portico
Skip Navigation

Colegiales embajadores de la NASA

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 20 de abril de 2012

Cuatro colegiales fueron seleccionados como parte del prestigioso programa de Embajadores Estudiantiles de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). 

Los jóvenes Omar García Ricard, estudiante doctoral de Ingeniería Química (INQU);  Karen Guerrero Medina, alumna que cursa el bachiller en INQU; Linamaría Pérez y Jaseft Canales Oppenheimer, estudiantes subgraduados de Ingeniería Mecánica (INME), del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), fueron los merecedores de esta distinción lograda por su alto desempeño en internados con la agencia.
 
Los futuros ingenieros, ahora forman parte del exclusivo grupo que está constituido por 100 jóvenes pertenecientes a 73 universidades de Estados Unidos y Puerto Rico. El proyecto promueve la interacción entre sus miembros a través de la creación de comunidades virtuales en las que se forman cuatro cohortes. Asimismo, esta oportunidad les provee la experiencia de servir como mentores a otros estudiantes que comienzan internados o proyectos en la NASA.
 
“Para mí es un logro y un gran orgullo haber sido seleccionado como embajador estudiantil dentro de todos aquellos que fueron nominados por sus importantes aportaciones a la misión de NASA”, expresó García Ricard.
 
El aspirante a grado de doctor, cursa su cuarto año y está enfocado en la investigación titulada Síntesis de materiales nanoporosos para la remoción y almacenamiento de dióxido de carbono por adsorción dirigida por el doctor Arturo Hernández Maldonado, catedrático de INQU.
 
“Esta experiencia aporta a mi desarrollo académico y profesional pues me da la oportunidad de conocer y trabajar con científicos, investigadores e ingenieros de NASA que no necesariamente pertenecen a mi área de investigación. Esto me permite ver de cerca y desde un marco de referencia más amplio los objetivos y los nuevos retos que NASA enfrentará en los próximos años”, sostuvo el colegial.
 
Para Guerrero Medina, también de INQU, representa una posibilidad de motivar a preuniversitarios para que se interesen en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM).
 
“Ser embajador estudiantil de NASA es un gran honor para mí, ya que a través de este programa podré compartir con otros alumnos y profesionales experiencias que me han ayudado a ser mejor profesional como lo fue trabajar en NASA-Glenn Research Center el verano pasado. A su vez, inspirar a estudiantes a que tengan experiencias similares que enriquezcan su vida académica y personal”, indicó la joven, quien concentra su investigación subgraduada en el área de nanomateriales.
 
Agregó que al pertenecer a este programa puede “dar un poco de lo que ya he recibido”. “Parte de mi rol es promocionar las diferentes oportunidades que NASA provee a estudiantes y cómo estas les ayudan a crecer como persona y profesional. Siendo un vivo ejemplo de eso, mi meta es promover su imaginación y sus sueños. Más aún, demostrarles que si son perseverantes y dedicados, sus metas pueden ser alcanzadas”, puntualizó.
 
Coincidió Canales Oppenheimer, de INME, quien a través del año participa en varias presentaciones y conferencias alrededor de la Isla para promover el interés por las disciplinas STEM.
 
“Haber sido reconocido como embajador estudiantil de NASA, para mí representa un gran orgullo, ya que la agencia espacial solo nomina a aquellos participantes de internado sobresalientes que han demostrado el compromiso de educar a los demás sobre NASA y una excelencia continua en las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas”, dijo el colegial, quien en el 2011 también formó parte de este selecto grupo.
 
Desde el 2009, el joven integra el proyecto Motivating Undergraduates in Science and Technology (MUST) y a través de ese programa ha participado durante los pasados dos veranos en internados en el Centro Espacial Lyndon B. Johnson en Houston, Texas.
 
“Esta oportunidad pone a mi disposición numerosos recursos que promueven grandemente mi desarrollo académico y profesional. Entre los beneficios que tenemos como embajadores estudiantiles de NASA se destaca la oportunidad de conocer a un sinnúmero de personas tanto en la academia como en la industria que muchas veces se convierten en nuestros mentores.
Nos sirven de ejemplo a seguir para lograr alcanzar el mismo éxito que ellos, con mucho esfuerzo y dedicación, han obtenido y a la vez nos motivan a llegar cada vez más lejos como estudiantes y profesionales”, sostuvo el futuro ingeniero mecánico, quien investiga en el área de sistemas robóticos aéreos completamente autónomos.
 
Por su parte, el doctor Hernández Maldonado explicó que el proceso para solicitar ser considerado para este distinguido grupo es muy competitivo, por lo que “los estudiantes que logran esto se deben de sentir muy orgullosos por la distinción y, sobre todo, la gran oportunidad”.
 
En su caso particular, se siente honrado de ser mentor de García Ricard y Guerrero Medina. “Ambos pertenecen a nuestro Departamento de Ingeniería Química y a mi grupo de investigación. Aunque el nivel de trabajo de investigación que cada uno realiza es muy distinto (doctoral versus subgraduado), he tenido el privilegio de ver a ambos crecer y desempeñarse de manera excepcional”, indicó.
 
Aparte de los cuatro alumnos pertenecientes al RUM, este año también seleccionaron otros cuatro puertorriqueños de otras universidades de la Isla.
 
“Me siento muy contento también al saber que de los 100 embajadores que se escogieron a nivel nacional en este cohorte, ocho somos de Puerto Rico, y cuatro de estos, de nuestro Colegio de Mayagüez”, concluyó García Ricard.

  • Karen Guerrero Medina, estudiante subgraduada de INQU.<br>Suministrada
  • Jaseft Canales Oppenheimer, estudiante subgraduado de INME.<br>Suministrada
  • Linamaría Pérez, estudiante subgraduada de INME.<br>Suministrada
  • Omar García Ricard, estudiante doctoral de INQU.<br>Suministrada
Karen Guerrero Medina, estudiante subgraduada de INQU.<br>SuministradaJaseft Canales Oppenheimer, estudiante subgraduado de INME.<br>SuministradaLinamaría Pérez, estudiante subgraduada de INME.<br>SuministradaOmar García Ricard, estudiante doctoral de INQU.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2191