portico
Skip Navigation

A erradicar la desigualdad

Por Wilfredo J. Burgos Matos (wilfredo.burgos@upr.edu)
Taller de Estudiantes PRENSA RUM

viernes, 23 de marzo de 2012

Hoy vas a ser la mujé

que te dé la gana de ser

hoy te vas a querer

como nadie ta sabio queré

Fragmento de Ella

 

Mujer, si al llegar de tu trabajo te espera una avalancha de menesteres domésticos y por estos no recibes ayuda alguna, eres víctima de la doble jornada. Tareas como planchar, cuidar de los niños, mapear, entre otras, son las que realizas sin remuneración, y como consecuencia no tienes tiempo para ti misma.

Desde el nacimiento, la sociedad asigna roles de acuerdo al sexo, y estas expectativas imponen a los hombres y mujeres deberes y responsabilidades por separado que no promueven la equidad.

Con el fin de erradicar este tipo de segregación, el Programa de Prevención de Violencia por Género y el proyecto Siempre Vivas, llevaron a cabo el taller Mujer trabajadora, doble jornada, en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) el pasado martes, 6 de marzo.

“En conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora, el objetivo es llevar a la comunidad universitaria la información de cuál es ese gran reto que tiene la mujer puertorriqueña, y las féminas en el mundo, que es la doble jornada”, explicó la profesora Luisa Seijo Maldonado, directora del Programa de Prevención.

Por su parte, la joven Coraly León, estudiante de Ciencias Sociales (CISO), coordinadora de dicho programa, y una de las conferenciantes, añadió que uno de los propósitos era informar a las mujeres que hay alternativas para este tipo de situaciones.

El foro contó además con la participación de las alumnas Adaris Acevedo, del Departamento de Psicología, y Verónica Montalvo, de CISO. 

Ambas compartieron sus conocimientos y recomendaciones referentes al tema en discusión. Asimismo, promovieron la participación de los asistentes, quienes se mostraron alertas ante esta realidad, que es catalogada, en la actualidad, como una de las formas de discrimen más comunes.

Según relataron, ocho de cada diez mujeres trabajadoras terminan su labor asalariada para enfrentarse a la faena del hogar. Mientras, otras combinan ambos quehaceres desde su trabajo, a la misma vez. 

“Hay mujeres que tienen que estar coordinando, dentro del mismo trabajo, quién recoge los nenes, entre otras cosas”, añadió Seijo, al tiempo que recalcó que el taller funcionó como repaso a estas circunstancias y sirvió como puente de liberación ante esta realidad.

“Queremos crear conciencia en las mujeres de Puerto Rico, y estos proyectos lo persiguen. Hay que prevenir y evitar situaciones dentro de la Universidad y a nivel social en general”, indicó León.

Hay posibilidad de cambio

Como parte de la intención didáctica del taller, se ofrecieron alternativas para combatir esta doble función de las mujeres. En el ámbito del hogar, instaron a dividir las tareas domésticas, desarrollar estrategias de diálogo y negociación con otros miembros del núcleo familiar para promover la equidad, y así tener tiempo para la recreación y el disfrute de actividades placenteras.

Entre las indicaciones para el ámbito laboral, recomendaron instaurar centros de cuidado de niños y niñas, así como otorgar licencias especiales para maternidad, lactancia, entre otras. A su vez, sugirieron realizar varios ejercicios para manejar las emociones que se suscitan al tener tantas responsabilidades.

Las panelistas coincidieron en que el reto está en perpetuar afirmaciones positivas y tener fuerza de voluntad.

“Tenemos que empezar a valorarnos y amarnos a nosotras mismas. Cuando uno se ama a sí mismo es capaz de darse a respetar y brindarse el espacio necesario para nuestro desarrollo como individuos”, expresó Seijo.

Mientras, León puntualizó que “estamos en el Recinto para ofrecerles apoyo ante estas situaciones difíciles. Nos tienen aquí y pueden venir a buscar la ayuda que necesitan. Lo peor que se puede hacer es no hacer nada”.

Para más información, puede comunicarse con la profesora Luisa Seijo al (787) 390-3371, pasar por la oficina del Programa de Prevención que está ubicada en la Residencia 5B frente al edificio Sánchez Hidalgo, o comunicarse con la coordinación del Proyecto Siempre Vivas al (787) 832-4040, extensión 6203.


  • De izquierda a derecha, Verónica Montalvo, Coraly León y Adaris Acevedo, tomaron la batuta de la actividad y ofrecieron alternativas ante la doble jornada de la mujer. <br>Amer Otero / Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • La profesora Luisa Seijo Maldonado, directora del Programa de Prevención por Género, contestó preguntas y aportó opciones para erradicar este tipo de discrimen.<br>Amer Otero / Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Los presentes se mostraron muy alertas ante las recomendaciones de las educadoras.<br>Amer Otero / Taller de Estudiantes Prensa RUM
De izquierda a derecha, Verónica Montalvo, Coraly León y Adaris Acevedo, tomaron la batuta de la actividad y ofrecieron alternativas ante la doble jornada de la mujer. <br>Amer Otero / Taller de Estudiantes Prensa RUMLa profesora Luisa Seijo Maldonado, directora del Programa de Prevención por Género, contestó preguntas y aportó opciones para erradicar este tipo de discrimen.<br>Amer Otero / Taller de Estudiantes Prensa RUMLos presentes se mostraron muy alertas ante las recomendaciones de las educadoras.<br>Amer Otero / Taller de Estudiantes Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2170