portico
Skip Navigation

Relatan la vida boricua

Por Graciela M. Muņiz Cardona (graciela.muniz@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 16 de noviembre de 2012

Son muchos los que en algún momento se han sentado a escuchar con gran interés leyendas, cuentos y anécdotas de sus padres y abuelos; relatos que marcan a la familia, aportan al crecimiento cultural que los identifica como pueblo y que, sin lugar a dudas, quisieran poder compartir con otras personas.

Precisamente, buscando esa interacción, se creó el portal cibernético Esta vida boricua, un espacio que documenta, a través de la narrativa y otros métodos multimedia, historias de nuestros antepasados, según explicó su gestora, la profesora Sonja Mongar, catedrática auxiliar del Departamento de Inglés del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

“Es una instalación de la vida narrativa de forma distinta, que incluye memorias multimodales como la autofotografía y fotografías antiguas que tomaron nuestros ancestros. Hay música, arte y poesía… es una variedad de arte independiente. Comencé con 250 historias y creció para convertirse en una comunidad”, precisó.

La iniciativa, que comenzó en el salón de clases de Mongar con la recopilación de relatos de estudiantes colegiales por un periodo de 10 años, surgió del deseo de comunicar algo que no se había contado antes y que es importante conocer.

“Me percaté que las historias de la Isla eran ricas y diversas. Las personas no saben acerca de Puerto Rico, lo que es vivir y crecer aquí, y pasar por muchas de las dificultades que enfrentamos, por eso se llama Esta vida boricua. Esto no se trata de ser puertorriqueño, sino de vivir una vida puertorriqueña, ya que hay gente que ha inmigrado a distintas partes del mundo y regresan faltos de cultura”, subrayó.

Asimismo, la profesora añadió que esto ha causado una gran diáspora mundial. “La mayoría de las personas interesadas no son de la Isla. Ellos quieren saber cómo es Puerto Rico, qué está sucediendo aquí, cómo era el pasado y cuáles son las similitudes entre la abuela que recogía agua de lluvia en un barril y la que hacía lo mismo en Montana (Estados Unidos) cuando yo era niña. Por lo tanto, hay una historia poderosa que nos conecta”.

Según la catedrática, las leyendas trascienden del interés de sus estudiantes por conocer un poco más de las fotografías antiguas que sus familiares atesoran con amor y, en ocasiones, de secretos que aún guardan.

“Hubo una historia en la cual una abuela le contó a su nieto que su abuelo quemó las casas de sus vecinos y todos pensaron que fueron unas velas. Y aunque la abuela le pidió que no se lo contara a nadie, él me dio el manuscrito y yo le dije: ‘¿Tú quieres que yo lo publique? Y él me dijo: ‘La historia tiene que contarse. Publícala; yo espero que mi abuela no se moleste conmigo’. Él necesitaba compartir esa historia, ya que su abuelo era esquizofrénico y había muchos secretos en su familia”, detalló Mongar.

Y al igual que este, hay importantes relatos con los que las personas podrían identificarse como lo es el de una joven que sobrevivió al huracán Georges que pasó por Puerto Rico en el 1998.

“Ella hizo un vídeo narrativo de cómo quedó arruinada su casa cuando tenía seis años. Su familia no pudo salir de la vivienda y el único lugar donde pudieron refugiarse fue el baño, que era de concreto. Es una historia muy impactante, ya que mucha gente no sabe lo que es sobrevivir a un huracán”, sostuvo Mongar.

Por otro lado, la educadora aseguró que aunque la mayoría de los relatos son escritos en inglés, se trata de preservar el lenguaje con el que se quiere transmitir el mensaje.

“A pesar de que escriben en su segundo idioma, es importante conceptualizar las historias en su lenguaje, por el impacto que generan. Ellos buscan conectarse con el mundo externo, por lo tanto, no se sienten intimidados; los llevamos paso a paso para que puedan elaborarlas. La escritura es un elemento de sanación que se está perdiendo y esto es una manera de recuperarlo”, abundó.

De igual forma, Mongar expresó que los alumnos se sienten muy orgullosos cuando ven publicados sus cuentos y reciben reacciones de los lectores.

“Ellos se sorprenden y se entusiasman. Sus familiares y amistades leen y comentan sobre las dificultades que tuvieron que pasar”, resaltó.

La también editora de la página, indicó que en el contenido se destacan relatos relacionados, mayormente, con la agricultura y la granja. Inclusive, gran parte de los autores son la primera generación que realiza una carrera universitaria.

“Hay una amplia gama de llamativas historias. Una de las cosas que aprendí en mis viajes es que todos tienen una historia que contar y necesitan no tan solo un lugar para contarla, sino alguien que pueda leerla”, aseveró.

El portal -que ya ha recibido más de 25,000 visitas de todas partes del mundo y está dividido en tres estaciones: multimodal, audio y vídeo- es un espacio de publicación abierta al público en general, por lo que si desea compartir sus anécdotas, cuentos o leyendas pueden hacerlo en estavidaboricua@gmail.com o acceder a estavidaboricua.com.


  • Colaboradores del portal cibernético <em>Esta Vida Boricua</em>.<br>Foto por: Alejandro Orengo
  • El portal cibernético es un espacio que documenta, a través de la narrativa y otros métodos multimedia, historias de nuestros antepasados.<br>Foto por: Glorimar Ramos
  • La iniciativa surgió del deseo de comunicar algo que no se había contado antes y que es importante conocer.<br>Foto por: José D. Irizarry
  • Las leyendas trascienden del interés de los estudiantes por conocer un poco más de las fotografías antiguas que sus familiares atesoran con amor y, en ocasiones, de secretos que aún guardan.<br>Foto por: Sonja S. Mongar
  • En el contenido se destacan relatos relacionados, mayormente, con la agricultura y la granja.<br>Foto por: Isaac Ramos
Colaboradores del portal cibernético <em>Esta Vida Boricua</em>.<br>Foto por: Alejandro OrengoEl portal cibernético es un espacio que documenta, a través de la narrativa y otros métodos multimedia, historias de nuestros antepasados.<br>Foto por: Glorimar RamosLa iniciativa surgió del deseo de comunicar algo que no se había contado antes y que es importante conocer.<br>Foto por: José D. IrizarryLas leyendas trascienden del interés de los estudiantes por conocer un poco más de las fotografías antiguas que sus familiares atesoran con amor y, en ocasiones, de secretos que aún guardan.<br>Foto por: Sonja S. MongarEn el contenido se destacan relatos relacionados, mayormente, con la agricultura y la granja.<br>Foto por: Isaac Ramos
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Foro Colegial TV-Esta vida boricua

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2384