valiosos recursos humanos, no es de extrañar que sus integrantes necesiten exponerse a la información más actualizada sobre los requisitos y leyes que imperan en la creación de patentes y sobre la propiedad intelectual. De hecho, 20 de las 36 patentes que posee la Universidad de Puerto Rico (UPR), pertenecen al Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), lo que demuestra la necesidad de reconocer y proteger su acervo.

En gran medida, estos datos motivaron el ofrecimiento de dos conferencias sobre el tema, a cargo de representantes de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos. La visita al Recinto de los funcionarios John Calvert y Diego Gutiérrez cumplió con un doble propósito, ya que además de orientar, aprovecharon la coyuntura de la Feria de empleos para anunciar una gran cantidad de puestos disponibles en la entidad.

Ambas charlas se llevaron a cabo entre el 29 y 30 de septiembre para dar a conocer, principalmente, los efectos de la legislación cuya reciente aprobación representa cambios significativos que alterarán el sistema de patentes estadounidense. Una de esas repercusiones es la impresionante demanda de personal que tiene ahora la agencia, según explicó la licenciada Elvia Camayd, del Decanato del Ingeniería, a cargo de coordinar el encuentro.

"Desde el año pasado, la Oficina de Patentes -en aquel entonces a través del ingeniero Néstor Ramírez- quiere hacer una especie de acuerdo con la Universidad de Puerto Rico para reclutar estudiantes de Ingeniería y de trasfondos técnicos para llevarlos a trabajar a esa Oficina. Con el advenimiento de esta Feria de empleos me comuniqué para ver si venían a ofrecer una charla a los profesores y estudiantes. Tuvimos la grandísima suerte que recién se acababa de aprobar la America Invents Act que transforma muchos de los aspectos de lo que se conocía sobre las leyes de propiedad intelectual", relató Camayd.

De hecho, la primera de las conferencias giró mayormente en torno a las oportunidades de empleo, mientras que la segunda estuvo dirigida a conocer los fundamentos de la propiedad intelectual y su relación con las ramas de la Ingeniería. Esta última contó con el coauspicio del Centro de Nanotecnología UPRM-CREST, cuyos estudiantes también participaron.

Calvert, quien es Administrador del Programa de Asistencia a Inventores de la entidad, tuvo a su cargo explicar los pormenores de las nuevas estipulaciones de esta ley, que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó a mediados del mes pasado.

El funcionario detalló cómo el documento de 152 páginas impone una reestructuración de la organización y cómo han cambiado los diversos procesos y las fechas límites para solicitar sus servicios, como, por ejemplo, registrar marcas u obtener patentes, que es el documento oficial que otorga el Gobierno de Estados Unidos para reconocer a alguien una invención y los derechos que de ella se derivan. Esta agencia también trabaja con todo lo concerniente a la propiedad intelectual.

"Parte de lo que hago en mi trabajo es ir a las universidades y proveerles un conocimiento básico de lo que consta la propiedad intelectual, las marcas registradas y enseñarles cómo estas interactúan entre sí, cómo pueden usarse en conjunto o solas. Es muy interesante. Yo digo que una marca registrada es usualmente más útil que una patente, aunque a mucha gente con patentes no le guste escucharlo, pero es cierto porque su duración es mucho más larga", aseveró Calvert, al tiempo que narró cómo usa el ejemplo en sus charlas de la corporación Apple y todo lo que esta hace para proteger sus invenciones alrededor del mundo.

La segunda parte de la charla estuvo a cargo de David Gutiérrez, quien trabaja directamente en la parte de patentes, como coordinador de uno de los centros tecnológicos que certifica a los examinadores. Según advirtió, la responsabilidad primordial de estos consta de revisar, leer y empaparse al máximo sobre los inventos que someten los ciudadanos a la entidad para asegurarse de que, en efecto, son inéditos, novedosos y útiles, entre otras características.

Gutiérrez anunció que la entidad establecerá nuevos programas en los próximos meses para cumplir con el alto número de solicitudes de patentes que llegan a sus oficinas. Para tener una idea basta con mirar sus estadísticas del 2009, año en el que recibieron más de 485 mil solicitudes y aprobaron alrededor de 190 mil.

De hecho, la gran demanda que tienen ahora es para contratar alrededor de 1,500 examinadores en esta primera etapa, lo que los trajo al RUM en busca de egresados en todas las ramas de Ingeniería y Ciencias.

"Venimos acá anualmente desde hace 10 años. Tenemos bastantes empleados de Puerto Rico, pero estamos tratando de aumentar la población hispana de ingenieros en la Oficina de Patentes y los del Recinto de Mayagüez están muy bien preparados", opinó el funcionario, quien ofreció, como parte de su charla, ejemplos fascinantes, históricos y graciosos de inventos que han recibido en la agencia.

Para mayor información sobre la dependencia o las oportunidades de empleo, los interesados deben visitar su página electrónica en: http://www.uspto.gov.


  • John Calvert, de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos, ofreció una conferencia sobre los cambios en su agencia como consecuencia de la nueva ley.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El Administrador del Programa de Asistencia a Inventores también se dirigió a los estudiantes de Ingeniería para hablarles en detalle sobre la propiedad intelectual.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
John Calvert, de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos, ofreció una conferencia sobre los cambios en su agencia como consecuencia de la nueva ley.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl Administrador del Programa de Asistencia a Inventores también se dirigió a los estudiantes de Ingeniería para hablarles en detalle sobre la propiedad intelectual.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2032