portico
Skip Navigation

Recuerdan a los claustrales de todos los tiempos

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 5 de abril de 2013

Se reunieron en la Sala de Tranquilidad de su siempre presente Colegio. Allí, los integrantes de la Asociación de Claustrales Jubilados (ACJ) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) llevaron a cabo un acto de recordación en memoria de sus compañeros fallecidos.

Durante el reflexivo evento, que logró un lleno total de la instalación ubicada en el Centro de Estudiantes, se celebró un servicio ecuménico oficiado por el reverendo Francisco A. Toro, de la Iglesia Presbiteriana de Añasco y el padre Daniel Hernández, de la Parroquia La Resurrección de Mayagüez de la Iglesia Católica y egresado colegial.

Asimismo, el toque musical lo ofreció el Coro de Voces de Fátima que dirige la profesora jubilada Lucy Rodríguez.

"Ha sido una actividad muy emotiva, espiritual y esperanzadora. Quisimos comenzar nuestra agenda de conmemoración del 25 aniversario de la Asociación con un homenaje póstumo a los socios fallecidos desde el 1988, año en que se fundó la ACJ", dijo la profesora Arisbel Crespo Durán, presidenta del colectivo.

Tras la ceremonia, que se efectuó el martes, 26 de marzo, los participantes caminaron en procesión hasta la Tarja del Alumno Eterno, donde dejaron un arreglo floral en el que destacaban los colores verde y blanco, emblemáticos del RUM.

"Quisimos depositar la ofrenda floral en este monumento al Alumno Eterno, porque podemos decir que aproximadamente un 80 por ciento de los profesores que recordamos también fueron estudiantes aquí.  De esta forma, queremos significar la presencia de ellos en este Recinto para la eternidad", agregó Crespo Durán.

El simbólico acto lo efectuaron el doctor Fred Soltero Harrington, segundo rector del Recinto, y el profesor Luis Ángel Rodríguez, quien también asumió el rectorado de la institución de forma interina a principios de la década del setenta. De hecho, ambos catedráticos jubilados fueron los precursores de la ACJ.

"Luis Ángel y yo sentimos una profunda alegría de haber logrado dejar esta huella", dijo Soltero Harrington en un breve mensaje en el que recordó la trayectoria de la entidad y destacó que parte de la misma está contenida en una publicación de su autoría.

La doctora Darnyd Ortiz, decana de Asuntos Académicos, también compartió con los claustrales jubilados en representación del rector del RUM.

"Bienvenidos a su casa, nuestra casa, porque los que somos colegiales siempre lo seremos de corazón. Es bien especial que en esta Semana Mayor ustedes hayan escogido al Recinto para reconocer la vida y el trabajo de nuestros compañeros que han ido a partir con el Señor", indicó.

El ingeniero Fernando Gil Guerra fue el maestro de ceremonias del evento que marcó el inicio de las actividades emblemáticas del vigésimo quinto aniversario del colectivo.

Al borde de las 12 del mediodía, concluyeron entonando una versión modificada del Himno Colegial que titularon Epopeya del querer, de la autoría de Toñita Martínez de Francis, Eneida Bordallo de Rivero y Myriam Vargas Cesaní.

Así que acompañados del acordeón interpretado por Carmen Rita García Ortiz cantaron: "Entonemos jubilados un himno con emoción, es un himno de cariño que emana de corazón. Es un canto a este Colegio que queremos con amor y su música divina nos sirve de inspiración... Alma Máter colegial epopeya de experiencia para siempre recordar, este amor nos mantendrá en vanguardia hacia la perpetuidad".

 


  • La profesora Arisbel Crespo Durán, presidenta de la ACJ le dio la bienvenida a las personas que se dieron cita en los actos de recordación.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • La actividad se llevó a cabo en la Sala de Tranquilidad del Centro de Estudiantes del RUM. En el podio, el ingeniero Fernando Gil, quien fungió como el maestro de ceremonias.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • El doctor Fred Soltero Harrington (derecha) y el profesor Luis Ángel Rodríguez (centro) depositaron un arreglo floral en el monumento al Alumno Eterno. Les acompaña Arisbel Crespo Durán.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • El toque musical lo ofreció el Coro de Voces de Fátima que dirige la profesora jubilada Lucy Rodríguez.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • El evento de recordación marcó el inicio de las actividades emblemáticas del vigésimo quinto aniversario del colectivo.

<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
La profesora Arisbel Crespo Durán, presidenta de la ACJ le dio la bienvenida a las personas que se dieron cita en los actos de recordación.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMLa actividad se llevó a cabo en la Sala de Tranquilidad del Centro de Estudiantes del RUM. En el podio, el ingeniero Fernando Gil, quien fungió como el maestro de ceremonias.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMEl doctor Fred Soltero Harrington (derecha) y el profesor Luis Ángel Rodríguez (centro) depositaron un arreglo floral en el monumento al Alumno Eterno. Les acompaña Arisbel Crespo Durán.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMEl toque musical lo ofreció el Coro de Voces de Fátima que dirige la profesora jubilada Lucy Rodríguez.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMEl evento de recordación marcó el inicio de las actividades emblemáticas del vigésimo quinto aniversario del colectivo.

<br>Carlos Díaz/Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2492