portico
Skip Navigation

No más violencia por género

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

miercoles, 23 de noviembre de 2011

Inseguridad. Locura. Violencia. Esa mañana anunció la infame sentencia de muerte: "Si no es mía, no es de nadie". Celos. Desamor. Más violencia. Y luego en la tarde, ejecutó el veredicto de ese ser cosificado al que le robó los sueños, otro día, la vida.  Una mujer más muere en manos de esa persona cercana con la que una vez compartió planes, confió y amó.

El problema ha escalado en Puerto Rico de una forma inaceptable. Una víctima sería demasiado, y ya las estadísticas reportan (al cierre de esta edición) 29 féminas que han sido asesinadas por sus esposos o compañeros de "vida" durante el 2011.

El Colegio mostró su solidaridad ayer martes, 22 de noviembre. Congregados en pos de la simbólica escultura del Árbol de la vida, un grupo de personas recordó a estas víctimas, en su mayoría mujeres jóvenes.

En representación del Comité Coordinador del Programa de Prevención de Violencia y el Proyecto Siempre Vivas del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), la profesora Luisa Seijo, catedrática de Ciencias Sociales, leyó el nombre de cada una de ellas. Un profundo silencio de los presentes era representativo de la indignación ascendente cada vez que se mencionaba un nombre más.

"Vamos a recordar la vida de esas mujeres que tenían la confianza en esa persona con quien habían tenido una relación de pareja, con quien vivían o con quien estaban casadas o habían procreado hijos e hijas. Todos los días mueren físicamente mujeres en el mundo y todos los días mueren mujeres emocional y psicológicamente como parte de esa violencia en las relaciones de parejas", dijo la catedrática.

Los presentes tenían prendas de vestir color violeta, tonalidad emblemática de la causa que repudia la agresión, el abuso y los asesinatos por razón de género. "No vamos a tolerar violencia en relación de parejas, no vamos a tolerar asechos contra las mujeres, no vamos a tolerar agresiones sexuales. Reflexionemos en esa vida que se cegó y que no va a seguir aportando al desarrollo del país y que son ejemplo de todas las mujeres que están muriendo psicológicamente porque no se reconocen como persona", agregó.

Año tras año se conmemora el 25 de noviembre como el Día internacional de no más violencia contra la mujer, en memoria de las hermanas Mirabal, de la República Dominicana, quienes fueron asesinadas por su activismo en contra de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

"Sabemos que el estar presentes hoy aquí es solamente el símbolo de lo que es nuestro compromiso y lo que estamos llamando a que todos los días de nuestra vida, en todo momento en nuestro Recinto, en la calle, en nuestras comunidades, continuemos trabajando con la erradicación de la violencia, que continuemos trabajando por la lucha por la equidad de los géneros, por la justicia en contra de los géneros", enfatizó.

Un compromiso institucional

Para conocer sobre los alcances de la violencia sobre género, hay que conversar sobre el tema, la educación puede hacer la diferencia al momento de manejar estos casos,  incluyendo el contexto laboral.

Con ese propósito, la Oficina de la Asesora Legal del RUM, en coordinación con la Oficina del Rector, ha organizado una serie de talleres para hablar sobre los alcances de este mal social y dar a conocer el Protocolo para manejar situaciones de violencia doméstica, agresión sexual y de asecho en el Recinto Universitario de Mayagüez.

 "El protocolo de violencia doméstica fue aprobado en septiembre de 2010. Es importante que lo  conozcamos, ya que es nuestra responsabilidad como patrono atender diligentemente estos casos", dijo la licenciada Lizbeth Rivera, asesora legal del RUM, durante el más reciente taller que se ofreció a los directores administrativos y académicos el pasado miércoles, 9 de noviembre.

Por su parte, el doctor Jorge Rivera Santos, rector interino del Recinto, exhortó a todos los miembros de la comunidad universitaria a leer y repasar el Protocolo, ya que según aseguró, es necesario "abrir los ojos" ante esta realidad.

"Hemos pensado que este tipo de taller es necesario para que todos tengamos la información y así podamos que reconocer estas situaciones. Nuestra intención es llevar este mensaje a todos los niveles del RUM y que tengamos una institución con una incidencia baja en estos asuntos", expresó Rivera Santos, al inicio de la actividad educativa que se llevó a cabo el Anfiteatro de ADEM.

 En la mañana, la doctora Iris M. Camacho Meléndez, abogada especialista en temas de derecho de la mujer, ofreció la presentación titulada Políticas de igualdad: Discrimen y violencia doméstica en el lugar de empleo.

Durante su alocución, ofreció un contexto histórico de la evolución de los derechos de la mujer así como las leyes que las protegen. "Nos encontramos con el backlash, que es el retroceso, alcanzamos unos derechos como colectivo y una vez se alcanzan se dejan de valorar, y los grupos que los reciben dejan de luchar porque se mantengan... Estamos  en una de esas etapas en las que los derechos vuelven para atrás, se nos olvidó que todavía en Puerto Rico, quienes están en riesgo de morir en manos de sus maridos son las mujeres", aseguró.

De  acuerdo con los números ofrecidos por la abogada, la Isla fluctúa entre el primero y el séptimo país con más muertes provocadas por violencia doméstica.

"Los años en que menos mujeres han muerto a manos de sus maridos hemos sido entonces el séptimo a nivel mundial.  Nosotros tenemos, algunos años, el mismo número de mujeres que mueren en España, y allí son 40 millones de habitantes y aquí somos cuatro millones de habitantes. Tenemos una emergencia social", enfatizó.

En la tarde, la profesora Seijo ofreció la charla Identificando la violencia por género: Reto en el contexto universitario, en la que presentó una amplia perspectiva histórica asociada con la violencia en contra de las féminas.

Asimismo, brindó información sobre los programas de ayuda disponibles para las víctimas de esta situación, tanto en el Recinto como fuera.

"Hay dos elementos medulares que establece el Protocolo: Cómo se han de manejar las situaciones de emergencia y cómo se van a atender situaciones que llegan a nuestro conocimiento de agresión sexual, asecho y violencia  por relación por pareja", explicó.

Añadió que el Comité incluye al Departamento de Servicios Médicos; la Guardia Universitaria; a los consejeros del RUM; la Oficina de la Asesora Legal y el proyecto Siempre Vivas.

"Estas dependencias son las que van a garantizar que la persona obtenga la orientación, que sean evaluadas, y se le da la opción de los servicios que ofrecemos en el RUM o recibir los servicios externos", indicó.

El fin, reiteró es crear sensibilidad y conciencia, para que todos puedan ser portadores de un mensaje sencillo y contundente: "no más".


  • El Árbol de la Vida fue el lugar de encuentro para recordar a las víctimas de violencia doméstica.<br>Lynel Y. Figueroa Cordero
  • La profesora Luisa Seijo leyó los nombres de las mujeres que han sido asesinadas por sus esposos o compañeros durante este año.<br>Lynel Y. Figueroa Cordero
  • Los asistentes se vistieron color violeta, tonalidad representativa de esta causa social.<br>Lynel Y. Figueroa Cordero
  • Durante el acto se leyó el nombre de las 29 féminas que han fallecido a consecuencia de la violencia por género.<br>Lynel Y. Figueroa Cordero
El Árbol de la Vida fue el lugar de encuentro para recordar a las víctimas de violencia doméstica.<br>Lynel Y. Figueroa CorderoLa profesora Luisa Seijo leyó los nombres de las mujeres que han sido asesinadas por sus esposos o compañeros durante este año.<br>Lynel Y. Figueroa CorderoLos asistentes se vistieron color violeta, tonalidad representativa de esta causa social.<br>Lynel Y. Figueroa CorderoDurante el acto se leyó el nombre de las 29 féminas que han fallecido a consecuencia de la violencia por género.<br>Lynel Y. Figueroa Cordero

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2069