portico
Skip Navigation

Conversan sobre erosión

Por Cristina Olán (cristina.olan@upr.edu)
Especial para PRENSA RUM

viernes, 21 de septiembre de 2012

El sol, las olas y la arena constituyen valiosos recursos para la industria turística en las zonas tropicales. Sin embargo, la erosión puede perjudicar significativamente las costas. Tal es el caso de Rincón, litoral que se ha visto dramáticamente afectado por estos eventos que si bien forman parte del ciclo natural de la dinámica de las playas boricuas, también pueden verse acentuados por las actividades humanas.

Por tal razón, el Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico (PSGUPR), con sede en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), llevó a cabo una rueda de discusión acerca de este problema en el también llamado Pueblo de los bellos atardeceres. Dueños de hospederías, operadores turísticos, científicos, jefes de agencia y líderes comunitarios asistieron a la actividad, que se celebró recientemente en el Hotel Rincón of the Seas.

El profesor Ruperto Chaparro, especialista en recreación y turismo, y director de Sea Grant, mostró a través de fotos, los cambios que han ocurrido en las playas de ese municipio y destacó el evento de erosión más reciente, acontecido el pasado mes de agosto, durante el paso del huracán Isaac, al sur de Puerto Rico. De igual forma, resaltó la importancia de las playas como atractivo turístico y recreativo, así como su valor económico y social.

Por su parte, el doctor Miguel Canals Silander, especialista en Ingeniería Costera, adscrito a la Facultad de Ingeniería del RUM, ofreció una visión científica de la situación. Su presentación mostró los resultados de estudios preliminares que, tanto él como estudiantes graduados y subgraduados, han obtenido con relación a la hidrodinámica y al transporte de sedimentos en las playas de Rincón.

Los hallazgos de su investigación explican parte de los cambios morfológicos de las playas del mencionado pueblo. El científico examinó el perfil de las playas a lo largo del tiempo, la batimetría (estudio del fondo marino), la dirección y la velocidad de las corrientes y de las olas, la composición del sedimento y las medidas obtenidas a partir de los datos de la boya del Sistema de Observación Oceánica del Caribe (CariCOOS). Asimismo, se consideran las estructuras costeras, tales como las paredes verticales, que fueron construidas para proteger las edificaciones pero, desafortunadamente, han contribuido a la erosión costera.

Canals Silander, indicó que, a pesar de los estudios que ya se han realizado, se necesitan otros y que se designen fondos para profundizar en los detalles del problema de erosión en esa región. Además, destacó la complejidad de estos procesos puesto que sucede en las costas irregularmente y a largo plazo.

“La erosión episódica responde a los procesos normales de erosión y acrecentamiento mediante los cuales, la playa pierde y recupera arena y alcanza su perfil de equilibrio. Por otro lado, la que ocurre a largo plazo, es más lenta y gradual, y se ve afectada por la erosión episódica y por factores tales como huracanes y estructuras costeras”, explicó el profesor al señalar que el RUM, a través del Departamento de Ingeniería, del Programa Sea Grant y de CariCOOS está trabajando en el desarrollo de un programa de Ingeniería costera.

Al final de la actividad, los presentes convinieron formar un comité que atienda la situación de la costa de Rincón y busque soluciones funcionales, en particular, para aquellos y aquellas que dependen económicamente del buen estado de las playas.

La autora es Coordinadora de comunicaciones del Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico.

 


  • Una de las consecuencias de la erosión es la pérdida y recuperación de arena de manera lenta y gradual. <br>Foto Ruperto Chaparro
  • La costa de Rincón evidencia los efectos de la erosión y la actividad humana.<br>Foto Ruperto Chaparro
  • Al final de la actividad, los presentes convinieron formar un comité que atienda la situación de la costa de Rincón.
<br>Foto Oliver Bencosme
  • La rueda de discusión contó con la participación de dueños de hospederías, operadores turísticos, científicos, jefes de agencia y líderes comunitarios.<br>Foto Oliver Bencosme
  • El doctor Miguel Canals Silander, a la izquierda, indicó que se necesitan más estudios sobre la erosión en la región costera. Observa Ruperto Chaparro (derecha)<br>Foto Oliver Bencosme
Una de las consecuencias de la erosión es la pérdida y recuperación de arena de manera lenta y gradual. <br>Foto Ruperto ChaparroLa costa de Rincón evidencia los efectos de la erosión y la actividad humana.<br>Foto Ruperto ChaparroAl final de la actividad, los presentes convinieron formar un comité que atienda la situación de la costa de Rincón.
<br>Foto Oliver BencosmeLa rueda de discusión contó con la participación de dueños de hospederías, operadores turísticos, científicos, jefes de agencia y líderes comunitarios.<br>Foto Oliver BencosmeEl doctor Miguel Canals Silander, a la izquierda, indicó que se necesitan más estudios sobre la erosión en la región costera. Observa Ruperto Chaparro (derecha)<br>Foto Oliver Bencosme

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2332