portico
Skip Navigation

A reforzar iniciativa de Ingeniería Farmacéutica

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 17 de febrero de 2012

La industria farmacéutica en Puerto Rico experimenta retos y transformaciones que el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) está listo para enfrentar, no solo en la preparación académica y en la experiencia que deben adquirir los profesionales que entrarán a ese campo, sino en las alianzas con estas empresas en vías de aportar al desarrollo económico del País.

De esa manera lo visualiza el doctor Carlos Velázquez, catedrático del Departamento de Ingeniería Química (INQU) y director del Centro de Investigación en Sistemas Particulados Orgánicos Estructurados (ERC-SOPS), un esfuerzo colaborativo con otras tres universidades de Estados Unidos subvencionadas por la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF) y por empresas de la industria que forman parte del consorcio.

Precisamente, un grupo de representantes de estas compañías visitó el Recinto el pasado 3 de febrero para conocer más a fondo los más recientes logros que se han alcanzado para optimizar la educación en Ingeniería Farmacéutica y fortalecer las relaciones entre la Academia y el sector privado.

La actividad, a la que asistieron además estudiantes adscritos al ERC-SOPS, profesores, así como los principales funcionarios universitarios, tuvo lugar en la Sala de conferencias del recién construido edificio que albergará el Centro de Desarrollo y Aprendizaje en Ingeniería Farmacéutica (C-PEDaL), ubicado al costado de INQU.

El doctor Velázquez tuvo a su cargo la bienvenida y la presentación inicial en la que explicó la misión y la trayectoria del grupo investigativo, repasó los logros de la iniciativa de estudios en esa área, y exaltó la importancia que tendrán las nuevas instalaciones.

Según explicó el catedrático, el Centro de Investigación en Ingeniería comenzó en Estados Unidos en el 2006 con un consorcio integrado por Rutgers University, como líder del colectivo; Purdue University; New Jersey Institute of Technology; y el Recinto Universitario de Mayagüez todos con el apoyo económico en partes iguales de la Fundación Nacional de la Ciencia y de las compañías que representan a la industria, un componente requerido para el esfuerzo.

"Ahora mismo estamos recibiendo cerca de $ 500 mil para la investigación y para la parte educativa, ya que otro de los requisitos es que una porción del dinero debe usarse específicamente para la educación en términos del conocimiento que se esté desarrollando, asegurarse que se transmita a alumnos o profesionales de la industria. Nosotros, por ejemplo, tenemos este programa de traer estudiantes de escuelas y también la iniciativa de construir las instalaciones donde podamos ofrecer adiestramientos", precisó.

El ingeniero químico abundó sobre ese elemento didáctico dentro del cual han insertado la iniciativa de Ingeniería Farmacéutica, que aunque no es un programa académico formal, les permite a los estudiantes de INQU graduarse con un certificado de cursos especializados en esa área.

"La iniciativa se compone de tres factores: una es la educación formal de estudiantes subgraduados y graduados del Colegio, tanto de sus cursos como la práctica en el laboratorio. El segundo, es traer alumnos desde kínder de escuela elemental hasta cuarto año de nivel superior para que tengan un mejor entendimiento de qué es la Ingeniería Farmacéutica y si les gusta, que soliciten eventualmente admisión al Recinto. Por último, el tercer componente es el de investigación en el que realizamos proyectos relacionados con la disciplina", reiteró.

Precisamente, Velázquez enfatizó en la relevancia que tendrán las nuevas instalaciones del C-PEDaL y cómo están atadas a toda su plataforma educativa e investigativa. Según reveló, los fondos que otorga la NSF y las empresas del consorcio tienen una duración de 10 años, plazo que culmina en el RUM en el 2016. En adelante, una de las metas de la iniciativa es que el Centro continúe operando de manera autosuficiente.

"Una de las propuestas es que las universidades dependan mayormente de proyectos con la industria y una cosa que hemos ido haciendo es tratar de establecer esa relación con las compañías ya con proyectos de antemano para que vean la capacidad que tenemos", adelantó el profesor, quien contempla varios modelos de colaboración para obtener el ingreso económico necesario.

El doctor Velázquez mencionó la posibilidad de contar con un laboratorio de analítica donde se puedan realizar medidas a los materiales y productos que hacen estas compañías. De igual forma, explicó que, desde las instalaciones, podrían ayudar a demostrar nuevas tecnologías, a resolver problemas de desarrollo de productos y a adiestrar a operadores, ingenieros, supervisores y profesionales de ese sector.

De hecho, el nuevo edificio para estos fines contará con varios laboratorios y un cuarto de control muy parecidos a los que usan las empresas, no solo para realizar los procesos en el espacio y con la tecnología adecuada, sino para proveer a los estudiantes un foro ideal que les sirva de experiencia en el campo.

"La industria farmacéutica ha venido cambiando muchísimo. Puerto Rico se va quedar con un sector de productos bien complejos que va a necesitar personas bien diestras, con buen conocimiento y qué mejor que unas instalaciones como estas para lograrlo. Yo creo firmemente que nosotros debemos poner esfuerzo a esta iniciativa porque hay una posibilidad bien real de impactar y transformar ese campo en Puerto Rico", expresó Velázquez, al tiempo que apostó al conocimiento y experiencia de los colegiales que se gradúan de INQU con el certificado en esa especialidad de la Farmacéutica.

Coincidieron con el catedrático dos de los representantes industriales, quienes no solo ven esta iniciativa como un adelanto para la Universidad, sino para sus empresas y para el sector económico del País.

Así lo constató Eric J. Sánchez, director de Servicios Técnicos de Janssen Ortho, LLC, para quien este esfuerzo es una gran oportunidad para que la Universidad demuestre a los distintos grupos su potencial en términos de recursos tecnológicos y humanos.

"Hace tiempo colaboramos con el Centro de Investigación en Ingeniería y hemos recibido los beneficios extraordinarios con la información que compartimos. Estamos hablando de investigación de primer orden. Hemos trabajado también con profesores buscando soluciones a problemas que nos impactan a nosotros en una colaboración mutua en la que nos beneficiamos ambos. En los últimos cinco o seis años hemos reclutado sobre 10 científicos que han venido de esta misma colaboración y estamos bien contentos, es un semillero extraordinariamente bueno de recursos para la Isla", aseguró.

De igual forma lo visualiza Amílcar Orengo, de la compañía Pfizer en Guayama, integrante de un equipo de investigación y desarrollo encargado de mejorar los productos, una tarea muy afín a lo que estaría realizando el Centro adscrito al Recinto mayagüezano. 

"A veces tenemos que depender de grupos externos para hacer una caracterización en algunos materiales y sus medidas porque no tenemos la facilidad en la planta. Esta iniciativa está encaminada a satisfacer las necesidades actuales de la industria, eso es lo que entendemos que hacía falta desde hace mucho tiempo", expresó el también egresado colegial de bachillerato y maestría en INQU y quien se siente sumamente orgulloso de los prospectos que se gradúan del Recinto.

La presentación contó con la participación de los doctores Jorge Rivera Santos, rector del RUM; Jaime Seguel, decano de Ingeniería; y Aldo Acevedo, director de INQU, entre otros representantes colegiales, profesores y estudiantes del Centro, quienes presentaron los afiches de sus trabajos investigativos. Al culminar la actividad, se hizo un recorrido por las nuevas instalaciones del C-PEDaL, que se espera inaugurar próximamente.


  • El doctor Carlos A. Velázquez explicó la misión y la trayectoria del grupo investigativo ERC-SOPS.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • La actividad contó con la asistencia de estudiantes adscritos al centro investigativo, profesores y los principales funcionarios universitarios.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Los representantes de la industria farmacéutica hicieron un recorrido por las instalaciones que albergarán el Centro de Desarrollo y Aprendizaje en Ingeniería Farmacéutica.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Los estudiantes subgraduados y graduados del Centro presentaron los afiches de sus trabajos investigativos.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El Centro de Desarrollo y Aprendizaje en Ingeniería Farmacéutica, ubicado al costado del edificio de Ingeniería Química, contará con laboratorios y un cuarto de control muy parecidos a los que usan en la industria.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
El doctor Carlos A. Velázquez explicó la misión y la trayectoria del grupo investigativo ERC-SOPS.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLa actividad contó con la asistencia de estudiantes adscritos al centro investigativo, profesores y los principales funcionarios universitarios.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLos representantes de la industria farmacéutica hicieron un recorrido por las instalaciones que albergarán el Centro de Desarrollo y Aprendizaje en Ingeniería Farmacéutica.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLos estudiantes subgraduados y graduados del Centro presentaron los afiches de sus trabajos investigativos.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl Centro de Desarrollo y Aprendizaje en Ingeniería Farmacéutica, ubicado al costado del edificio de Ingeniería Química, contará con laboratorios y un cuarto de control muy parecidos a los que usan en la industria.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Iniciativa de Ingeniería Farmacéutica
Iniciativa de Ingeniería Farmacéutica

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2129