portico
Skip Navigation

El compromiso persiste

Por Wilfredo J. Burgos Matos (wilfredo.burgos@upr.edu)
Taller de Estudiantes PRENSA RUM

viernes, 20 de abril de 2012

Si tienes mucho, da mucho; 
si tienes poco, da poco: 
pero da siempre.

Anónimo

La tierra tembló más de un minuto, se activó la alarma de tsunami, el mundo entero se estremeció, y el vecino Haití quedó sumido entre los escombros y la desesperanza el pasado 12 de enero de 2010.

Un fuerte terremoto de magnitud 7.3 en la escala Richter sacudió al vecino país hace poco más de dos años. Desde ese desastroso momento, son innumerables las respuestas de ayuda recibidas. Varios países asumieron la responsabilidad de socorrer al pueblo haitiano no tan solo para superar la pérdida de sus hogares y familiares, sino también para sobrellevar los padecimientos físicos provocados por esa catástrofe de gran magnitud.

Puerto Rico hizo su parte y entre la delegación boricua se encontraba la doctora Janet Renou, profesora de francés en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). Guiada por su conocimiento en uno de los idiomas principales del mencionado país, sirvió de intérprete a los médicos que trabajaron con Limbs for Haiti, una organización sin fines de lucro dedicada a trabajar con ortopedia y prótesis. Este grupo, que tiene su sede en el municipio de Ponce, impacta de 15 a 20 pacientes mensualmente.

La educadora, esperanzada en seguir colaborando con el propósito de este proyecto, motivó a los estudiantes de sus cursos a participar mediante la venta de una rifa. Los fondos se sumarían a la incesante labor de los galenos en la capital haitiana.

“Haití es el territorio francófono más cercano a Puerto Rico. En ese sentido, es mi responsabilidad incitar a mis alumnos a tener cercanía con el mismo. Esta rifa les dio esa oportunidad gracias al interés que tiene Limbs for Haiti de ayudar a los más necesitados, obra de la que fui testigo”, indicó Renou.

Como bien añade la también catedrática del Departamento de Humanidades del RUM, es importante tener en mente que somos vecinos de un país que ha sufrido mucho y que no se ha recuperado del todo. Asimismo, recalcó la importancia de utilizar como herramienta para este fin el aprendizaje de la lengua francesa.

“Esta obra de carácter humanitario le abrió la puerta a mis estudiantes para comprender y demostrar que el idioma es una conexión que concuerda con lo que aprenden en el aula de clase y el conocimiento de una nueva cultura. Teniendo eso claro, inspiraba mucho más a ayudar al pueblo haitiano”, puntualizó.

Dos libretas por cada estudiante fueron las responsables del recogido de la dádiva que promoverá y consolidará un mejor porvenir para Haití. Los estudiantes del curso de francés de la doctora Renou vislumbran seguir trabajando con otros planes que fomenten la labor caritativa con la mencionada nación, para así nutrir el enlace entre el lenguaje y la labor filantrópica.


  • La doctora Renou, al centro, acompaña a parte del grupo que colaboró con <em>Limbs for Haiti</em>. Los alumnos de los cursos de FRAN 3141 y 3142 de la educadora, vendieron sobre mil boletas para la causa.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2189