portico
Skip Navigation

El RUM recibe a los escuchas

Por Wilfredo J. Burgos Matos (wilfredo.burgos@upr.edu)
Taller de Estudiantes PRENSA RUM

viernes, 24 de febrero de 2012

“El hombre que mira hacia adelante
y rema activamente su propia canoa,
modela su porvenir”.
Sir Baden-Powell, Padre del Escutismo

El Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) fue sede, al igual que muchas otras entidades, del Día del Ciudadano el pasado martes, 7 de febrero. La actividad, que forma parte de la tradicional Semana del Escutismo, contó con la participación de un nutrido grupo de escuchas del área oeste divididos en tropas y grupos combinados entre féminas y varones, conocidos como crews.

“Ese día, los jóvenes aprenden sobre la importancia de cada puesto administrativo de la institución que visitan para luego rendir un informe a su tropa o crew, y contarnos sobre los conocimientos adquiridos”, indicó Carlos A. Díaz, uno de los líderes del movimiento en la región, encargado del evento, y scout master de la Tropa 39 del Recinto.

Para dar inicio a la agenda programada, el grupo de sobre 30 estudiantes mostró su agradecimiento al rector, doctor Jorge Rivera Santos, al interpretar una adaptación del himno del Colegio.

Durante las horas en las que estuvieron en el Recinto, hicieron honor a su filosofía de ser un buen ciudadano, y ocuparon, de manera simbólica, puestos de alto rango. Por su parte, los funcionarios de la Institución también demostraron su compromiso con el grupo al recibirlos y darles a conocer más a fondo las responsabilidades de sus cargos administrativos.  "Ellos guardarán esa experiencia y la recordarán por siempre”, sostuvo Díaz, quien se desempeña como fotógrafo de la Oficina de Prensa del RUM.

Un movimiento que cambia vidas

El escutismo, según afirmó Díaz, es un movimiento que le cambia la vida a cualquier persona. Tal es el caso de Alberto Maldonado, estudiante en cuarto año del Colegio de Ciencias Agrícolas, quien tuvo la oportunidad de compartir su experiencia con Prensa RUM.

El joven, oriundo de Guayanilla, no tenía idea alguna sobre lo que trabajaba el movimiento cuando llegó al Recinto. De la mano del líder escutista, pudo conocer los propósitos y metas cívicas de la Organización.

“Yo llegué a la oficina de Carlos y estuvimos conversando sobre lo que me ofrecía este grupo. Lo seguí todo en orden y ya soy scout master en mi pueblo natal”, manifestó el alumno del Departamento de Ingeniería Agrícola, quien dirige la Tropa 1833 de ese municipio.  

Entretanto, Díaz aprovechó para hacer un llamado a las madres y a los padres para que busquen más información sobre los beneficios del escutismo.

“Mi recomendación a todo padre es que estudie qué cosas uno como guía hace para desarrollar a nuestros niños. En este programa, todo está escrito y si se sigue al pie de la letra, no cabe duda de que saldrá un líder hecho y derecho. Cabe recalcar, que es un trabajo voluntario y el compromiso debe estar desde el primer día para que el cometido sea exitoso”, manifestó.

Un poco de historia

El movimiento de escutismo nació en Inglaterra bajo la tutela de Roberth Stephenson Smyth Baden-Powell. Con el fin de promover las buenas obras y hacer campaña en contra del ocio, este dirigente ideó un campamento para experimentar la efectividad de lo que aprendió como militar.

Fue a principios del siglo XX cuando se consumó su plan y redactó un libro en el que recopiló las experiencias de la práctica que llevó a cabo en su hazaña.  

A medida que que se conoció lo beneficioso de este programa para los jóvenes, este comenzó a propagarse por el resto del mundo. Específicamente en los Estados Unidos, el escutismo fue introducido por un publicista llamado William D. Boyce, quien tuvo la experiencia de perderse en las calles de Londres y ser rescatado por un niño escucha para poder completar su tarea en dicha ciudad. Asombrado por la hospitalidad del menor, Boyce le preguntó más acerca de su vocación por ayudar a los demás y fue entonces cuando lo refirió a Baden-Powell. En su oficina aprendió más sobre el movimiento y consultó literatura relacionada con el mismo.

Oficialmente, el 8 de febrero de 1910, Boyce obtuvo el permiso de parte del Congreso de los Estados Unidos para instalar el movimiento en su país. Desde ese momentó, se presagió el éxito con el que hoy cuenta la Organización Internacional del Movimiento Scout (WOSM), pues sobre 25 millones de participantes en todo el mundo perpetúan el legado y los mismos objetivos desde que la colectividad se fundó.

En Puerto Rico, aunque existe evidencia histórica del establecimiento de tropas desde el 1910, se fundó el Concilio de Puerto Rico de Niños Escuchas de América oficialmente para el 1927.


  • Los jóvenes se prepararon desde tempranas horas en la mañana para iniciar las labores del día.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Un grupo de escuchas interpretó una canción inspirada en el himno del RUM durante la visita al Rector.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Como parte de la agenda, tuvieron la oportunidad de ocupar puestos y entender la importancia de los mismos.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • En el Colegio, un gran número de afiliados al movimiento escucha participó del Día del Ciudadano.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
Los jóvenes se prepararon desde tempranas horas en la mañana para iniciar las labores del día.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMUn grupo de escuchas interpretó una canción inspirada en el himno del RUM durante la visita al Rector.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMComo parte de la agenda, tuvieron la oportunidad de ocupar puestos y entender la importancia de los mismos.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEn el Colegio, un gran número de afiliados al movimiento escucha participó del Día del Ciudadano.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2136