portico
Skip Navigation

A conocer aún más sobre la genética de la cotorra puertorriqueña

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 13 de enero de 2012

El Proyecto del Genoma de la Cotorra Puertorriqueña (PGCP) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) iniciará, durante este semestre académico, la segunda fase de la secuenciación del ave endémica, catalogada en peligro de extinción.

Tras establecer el precedente científico de lograr que la cotorra local fuera la primera de su especie, a nivel mundial, en contar con un mapa genético, los doctores Taras Oleksyk, Juan Carlos Martínez Cruzado y David Logue, del Departamento de Biología del RUM, se disponen a profundizar más en los estudios para así obtener una información más detallada.

"La intención es terminar el ensamblaje del genoma de la cotorra. Tenemos que hacer una segunda ronda de secuenciación, además de unos análisis de ensamblaje, para tener la secuencia en cada uno de los cromosomas", explicó Martínez Cruzado.

De esta forma, podrán conocer más sobre las características genéticas de la especie y contribuir en una propagación más efectiva. "En vez de solo mirar el mapa del genoma, queremos establecer la diversidad. Compararemos varios individuos. El problema es que la población ha disminuido y son muy similares unos a otros. La situación con eso, es que reaccionan igual al ambiente y si el ambiente cambia y uno muere, los demás también morirán. Queremos estudiar si podemos hacer algo para prevenir la desaparición de la especie y colaborar en la conservación", indicó, por su parte, Oleksyk.

Ambos hicieron las expresiones el pasado miércoles, 11 de enero, durante su primera actividad de este año de recaudación de fondos para el proyecto, que se llevó a cabo en el Restaurante Lazy Parrot, en Rincón. Su propietario Jim Behr donó tanto la utilización del lugar como el bufet para los asistentes.

Allí, una treintena de estudiantes colegiales afiliados a Taller Artístico Creativo Universitario (TACU) del RUM, se integró a la iniciativa al presentar sus obras de la cotorra puertorriqueña.

"Son interpretaciones diferentes. Lo que normalmente ven es una foto que se traduce en una pintura. En nuestro caso, mezclamos otras técnicas y ven algo distinto, con más estilo y variedad", explicó Yariel Caraballo Velázquez, estudiante de Artes Plásticas y actual presidente de TACU.

Las obras de estos jóvenes artistas se expondrán en el Zoológico de Mayagüez, durante el mes de febrero. Los colegiales donarán al PGCP parte del dinero recaudado por la venta de sus trabajos. Precisamente, el arte ha estado presente desde el inicio de esta propuesta, ya que los primeros fondos logrados fueron gracias a la venta de las obras de la artista francesa Audrey Guiblet.

Igualmente, en esta ocasión participaron otros artistas, como fue el caso de April Matisz, norteamericana radicada en Rincón, quien también donó los recuados de la venta de sus obras.

Y es que contrario a otros proyectos, que son subvencionados por agencias federales y locales, este es auspiciado por los puertorriqueños, lo que, de acuerdo con los investigadores, le añade más valor a la novel iniciativa.

"La cotorra es del pueblo de Puerto Rico y nos corresponde a los puertorriqueños salvarla, esperamos que el genoma sirva como instrumento para guiar los cruces que se llevan a cabo en los proyectos de recuperación y restauración de la cotorra", dijo Martínez Cruzado.

De hecho, según comentó Oleksyk, los editores de una revista científica, en la que publicarán esta investigación, destacaron la importancia de que la iniciativa sea subvencionada por dinero donado por los ciudadanos.

Durante la actividad de recuadación también participó el Zoológico de Puerto Rico con una exhibición de animales.

Los interesados en colaborar, pueden dirigir un cheque o giro postal a nombre de la Universidad de Puerto Rico, indicando que es para el PGCP y enviarlo a: 


Proyecto del Genoma de la Cotorra Puertorriqueña


Departamento de Biología


Recinto Universitario de Mayagüez


Call Box 9000


Mayagüez, Puerto Rico 00681-9000.


  • Los estudiantes de TACU se integraron al Proyecto del Genoma de la Cotorra Puertorriqueña al crear obras interpretativas del ave endémica.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM
  • El doctor Taras K. Oleksyk (izquierda) acompañado de Jim Behr, propietario de <em>Lazy Parrot</em>.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM
  • En el orden acostumbrado los doctores Juan Carlos Martínez Cruzado, Taras K. Oleksyk y David Logue, investigadores del proyecto.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM
  • La artista April Matisz también colaboró al donar los recaudos de las ventas de sus obras.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM
Los estudiantes de TACU se integraron al Proyecto del Genoma de la Cotorra Puertorriqueña al crear obras interpretativas del ave endémica.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUMEl doctor Taras K. Oleksyk (izquierda) acompañado de Jim Behr, propietario de <em>Lazy Parrot</em>.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUMEn el orden acostumbrado los doctores Juan Carlos Martínez Cruzado, Taras K. Oleksyk y David Logue, investigadores del proyecto.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUMLa artista April Matisz también colaboró al donar los recaudos de las ventas de sus obras.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez / Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2096