portico
Skip Navigation

Se distinguen en Biotecnología Industrial

Por Graciela M. Muñiz Cardona (graciela.muniz@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 9 de diciembre de 2011

Representa con orgullo lo que es ser colegial. Su dedicación, talento, disciplina y enfoque han sido claves para alcanzar el éxito que hoy disfruta. Christie Rodríguez Ramírez, del Departamento de Biotecnología Industrial (Biotec) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), recibió dos importantes reconocimientos por su trabajo científico, presentado durante la Annual Biomedical Research Conference for Minority Students (ABRCMS), que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre en St. Louis, Missouri, donde estuvieron representados alrededor de 1,300 afiches.

La investigación, en la que lleva trabajando dos años, recibió el Outstanding Poster Presentation en la categoría Engineering, Physics and Math; y el Interdisciplinary Research, una nueva categoría incluida este año, en la que se reconocieron 41 estudiantes de un total de 160 que estaban compitiendo.

“Que hayan reconocido mi proyecto como interdisciplinario, para mí es bien importante, ya que yo soy una estudiante de Biotecnología y trabajo en un laboratorio de Ciencias en Materiales de Ingeniería, que no tiene que ver nada con lo que yo estudio, y he tenido que aprender a tener un balance entre Ingeniería, Física, Química y Biología para poder llevar a cabo mi investigación. Que me den el reconocimiento, para mí es bien importante porque demuestra que uno es un estudiante versátil, que cuando se le enfrenta un problema, uno puede utilizar todos los recursos alrededor para resolverlo”, puntualizó.

El afiche que la hizo merecedora de dichos premios se titula: Surface Functionalization of Iron Oxide Nanoparticles for Magnetic Drug Targeting, en la que estudia el aumento de la eficiencia de quimioterapias convencionales al utilizar una plataforma de unas nanopartículas magnéticas para dirigir la droga al área afectada por el cáncer, utilizando un campo magnético externo.

“Es un método bien sencillo en el que, una vez obtenidas mis partículas, yo tengo que modificar la superficie de ellas para poder pegarle una droga quimioterapeútica. Esas partículas no tienen ninguna funcionalidad en su superficie y uno de los objetivos es poder encontrar una molécula que yo le pueda pegar para hacer ese encaje entre la droga que yo quiero y la nanopartícula. Una vez logro pegar esta droga, ahora puedo utilizar ese conjunto para magnetic drug targeting, donde se utiliza la plataforma de la partícula magnética para dirigir la droga al área patológica, que sería donde está el tumor”, sostuvo.

Según explicó, esto se hace, ya que uno de los problemas más grandes con los tratamientos de cáncer, como lo son la quimioterapia y la radioterapia, es que tienen efectos secundarios que afectan también a las células buenas. “Al tener este sistema que puede concentrar la terapia en un área, reduce esos efectos, ya que se concentraría en el área afectada y no estaría circulando a través de todo el cuerpo por tanto tiempo, afectando también otros órganos buenos”.

Para esta joven de 22 años, es más que un orgullo el que su investigación haya sido reconocida por parte de prestigiosas universidades que allí se presentaron. “Me encantó la experiencia porque es la primera vez que compito en una sesión de poster a nivel nacional, y, usualmente, en este tipo de evento uno no tiene mucha visita, sino que vienen aquellas personas que te evalúan. Esta vez, me encantó, porque tenía un montón de personas a mi alrededor visitando mi poster, haciéndome preguntas, profesores, reclutadores y evaluadores de diferentes universidades como MIT (Massachusetts Institute Technology), Rutgers University, entre otras”.

De hecho, aseguró que la enriquecedora experiencia, además de brindarle la oportunidad de presentar su proyecto, y transmitir sus conocimientos a otras personas, le sirvió para aprender de los otros trabajos.

“Pude hacer ese networking entre profesores de otras universidades y recibir comentarios positivos acerca de mi investigación, y sugerencias de cómo seguir hacia los diferentes pasos que quiero hacer”, abundó.

Esta estudiante de quinto año universitario, pertenece al grupo interdisciplinario (IRG2) que dirige el doctor Oscar J. Perales Pérez, del Departamento de Ciencias de Ingeniería y Materiales.

Según explicó, estaba interesada en hacer un trabajo en el área de Biología, sin embargo, le llamó la atención el estudio que le propuso su profesor.

“Cuando el doctor Perales me habló de este proyecto nuevo interdisciplinario, que involucraba Biología, Química y Materiales, sonó tan emocionante, especialmente, la aplicación que tiene que es para tratamiento de cáncer, además de que yo lo que quiero es continuar mis estudios graduados en Biología del cáncer y quiero enfocarme en poder desarrollar nuevas terapias o mejorar técnicas de diagnósticos para diferentes tipos de cáncer”.

A principios de este año, la estudiante recibió una beca de investigación de parte de la alianza establecida entre el MD Anderson Cancer Center y el Centro de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (UPR), por sus investigaciones relacionadas con el cáncer.

“A todas aquellas personas que han tenido la oportunidad de hacer investigación, busquen oportunidades de poder presentar sus trabajos, tanto a nivel nacional como regional, porque una de las cosas más importantes es poder transmitir ese conocimiento científico que estás desarrollando. El punto de ser un buen científico, no es solo crear conocimiento, sino transmitirlo, y esas oportunidades son bien buenas, en especial, si consideras seguir estudios graduados, ya que las universidades ven en ellas el potencial que tiene un estudiante de poder ser un buen investigador en el futuro”.

Al mismo tiempo, exhortó a otros jóvenes a buscar información acerca de los diferentes programas de investigación que hay en el RUM. “Estos programas ayudan a buscar recursos a los estudiantes, y no solo eso, sino que proveen ayuda económica. Una de las mejores experiencias que me ha pasado es que soy parte del Programa de MARC (Minority Access Research Careers), y así me he enterado de muchísimas universidades, programas de verano y oportunidades de estudios graduados”.

El trabajo científico no ha concluido, por lo que, actualmente, se encuentra concentrada en su publicación. “Si Dios me lo permite, estamos en las etapas finales de la investigación, y al final de este año académico esperamos comenzar a trabajar con el escrito”, concluyó.

Doble orgullo para Biotec

De otra parte, la estudiante Melissa Cruz Acuña, del Departamento de Biotecnología Industrial (Biotec), recibió un reconocimiento internacional durante la conferencia Emerging Researchers National (ERN) Conference in Science, Technology, Engineering and Mathematics (STEM), que se llevó este año en Washington, D.C.

Durante el evento, organizado por la American Association for the Advancement of Science (AAAS), Education and Human Resources Program (EHR) y la National Science Foundation (NSF) Division of Human Resource Development (HRD), Cruz presentó su proyecto de investigación titulado: Synthesis of Ni-doped ZnSe@ZnS Quantum Dots and their Cytotoxicity on Human Pancreatic Carcinoma Cells, que consiste en sintetizar este tipo de partículas, que pueden ser aplicadas en terapias contra el cáncer. Este proyecto es realizado bajo la mentoría de Sonia J. Bailón, estudiante graduada del Departamento de Química.

“Los quantum dots son nanocristales hechos de materiales semiconductores que tienen la propiedad de emitir fluorescencia cuando son irradiados por luz a longitudes de onda específicas. Las propiedades ópticas y la estabilidad química de estos materiales han hecho que sean considerados como agentes prometedores para diversas aplicaciones, entre ellas, la nanomedicina”, abundó.

Durante la presentación oral, esta joven de 22 años, explicó el trabajo que está realizando con la síntesis de materiales específicos para aplicarlo a una terapia contra el cáncer, conocida como terapia fotodinámica, la cual se aplica a pacientes que tienen tumores en la piel o están en sus primeras etapas.

“En este tratamiento se utiliza un compuesto orgánico que es sensible a la luz, y cuando se le inyecta al paciente y se le irradia con luz, ese compuesto orgánico que ya está ahí, empieza a activarse y a provocar la producción de especies tóxicas de oxígeno y elimina las células cancerosas”, añadió. Cruz, quien cursa su quinto año de Biotecnología Industrial, resultó ganadora en la división subgraduada de Nanociencia/Física.

El galardón, también, incluyó $ 200 en efectivo. Algunos de los aspectos que tomaron en consideración para otorgarle este reconocimiento fue la proyección con la que se presentaba ante el público, la organización del proyecto y cómo respondía a las preguntas formuladas.

“Me sentí bien contenta, y doy gracias a Dios por haber sido escogida como la ganadora”, expresó. Tras recibir el premio, la alumna solicitó la beca Electronic, Magnetic & Photonic Materials Division Gibert Chin Scholarship, que le fue concedida. Esta subvención es otorgada a quienes están realizando estudios en temas relacionados con la síntesis y procesamiento de materiales. La dádiva que constó de $ 2,000, será entregada durante la Conferencia Anual The Minerals, Metals & Materials Society (TMS), el próximo 15 de marzo de 2012 en Orlando, Florida.

“El ser galardonada con esta beca me tomó por sorpresa, ya que mi currículo está más enfocado al área de Biología. Estoy agradecida de Dios por estos logros, y me siento muy contenta de tener mentores excelentes que apoyan fielmente a sus estudiantes”, refiriéndose al doctor Marcelo Suárez, director del Centro NSF-CREST (Centro de Nanotecnología para Aplicaciones y Sistemas Biomédicos y Energéticos); al doctor Oscar Perales, su mentor y codirector de NSF-CREST; a su mentora Sonia Bailón; y a su profesora de Biología General, la doctora Vivian Navas Almeyda.

Asimismo, agradeció al Programa Minority Access to Research Careers (MARC), el apoyo, la orientación y las herramientas para alcanzar sus metas y realizar la investigación, tanto en el Colegio como en los Estados Unidos. De igual forma, a NSF-CREST por el apoyo económico; y al Programa de Biotecnología Industrial (Biotec), por “ofrecer un currículo de excelencia, que dado a su naturaleza interdisciplinaria, es capaz de abrir muchas puertas de diversas oportunidades a sus estudiantes”.


  • Christie Rodríguez Ramírez recibió dos importantes reconocimientos por su trabajo científico, presentado durante la <em>Annual Biomedical Research Conference for Minority Students</em> (ABRCMS).<br>Suministrada
  • Christie Rodríguez Ramírez presentando su afiche titulado: <em>Surface Functionalization of Iron Oxide Nanoparticles for Magnetic Drug Targeting</em>.<br>Suministrada
  • Melissa Cruz Acuña (derecha) junto a su mentora, Sonia J. Bailón, en el laboratorio.<br>Suministrada
  • Melissa Cruz Acuña, durante un internado de verano en Massachusetts Institute of Technology (MIT).<br>Suministrada
Christie Rodríguez Ramírez recibió dos importantes reconocimientos por su trabajo científico, presentado durante la <em>Annual Biomedical Research Conference for Minority Students</em> (ABRCMS).<br>SuministradaChristie Rodríguez Ramírez presentando su afiche titulado: <em>Surface Functionalization of Iron Oxide Nanoparticles for Magnetic Drug Targeting</em>.<br>SuministradaMelissa Cruz Acuña (derecha) junto a su mentora, Sonia J. Bailón, en el laboratorio.<br>SuministradaMelissa Cruz Acuña, durante un internado de verano en Massachusetts Institute of Technology (MIT).<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2083