portico
Skip Navigation

Gana competencia en su internado

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 5 de octubre de 2012

Jonathan Grossen no sospechó que al entrar a realizar su internado en una empresa manufacturera de helicópteros recibiría, unas semanas más tarde, un pasaporte para pilotar una de esas aeronaves como premio a su ejecutoria por ganar el primer lugar de un reto que lanzó la entidad a sus empleados practicantes.

El estudiante del Departamento de Ingeniería Industrial del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) relató su aventura en el programa Foro Colegial TV al que compareció para, además, instar a sus pares a tomar parte en este tipo de oportunidades que amplían los horizontes académicos y el resumé de experiencias de sus participantes.

El grupo de Jonathan obtuvo el más alto reconocimiento en la Séptima competencia de Ingeniería que realiza Sikorsky Global Helicopters, una empresa con sede en Pennsylvania dedicada al ensamblaje de este medio de transportación a nivel comercial, a su vez, subsidiaria de la multinacional Sikorsky Aircraft.

"Éramos 10 integrantes, junto a otros 10 equipos de diferentes unidades de Sikorsky de alrededor de toda la nación de Estados Unidos. El objetivo era lograr una de las misiones que nos daban y que estaban divididas en distintas áreas como búsqueda y rescate, o extinción de fuegos. Teníamos que cumplir con uno de los requisitos para resolver ese problema, pero que, a la vez, fuera en una forma atractiva para el cliente", explicó el único representante del Recinto en esa gesta.

De hecho, el alumno aclaró que este evento conformó solo una actividad de carácter extracurricular en su experiencia de internado en la entidad en la que laboró por espacio de ocho semanas, a tiempo completo y con responsabilidades fijas. Agregó que su misión principal como ingeniero industrial era brindar apoyo a los encargados del proceso de ensamblaje para cerciorarse de que estuviera acorde a lo planificado.

"En mi equipo en particular, éramos estudiantes con diferentes trasfondos, no solamente de Ingeniería, sino también de Recursos Humanos y Finanzas porque era un proyecto que tenía que abarcar e integrar todo para que fuera completo y se pudiera hacer en la industria", detalló Jonathan, al tiempo que aseguró que ese aspecto le sirvió para estar más consciente de la necesidad de respetar la multiplicidad de ideas.

"Todo el mundo tiene diferentes formas de ver las cosas, y también surgen conflictos en el grupo, así que se trata de cómo lograr resolverlos, pero -a la misma vez- cumplir con esa responsabilidad de completar un proyecto".

El futuro ingeniero industrial detalló que su trabajo para este reto en específico consistió en crear unos módulos para ensamblar no solo los helicópteros, sino el interior de estos, dependiendo de la necesidad requerida, como -por ejemplo- transportar equipo médico, movilizar personas o para efectuar rescates. En su caso particular, utilizó su preparación académica para trasladar los módulos de manera efectiva hacia las naves.

"Realmente lo que hace esta división de Sikorsky Aircraft es buscar nuevas tecnologías e innovaciones para luego aplicarlas a los helicópteros. De estas competencias han sacado ideas en el pasado de cosas que puedes implementar y así estar al frente en el mercado y tener esa ventaja", reveló.

Los ganadores del prestigioso primer lugar tuvieron la oportunidad de ser pilotos de una de estas aeronaves modelo S92 al lado de un instructor de vuelo. Asimismo, la compañía expresó su interés a los jóvenes internos de integrarlos a su plantilla de trabajadores una vez culminen sus carreras académicas.

"El helicóptero es sumamente sensible, si lo mueves un poquito como que se estremece demasiado. Fue una muy buena experiencia, totalmente nueva porque casi ninguno de nosotros había pilotado uno anteriormente y fue superbrutal", expresó emocionado el colegial, cuyo proyecto grupal incluyó un afiche y una presentación ante los directivos de la empresa.

De hecho, esta fue la quinta ocasión, a lo largo de su carrera universitaria, en la que Jonathan se integra a una empresa para trabajar en un internado o programa Coop. De acuerdo con el estudiante, es un reto que no solamente lo ayudó a adquirir soltura y dominio, sino que le dio mayor seguridad en su desarrollo personal. Además, se trata de una etapa en la que se pueden definir las verdaderas vocaciones profesionales.

"Es superimportante que hagamos eso porque cuando nos vayamos a graduar somos más competitivos ante otros estudiantes con la misma preparación, pero la experiencia es lo que te da la diferencia y te ayuda a conseguir ese empleo luego", opinó.

Jonathan aconsejó a otros jóvenes de su generación a moverse a buscar estas coyunturas, en especial durante la época de la Feria de empleos institucional, en la que el Recinto recibe la visita de decenas de empresas y entidades.

Casi al finalizar su entrevista en Foro Colegial TV, el alumno próximo a graduarse, adelantó que espera, en primera instancia, ejercer su profesión y más adelante continuar sus estudios graduados.

"Escogí Ingeniería Industrial porque se puede aplicar en la mayoría de las empresas, trabajar directamente con personas y hacer su labor más fácil. Aparte de eso, porque nos enseñan a manejar diferentes situaciones, a resolver cualquier problema que podamos enfrentar y a tener en mente que todos los cambios que uno haga tienen un costo con el que tenemos que saber lidiar para impactar positivamente una compañía", puntualizó.


  • Jonathan Grossen, segundo desde la izquierda, junto a los integrantes del equipo ganador en la competencia de <em>Sikorsky Global Helicopters</em>.<br>Suministrada
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Foro Colegial TV-Gana premio en internado

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2342