portico
Skip Navigation

Reconocen la excelencia del Programa de Buceo de CIMA

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 20 de enero de 2012

El Programa de Buceo del Departamento de Ciencias Marinas del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) logró ser admitido como miembro de la American Academy of Underwater Sciences (AAUS), una entidad de renombre internacional cuyo aval no solo reconoce que cumple con los más altos estándares de esa disciplina, sino que le requiere una serie de obligaciones adicionales que darán continuidad a su excelencia.

La afiliación ocurrió el pasado semestre académico, tras varios años de intentar unirse a la organización sin fines de lucro, fundada e integrada por un grupo de científicos dedicados a establecer y mantener los estándares del buceo en el campo de la ciencia y la academia. Según explicó el doctor Clark Sherman, oceanógrafo geológico y presidente de la Junta de Buceo de Ciencias Marinas (CIMA), la membresía conlleva retos, pero les brinda una serie de beneficios significativos, sobre todo, en la colaboración con otras instituciones adscritas.

"Lo más importante es que nuestra aceptación a la AAUS confirma que nuestro Departamento está participando en el buceo y en la investigación submarina de forma cónsona con los estándares de práctica y que el buceo científico en Ciencias Marinas es conducido de manera segura y efectiva", reiteró el catedrático en una breve comunicación en la que dio a conocer la noticia.

El Programa de Buceo de CIMA, que tiene lugar en la isla laboratorio Magueyes, en Lajas, es fundamental para una gran cantidad de proyectos de investigación en las cuatro especialidades medulares del Departamento a nivel graduado: oceanografía física, geológica, biológica y química, con todas las demás ramas relacionadas. Esa complejidad los convierte en el centro idóneo para contar con la prestigiosa afiliación de la AAUS, a juicio de Milton Carlo, director de Actividades Subacuáticas del Departamento.

"El buceo ha ido evolucionando a grandes escalas, al punto de que muchas universidades están compartiendo buzos de un lado al otro y las personas están haciendo estudios en distintas partes del mundo. La AAUS se formó hace bastante tiempo y ya ha logrado unos estándares que llevan a un nivel a sus buzos que requiere que todos sus miembros lo alcancen", precisó Carlo.

De hecho, agregó que ese requisito facilita la colaboración entre instituciones afiliadas a través de unas cartas de reciprocidad que agilizan los trámites de acreditación de los buzos cuando van a trabajar a una entidad diferente a la suya.

"Por ejemplo si un estudiante de CIMA va a California, va con esa carta que es un resumé de lo que ha hecho, los cursos aprobados, su evaluación médica y esa persona no tiene que hacer un récord nuevo y comenzar el proceso para llevarlo al nivel de buceo que deseen. Es una estandarización de todos los sistemas de buceo que tienen las universidades de Estados Unidos", añadió, al tiempo que enfatizó que la misma ventaja tendría un investigador visitante en el RUM.

Asimismo, este beneficio le otorga las credenciales necesarias a Ciencias Marinas para que sus recursos puedan bucear con agencias federales como la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, entre otras. De igual forma, la membresía de la AAUS ayudaría a garantizar fondos externos para subvencionar las actividades científicas de buceo de CIMA.

Carlo, quien también es geólogo egresado del Colegio, destacó que del mismo modo que obtienen estas oportunidades, los buzos del Programa deben cumplir con una serie de medidas que incluyen un certificado médico más riguroso y las certificaciones de primeros auxilios, Resucitación cardiopulmonar (CPR) y Oxygen Provider. Por otro lado, se les solicita un registro diario electrónico de las veces que salen a bucear, las profundidades y el número de personas que sale para cumplir con las estadísticas que lleva la organización.

Actualmente, CIMA cuenta con una docena de buzos activos, en su mayoría estudiantes graduados y alrededor de cuatro profesores que también integran el Programa. El director de Actividades Subacuáticas explicó que la mitad de este grupo ya cuenta con los requisitos y esperan certificar al grupo en su totalidad antes de finalizar este año académico.

"La importancia de esto es evitar accidentes. El hecho de que todos practiquen bien el buceo, disminuye el riesgo a que una persona tenga accidentes en el agua, si estamos preparados, vamos a ser más conscientes de lo que estamos haciendo. Un curso de buceo normal te certifica en cuatro salidas al agua;  nosotros llevamos a la gente al agua ocho, nueve, diez veces antes de sentirnos cómodos y darles su certificación para que salga en buenas condiciones, que conozca lo que está haciendo, que sea una persona responsable en el agua", reiteró Carlo.


  • El Programa de Buceo de Ciencias Marinas logró ser admitido a la <em>American Academy of Underwater Sciences</em>, cuyo aval reconoce que cumple con los más altos estándares de esa disciplina.<br>Archivo
  • La afiliación conlleva retos, pero le brinda a los buzos de CIMA una serie de importantes beneficios.<br>Archivo
El Programa de Buceo de Ciencias Marinas logró ser admitido a la <em>American Academy of Underwater Sciences</em>, cuyo aval reconoce que cumple con los más altos estándares de esa disciplina.<br>ArchivoLa afiliación conlleva retos, pero le brinda a los buzos de CIMA una serie de importantes beneficios.<br>Archivo

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2101