portico
Skip Navigation

Hacia una cultura empresarial y de innovación tecnológica

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 4 de mayo de 2012

Con la mirada fija hacia la meta de crear mayor conciencia, identidad y una cultura empresarial que permita evolucionar los proyectos de investigación, en productos y servicios que apoyen la transferencia de conocimiento y que, a su vez, redunden en beneficios para sus gestores, para la institución y para el País.

Hacia esa ruta continúa el proyecto Innovación colegial: Del laboratorio al mercado cuya misión es comercializar las ideas científicas que se desarrollan en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). Conformado hace más de un año como un esfuerzo interdisciplinario, sus directivos anunciaron la implantación de una serie de medidas, con las que esperan reforzar su ideal. Estas incluyen el ofrecimiento de varios cursos dirigidos a estudiantes graduados, así como presentaciones a inversionistas de algunos de los proyectos con potencial de generar un rendimiento para la Universidad.

De esa manera lo confirmaron las principales entidades que conforman el colectivo, del Recinto: el Centro de Investigación y Desarrollo (CID), el Centro de Negocios y Desarrollo Empresarial (CNDE) del Colegio de Administración de Empresas y los decanatos de Artes y Ciencias, e Ingeniería. Asimismo, un componente vital en el consorcio es el Corredor Tecnoeconómico de Puerto Rico (PRTEC).

"Es una iniciativa que persigue ayudar a nuestros investigadores, científicos y estudiantes graduados que están desarrollando inventos que, en algunos casos se protegen mediante patentes, y que tienen potencial comercial. La idea es tratar de proveer el ecosistema de apoyo que permita que se den las condiciones adecuadas para que esa transferencia de tecnología que comienza en nuestros laboratorios termine con nuevos productos y servicios en el mercado; que en el proceso todos se beneficien", precisó el doctor Walter Silva, director del CID.

Por su parte, Nelson Perea Fas, director ejecutivo de PRTEC, explicó que esta encomienda cobra mayor significado en una institución como el Colegio con características particulares y logros muy relevantes.

"Es el Recinto con más patentes en Puerto Rico y que esas patentes se mantengan guardadas sin generar nada, es no maximizar su potencial. Por tal razón, esa mentalidad empresarial y comercial tiene que insertarse. Ya sabemos que el RUM ha sido bueno en lograr excelentes egresados a quienes reclutan las mejores compañías del mundo y ha obtenido, de forma estable, hacer mucha investigación, pero el próximo paso de ese eslabón es la comercialización que resulte en la creación de nuevas empresas, productos y actividad económica para el País", destacó.

Uno de los ejemplos más contundentes de esta iniciativa es el de la empresa ganadora de la más reciente edición de la competencia EnterPRize, conocida como Cutting Edge Superconductors, cuyo fundador y principal oficial ejecutivo es el doctor Yong Jihn Kim, profesor del Departamento de Física del RUM.

Gracias al impulso que le dio ese premio a finales del pasado año, en conjunto con el apoyo que le ha brindado Innovación colegial, la compañía especializada en suplir cables de alta superconductividad a los equipos de MRI, se encuentra ahora en proceso de buscar capital de riesgo para desarrollar los prototipos necesarios. Ese paso es necesario para que el producto pueda ser evaluado por las industrias que manufacturan esta tecnología.

"Nosotros ya sometimos una propuesta de financiamiento al Gobierno de Puerto Rico, que ha otorgado incentivos a compañías de alta tecnología. Además, hemos hablado con inversionistas y recientemente recibimos una oferta privada de $ 1 millón", comunicó el doctor Kim, quien aspira a establecer en Mayagüez su empresa, la que se estima generaría ingresos en su primer año de $ 500 mil y crearía a largo plazo, unos 500 empleos.

Tanto el doctor José I. Vega, director del CNDE, como Perea Fas enfatizaron que la entidad del doctor Kim es solo uno de varios proyectos que se realizan actualmente en el Recinto con un gran potencial económico y que reciben la asesoría de Innovación colegial. De hecho, mencionaron otros esfuerzos de los doctores Carlos Rinaldi y Eduardo Juan, de Ingeniería Química e Ingeniería Eléctrica y de Computadoras, respectivamente, quienes también resultaron finalistas de EnterPRize.

El director del CNDE explicó que el grupo aspira a lograr que mayores productos e inventos creados en el RUM trasciendan del laboratorio al mercado por lo que han planificado una serie de eventos que darán mayor forma a ese sistema de apoyo necesario para el proceso. Uno de ellos es el ofrecimiento de cursos que brindarán herramientas, en especial a los estudiantes colegiales para ayudarles a lanzarse como futuros empresarios.

Este semestre, Vega ofreció una clase graduada de Mercadeo en la que sus alumnos tuvieron la encomienda de preparar planes para varias propuestas comerciales, entre ellas la del doctor Kim y la de un grupo de discípulos de la Facultad de Ingeniería.

Otros dos cursos relacionados que estarán disponibles a partir de agosto 2012 son: Planificación de negocios y estrategias de comercialización para empresas de tecnología (ADMI 6005) en ADEM, que dictará el doctor Vega; y Propiedad Intelectual para Científicos e Ingenieros (INTD 5007), a cargo de la licenciada Elvia Camayd, del Colegio de Ingeniería. Estos formaran parte de una nueva secuencia curricular conjunta entre ambas facultades en Protección de Propiedad Intelectual y Comercialización de Tecnologías, propuesta para comenzar a principios del 2013.

El primero, se enfocará en la transformación de hallazgos científicos a negocios empresariales, mientras que el segundo preparará al estudiante de manera que pueda reconocer, proteger y explotar toda la propiedad intelectual que surja de sus trabajos.

“Los ingenieros son innovadores profesionales, creadores prolíficos de propiedad intelectual por la naturaleza misma de su profesión. La educación juega un papel importante apoyándolos en la creación de productos u oportunidades de desarrollo de procesos que tienen como resultado una propiedad intelectual única. Esta es la base fundamental sobre la cual se puede construir una actividad empresarial”, aseguró Camayd, asistente de Investigación en el decanato de Ingeniería y coordinadora de la Oficina de Propiedad Intelectual y Transferencia de Tecnología.

Vega y Perea Fas coincidieron en la importancia de concentrarse en los estudiantes, pues son, a su juicio, los responsables de conducir la mayoría de las investigaciones que se llevan a cabo en la Academia.

“Es uno de los componentes para continuar fortaleciendo que se hagan estas cosas de forma más seguida y con mejores resultados. Necesitamos que los alumnos graduados entiendan mejor el proceso de comercialización porque al final del camino son ellos los que tienen la oportunidad de crear una empresa y seguir estas tecnologías”, opinó el director de PRTEC.

Desde que se firmó este acuerdo colaborativo, se han ofrecido foros y talleres a cargo de expertos, no solo en el campus sino para beneficio de los participantes de Innovación colegial. En marzo pasado, se realizó una casa abierta en el Centro de Desarrollo y Adiestramiento en Bioprocesos, en el Parque Industrial de Guanajibo en Mayagüez, instalaciones que estarán disponibles para los investigadores con proyectos viables a la comercialización.

Los directores del CID, CNDE y PRTEC, quienes también planifican hacer presentaciones a inversionistas, consolidar los esfuerzos que se hacen a nivel del Recinto y eventualmente obtener los recursos externos para designar a una persona que sirva de enlace y seguimiento a los proyectos, agradecieron el apoyo del Rector, quien ha manifestado su compromiso de dirigir al Colegio hacia esa ruta de la comercialización.

“Queremos, mediante Innovación colegial, promover el ecosistema de apoyo en el RUM en conjunto con nuestra red de colaboradores externos para cristalizar una cultura empresarial y de innovación tecnológica que redunde en grandes beneficios para los investigadores, estudiantes graduados y subgraduados, nuestra institución y el desarrollo económico del País”, puntualizó el doctor Jorge Rivera Santos, rector del RUM.


  • Desde la izquierda, los doctores José I. Vega, director del CNDE; Jorge Rivera Santos, rector del RUM; y Nelson Perea Fas, director ejecutivo de PRTEC.<br>Archivo
  • La empresa <em>Cutting Edge Superconductors</em>, del profesor Yong Jihn Kim, ganó la más reciente edición de la competencia <em>EnterPRize</em> y forma parte del proyecto <em>Innovación colegial</em>.<br>Cortesía El Nuevo Día
Desde la izquierda, los doctores José I. Vega, director del CNDE; Jorge Rivera Santos, rector del RUM; y Nelson Perea Fas, director ejecutivo de PRTEC.<br>ArchivoLa empresa <em>Cutting Edge Superconductors</em>, del profesor Yong Jihn Kim, ganó la más reciente edición de la competencia <em>EnterPRize</em> y forma parte del proyecto <em>Innovación colegial</em>.<br>Cortesía El Nuevo Día

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2213