portico
Skip Navigation

Soluciones tecnológicas a problemas reales

Por Rebecca Carrero Figueroa (rebecca.carrero@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 1 de junio de 2012

Manejaron la tecnología para solucionar un problema real y dieron rienda suelta a a su ingenio al probar sus destrezas como ingenieros de computadoras. Su creatividad los llevó a explorar diversas disciplinas y algunas de estas ideas ya cuentan con posibilidad de convertirse en negocios. Todo formó parte de los proyectos finales que presentaron los estudiantes del curso de Microprocesadores que ofrece el Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras (INEL) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

Así lo dio conocer el doctor Manuel Jiménez, catedrático de INEL, al describir las iniciativas de los jóvenes que participaron durante este semestre.

"En este curso los alumnos aplican su conocimiento sobre hardware y software a un problema real. Ellos operan un circuito que ellos mismos hacen, al mismo tiempo que deben manejar el tiempo eficientemente. Además, desarrollan el trabajo en grupo y aprenden a comunicar por escrito y en una presentación oral lo que hacen", señaló.

Entre las alternativas presentadas se encontraba un sistema para facilitar la preparación de informes financieros y el pago del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) de los pequeños comerciantes al Departamento de Hacienda; un método para monitorizar el ganado vacuno, así como un aparato para preparar pirografías o el arte de grabar y tallar en madera.

"Al principio se les pide que identifiquen un problema del entorno, que tenga impacto en otras áreas fuera de la Ingeniería. Los alumnos hacen su propuesta, desarrollan un diseño del hardware y el software y elaboran un prototipo", describió el profesor, quien lleva 18 años encargado del curso.

De acuerdo con el catedrático, muchos terminan con propuestas que tienen probabilidades de convertirse en pequeños negocios.

"Son proyectos que realmente tienen potencial de solucionar problemas de Puerto Rico, ya sea dentro de la Universidad o en la sociedad. En este grupo hay por lo menos tres trabajos con potencial de salida; dos de los grupos, están solicitando patentes, y uno de ellos se encuentra a punto de incorporarse como una empresa", manifestó.

Para los colegiales, la experiencia fue intensa, pero muy satisfactoria. El equipo de Jorge L. Herrera, por ejemplo, presentó un sistema más eficiente para que los comerciantes sepan la cantidad de transacciones diarias y mensuales y puedan desglosar el total que han recolectado del IVU estatal y municipal.

"La idea surgió después de escuchar en radio que una comerciante había sido penalizada por enviar dinero de más a Hacienda por concepto del IVU. De acuerdo con la oyente, al principio de la implantación del impuesto, se les ofreció a los comerciantes que podrían acceder a la información de sus terminales, pero eso no ha ocurrido", señaló Herrera.

De ahí partieron con un concepto innovador que les permitirá a los empresarios registrar sus transacciones y al final del mes, por medio de la interfase que ellos mismos desarrollaron, contar con una forma para calcular el impuesto municipal y estatal y el sistema les completa los campos requeridos por el formulario de Hacienda.

"Nos dimos cuenta de que los comerciantes no tienen un sistema de puntos de venta que les provea un registro electrónico de todas las transacciones que se hacen para cuando vayan a hacer el informe mensual, se les facilite el cuadre. El registro que tienen es solo de las ventas del día y después de imprimirlo, pierden la información. Con nuestro sistema le facilitamos que, en lugar de estar guardando papelitos con el cuadre diario, van a la página web y acceden las transacciones desde cualquier lugar", sostuvo.

Asimismo, otro de los grupos se propuso mejorar el monitoreo del ganado vacuno. En este participaron Nichole Agosto, Rafael Ramos y Dwight Casañas. Según explicaron, consultaron con el doctor John Fernández Van Cleve, del Colegio de Ciencias Agrícolas, quien les asistió para que conocieran los procedimientos que se emplean con el ganado.

El trío se propuso desarrollar un sistema eficiente que considerara las necesidades de los ganaderos en Puerto Rico.

"Las vacas tienen una pantalla; por ahí nosotros tenemos un botón que nos permitía registrar el récord del animal en el sistema. Desde la pantalla, se puede editar, añadir campos, como la cantidad de leche que produce la vaca, si está enferma, los costos de comida; también tenemos el tanque de leche (simulado) con un sensor que dice a qué temperatura está la leche y el total de la producción", describió Dwight.

De la misma manera, aclararon que aunque existen otros métodos, la clave de su propuesta radica en que este proyecto agiliza el proceso al mismo tiempo que le permite al ganadero tomar la información registrada en la computadora, preparar la estadística y a base de meses, o del año completo, saber cómo estuvo la producción de leche, los alimentos, cuántas vacas se enfermaron y el tipo de enfermedad que tuvieron.

"La idea del proyecto es hacerlo costo efectivo. Es un sistema económico y diseñado para atender sus necesidades. Además, incluye el software y es más barato que los existentes", afirmó Rafael.

Por su parte, Nichole destacó el nivel de compañerismo como un elemento fundamental para lograr en un solo semestre cumplir con lo requerido en el curso y demostrar que su concepto funciona.

"Fueron muchas las horas que pasamos en el Laboratorio desarrollando este proyecto. Pero, lo más importante, es que uno siempre encontraba una mano dispuesta a ayudar. Para mí, como mujer, fue tremendo aprendizaje", expresó la alumna.


  • El Dr. Manuel Jiménez es el encargado del curso en el que trabajaron 24 estudiantes subgraduados de Ingeniería.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Los proyectos evidencian la capacidad técnica de los egresados del RUM.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • En su diseño debían aplicar lo aprendido sobre microprocesadores y sistemas de control.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • En el orden acostumbrado: Jorge Herrera, Rafael Ramos, Nichole Agosto y Dwight A. Casañas.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Uno de los grupos diseñó un sistema para facilitar la preparación de los informes mensuales que requiere Hacienda.<br>Suministrada
El Dr. Manuel Jiménez es el encargado del curso en el que trabajaron 24 estudiantes subgraduados de Ingeniería.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLos proyectos evidencian la capacidad técnica de los egresados del RUM.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEn su diseño debían aplicar lo aprendido sobre microprocesadores y sistemas de control.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEn el orden acostumbrado: Jorge Herrera, Rafael Ramos, Nichole Agosto y Dwight A. Casañas.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMUno de los grupos diseñó un sistema para facilitar la preparación de los informes mensuales que requiere Hacienda.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2235