portico
Skip Navigation

Adriana y su armonía ambiental

Por Rebecca Carrero Figueroa (rebecca.carrero@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 17 de agosto de 2012

Tiene 18 años y sus ejecutorias la llevaron hasta la Casa Blanca, donde fue recibida por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Se trata de la aguadeña Adriana C. Cabán Ureña, estudiante de nuevo ingreso en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) cuyo compromiso con la preservación del ambiente le ha abierto un sinnúmero de puertas.

La gesta de la joven le mereció la Medalla de Oro que otorga el Concilio de las Girl Scouts, ya que a lo largo de su carrera escutista ha tenido la oportunidad de demostrar su compromiso con causas que promuevan el bienestar social. De hecho, Adriana fue admitida a la Facultad de Administración de Empresas para especializarse en Contabilidad, preparación que espera combinar con las Ciencias Políticas hasta convertirse en abogada.

El galardón, el más importante para las niñas escuchas, solo se le otorgó a siete jóvenes, de las que Adriana es la única puertorriqueña y caribeña seleccionada para visitar al Presidente Obama.

"For me it's an honor to meet you, Mister President. My name is Adriana, y soy de Puerto Rico". Esas fueron las palabras que pronunció al ser recibida por el funcionario en la Casa Blanca.

La joven reiteró que el norte de cada una de sus iniciativas ha sido servir a otros.

"Cuando uno se acostumbra a hacer trabajo voluntario, ya el voluntariado pasa a ser parte de uno", enfatizó.

Con esto en mente, su visión era clara. Crear proyectos que fueran entretenidos y autosustentables, de tal manera que tuviesen continuidad. Esa fue la razón por la cual al seleccionar su carrera, se decidió por la Contabilidad.

"Siempre me he preguntado por qué la tecnología verde resulta tan cara. Si la gente no ve los beneficios más allá de la inversión al adaptar prácticas verdes, no van a motivarse a aplicarlas. Además, cuando sea abogada, voy a defender el ambiente".

No obstante, su participación en las luchas ambientales en el Oeste han incluido ofrecer charlas, realizar marchas y establecer prácticas que redunden en un beneficio para la sociedad.

"Yo implanté un centro de depósito de materiales reciclables con la ayuda de los vecinos, caminé casa por casa, comuniqué el mensaje por medio de altoparlantes, asimismo, creé el grupo ambiental que me ha permitido trabajar con otras iniciativas como Campus Verde del RUM", detalló.

Precisamente, Adriana cuenta con el grupo Amigos al Rescate de Nuestro Ambiente (ARENUAM-VA), en el que participan niños de la Escuela Elemental Aquilino Cabán de Aguada, del Centro de Envejecientes, voluntarios y jóvenes adultos del sector. Según manifestó, lo que más le sorprende es el impacto que ha conseguido con su gesta más allá de su ciudad.

"Yo me crié en el Valle Coloso de Aguada y desde pequeña veía cómo la gente tiraba sus desperdicios allí. Eso me indignaba por el mal olor que permeaba en el lugar, pero fue lo que me movió a querer hacer algo", expresó.

Ese fue el impulso que le llevó a crear otro proyecto, Verde Armonía, a través del cual ha logrado impactar su vecindario con nuevas prácticas de reciclaje y manejo de desperdicios sólidos. Adriana, aprovechó el conocimiento adquirido como parte de la tropa Tropa 352, del Área número uno, para enfocar su liderazgo hacia mejores herramientas para su comunidad.

"Ese proyecto de servicio me ayudó a ganarme el más alto premio de las Girls Scouts, la Medalla de Oro, pero también fui reconocida con la Medalla Salesiana por mis tutorías a niños de escasos recursos económicos en la Casa Juan Bosco, en Aguadilla".

Aunque tuvo la oportunidad de conocer al Presidente de los Estados Unidos, al preguntarle quién ha sido la persona que más le ha impactado en su vida, la joven identificó a su mamá, Dora E. Ureña.

"Siempre he visto cómo mami nos ha apoyado a cada uno de nosotros, sus hijos. Ella siempre dice: 'Yo no trabajo para mí; mi tiempo ya pasó. Todo lo que hago es para ustedes'. Ella es mi ejemplo", dijo.

De hecho, por ser su madre panameña, Adriana vislumbra desarrollar una siembra agrícola cercana a un cuerpo de agua, de ese país, lo que ve como una extensión de su trabajo como parte de Verde Armonía.

Con igual firmeza, la joven reitera que aprovechará al máximo la oportunidad de prepararse académicamente en el Recinto, ya que era una de sus aspiraciones.

"Mi meta era venir a estudiar aquí; yo quiero desarrollarme y recibir esa educación de excelencia, entiendo que en el Colegio me darán las herramientas para seguir desarrollándome más y lo que me falta para alcanzar mis sueños", concluyó.


  • Adriana C. Cabán fue invitada por el presidente Obama a visitar la Casa Blanca.<br>Suministrada
  • La joven fue reconocida con la <em>Medalla de Oro,/em> de las <em>Girls Scouts</em> por sus iniciativas ambientales.<br>Suministrada
  • A través de su proyecto, <em>Verde Armonía</em>, ubicó un centro de depósito de materiales reciclables en su comunidad.<br>Suministrada
  • Mediante ARENUAM-VA la joven integra a niños, jóvenes y adultos a sus proyectos. <br>Suministrada
Adriana C. Cabán fue invitada por el presidente Obama a visitar la Casa Blanca.<br>SuministradaLa joven fue reconocida con la <em>Medalla de Oro,/em> de las <em>Girls Scouts</em> por sus iniciativas ambientales.<br>SuministradaA través de su proyecto, <em>Verde Armonía</em>, ubicó un centro de depósito de materiales reciclables en su comunidad.<br>SuministradaMediante ARENUAM-VA la joven integra a niños, jóvenes y adultos a sus proyectos. <br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2294