portico
Skip Navigation

Se premia el trabajo de excelencia

Por Wilfredo J. Burgos Matos (wilfredo.burgos@upr.edu)
Taller de Estudiantes PRENSA RUM

jueves, 11 de octubre de 2012

Tres colegiales del Departamento de Ingeniería Química (INQU) recibieron una dádiva de
$ 1,500, luego de laborar con la compañía Eastman Chemical durante los pasados semestres.

“Ellos lo que hacen es que, cuando los estudiantes realizan un COOP, si mantienen un desempeño bueno y su promedio, los becan como un premio por su trabajo y la excelencia académica”, indicó Ellen Ríos de Acarón, directora del Plan COOP.

Por su parte, el doctor Agustín Rullán, decano asociado de Asuntos Académicos del Colegio de Ingeniería, manifestó que es mediante esta reputación que crea el estudiantado de sangre verde que el Recinto se mantiene en un sitial insuperable.

“Es un reconocimiento a la labor que hacemos acá y de nuestros alumnos. Obviamente, la retribución es para ellas, pero nosotros entendemos que estamos haciendo un buen trabajo. Si logramos poner estudiantes del calibre de ellas en las compañías, crean esta notoriedad y la mantienen. Después de eso,  la compañía les demuestra el aprecio por su labor”, manifestó.

Entretanto, las tres féminas de INQU compartieron sus experiencias con Prensa RUM, así como su agradecimiento a la empresa por la oportunidad que allí vivieron.

“Estuve ocho meses trabajando. La primera área fue en investigación, luego  en manufactura, y por último, en ingeniería de procesos, área que me retó. Se siente bastante bien. La verdad que es gratificante saber que uno se ha esforzado mucho, y, ahora que uno se gradúa, le den ese reconocimiento final. Esto motiva a uno un poco más”, expresó Lourdes Dávila, alumna de sexto año.

Por otro lado, la joven Karen Guerrero Medina tuvo la oportunidad de laborar en una zona fuera de la suya, y esto la enriqueció grandemente.

“La primera parte fue en ingeniería química. Allí pude ver los trabajos con columnas de destilación, así como mejorar la eficiencia de un extractor, entre otros componentes de ese campo. Mi segundo término fue en el área de negocios. Ahí yo no tenía idea de lo que iba a hacer; yo llegué y era todo nuevo para mí, pero pude aprender que como ingeniera química puedo trabajar en otros espacios”, acotó la alumna de quinto año.

Mientras, Carol Torres López tuvo la oportunidad de adiestrarse en el sector de mejoras, donde se codeó con expertos de su disciplina de estudio.

“En mi primera rotación colaboré con el mejoramiento de procesos. En la segunda rotación, el área de investigación. En ella, era todo un grupo de ingenieros que se dedicaba a recoger lo que los químicos hacían y traerlo a una escala más grande. Sobre la beca, me siento muy privilegiada con este reconocimiento”, puntualizó la también estudiante de quinto año.

Más allá de la dádiva, las oportunidades que brindan estas experiencias son incalculables para los jóvenes, quienes al integrarse al Plan COOP reciben un sinnúmero de beneficios, ya que están inmersos en la industria aparte del conocimiento teórico que adquieren en sus aulas.

“Es importante resaltar el hecho de tener una práctica. Para mí es bien gratificante saber que uno pone su granito de arena, en términos de adquirir conexiones y conocimientos que no tienen en el salón de clases”, dijo Ríos de Acarón.

Asimismo, el doctor Rullán añadió que “es importante que en el tiempo que estén como estudiantes, aprovechen la oportunidad que les brinda el Plan, pues cuando regresan tienen una visión diferente de lo que quieren con sus estudios, de lo que es su profesión, cómo yo aprecio más esta clase porque ahora entiendo para qué se usa, y qué quiero hacer próximamente”, concluyó.

Esta beca únicamente se le otorga a estudiantes que están próximos a culminar su bachillerato.


  • Las jóvenes se mostraron muy agradecidas con la dádiva. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Desde la izquierda, el doctor Agustín Rullán, decano asociado de Asuntos Académicos del Colegio de Ingeniería; Virginia D. Figueroa Seda, oficial administrativo de la Facultad de Ingeniería; las estudiantes: Karen Guerrero, Carol Torres, Lourdes Dávila; y Ellen Ríos de Acarón, directora del Plan COOP. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Lourdes Dávila es estudiante de sexto año y vislumbra comenzar a laborar en la industria. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Karen Guerrero Medina tuvo la experiencia de trabajar en el área de negocios, espacio donde aprendió aspectos que no conocía del todo. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Carol Torres López trabajó en mejoramiento de procesos y se nutrió de la experiencia de su equipo de trabajo. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
Las jóvenes se mostraron muy agradecidas con la dádiva. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMDesde la izquierda, el doctor Agustín Rullán, decano asociado de Asuntos Académicos del Colegio de Ingeniería; Virginia D. Figueroa Seda, oficial administrativo de la Facultad de Ingeniería; las estudiantes: Karen Guerrero, Carol Torres, Lourdes Dávila; y Ellen Ríos de Acarón, directora del Plan COOP. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMLourdes Dávila es estudiante de sexto año y vislumbra comenzar a laborar en la industria. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMKaren Guerrero Medina tuvo la experiencia de trabajar en el área de negocios, espacio donde aprendió aspectos que no conocía del todo. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMCarol Torres López trabajó en mejoramiento de procesos y se nutrió de la experiencia de su equipo de trabajo. <br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2352