portico
Skip Navigation

Ascienden a catedrática en la NSF

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 18 de enero de 2013

Tras aproximadamente un año de dirigir los trabajos de Evaluación de los Programas de Ingeniería para la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF), la doctora Alexandra Medina Borja, catedrática del Departamento de Ingeniería Industrial del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), recibió un nuevo nombramiento que la asciende a Directora de Evaluación de la entidad.

A principios de diciembre pasado se anunció oficialmente que la profesora colegial ocupará la recién creada posición adscrita a la Oficina del Director de la organización. Desde sus nuevas funciones, Medina Borja deberá definir la estructura y las políticas de esa dependencia que apoyará todos los asuntos relacionados con la evaluación para los siete directorados de la Fundación: Ingeniería, Educación, Biología, Matemáticas y Física, Economía, Ciencias Sociales y del comportamiento, y Geología.

"Evaluar las inversiones en las ciencias de una agencia como la NSF es un reto muy grande, sobre todo desde el punto de vista conceptual. Cuando la institución otorga una dádiva, se puede decir que hace una inversión, por lo que espera que haya resultados magníficos. No obstante, existe incertidumbre porque no se sabe si las premisas de los científicos serán ratificadas al final del proyecto", explicó la catedrática.

La ingeniera agregó que de eso se trata ese proceso investigativo, de descubrir y, en caso de ser necesario, cambiar el curso del estudio. Por otro lado, advirtió que aunque se obtengan los resultados esperados, es muy posible que transcurra mucho tiempo antes de que ese hallazgo se traduzca en una tecnología, un producto o un conocimiento importante para la humanidad.

La funcionaria destacó que en el caso de la disciplina de Ingeniería,  ese reto es más fácil, ya que si el proyecto es exitoso, debería poder medirse con la eventual implementación en alguna tecnología o sistema que pueda ser útil a la sociedad. Sin embargo, advirtió que en otros campos ese impacto es más difícil de predecir.  

"Por lo tanto, hablar de evaluación de investigación básica en otras ciencias es bien difícil. En algunos casos pueden pasar muchísimos años y, en otros, una evaluación así no tiene sentido. Por eso digo que es un reto bien grande", reiteró la educadora quien también representa a la NSF ante organismos federales e internacionales para estos mismos asuntos.

Al preguntársele cuáles cree que son los méritos que la hicieron recibir esta distinción, la doctora Medina Borja opinó que, sin duda, su trabajo realizado en el Directorado de Ingeniería en los pasados meses fue fundamental por su preparación académica y experiencia.

"Creo que buscaron a alguien con un acercamiento diferente, ya uno trae una visión distinta a otros profesionales que trabajan evaluación. Por ejemplo, un ingeniero industrial siempre piensa en desarrollar sistemas que sean sostenibles, que utilicen tecnología de información como base y que sea fácil de aprender y de usar, que haga el trabajo más eficiente.  Eso nos hace diferentes, así como una apreciación sólida desde el punto de vista estadístico del manejo de datos, es decir, que todo está interrelacionado. Esa visión sistémica seguramente ayudó a que mi trabajo fuera notado por la dirección de la NSF", precisó.

La doctora Medina Borja fue la primera persona en convertirse en Directora de Evaluación de los Programas de Ingeniería de la entidad a comienzos de 2012, cuando se le encomendó evaluar las inversiones de los Engineering Research Centers, ya que no contaban con un sistema interno con ese fin. El propósito era dar a conocer los hallazgos de los estudios que auspician y que esa información sirviera como punto de partida para la toma de decisiones.

De igual forma, estrena, de manera temporal, esta nueva Oficina en la que espera establecer toda la estructura, dejar las funciones bien definidas y cumplir con la meta de convencer a la comunidad científica de la importancia de comunicar el resultado de la inversión.  

"Esto es esencial y la razón fundamental por lo que esta dependencia fue creada. Hay un escrutinio bien grande de cómo la NSF usa las contribuciones y cuál es el verdadero impacto de ellas en el ciudadano común".

Eventualmente, la Directora reclutará al personal que timoneará ese departamento, para retomar su labor en su directorado original y luego regresar al Recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico a su labor docente. Sobre ese particular, opinó que su desempeño en la Fundación redunda en una ventaja para el Colegio por el prestigio que supone laborar en esa organización.

"La NSF busca en todas las universidades de Estados Unidos y Puerto Rico, a sus directores de programa. Nosotros, en el Recinto, hemos tenido en el pasado a otros profesores como directores, antes de mi nombramiento.  Hoy en día soy la única, y el conocer de cerca las prioridades, manejos, inclusive oportunidades de otros fondos, todo eso eventualmente será de gran beneficio para el RUM a mi regreso. En mi caso, tengo la enorme ventaja que, a través de esta posición abarcadora, conoceré toda la agencia, no solo en Ingeniería, y eso será un beneficio añadido si se sabe utilizar", manifestó.

La doctora Medina Borja se encuentra en una licencia en la que la Fundación aporta su salario al RUM en forma de una dádiva como proyecto de investigación. Aparte de su carrera como docente, fue Gerente de Investigación de Operaciones y Análisis de la sede de la Cruz Roja Americana, y Experta del Centro de Comercio Internacional de las Naciones Unidas en control de calidad y desarrollo de producto. Su vasta trayectoria le ha merecido además importantes premios.

Prensa RUM le preguntó si extraña su trabajo como profesora, a lo que no dudó en contestar: "Todos los días, y si no fuera porque esta es una labor importante, creo que ya me hubiera regresado por ellos. Ser docente es el mejor trabajo del mundo, un verdadero privilegio ser maestra de los estudiantes del Colegio. No lo cambio por nada del mundo", aseguró.


  • La doctora Alexandra Medina Borja recibió un nuevo nombramiento que la asciende a Directora de Evaluación de la NSF.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2422