portico
Skip Navigation

Sembrando educación y conciencia agrícola

Por Graciela M. Muñiz Cardona (graciela.muniz@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 5 de abril de 2013

En un ambiente de fiesta, alegría y puertorriqueñidad, el Colegio de Ciencias Agrícolas (CCA) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) celebró su tradicional feria Cinco días con nuestra tierra.

El evento comenzó con el tan esperado desfile por las principales avenidas del campus mayagüezano, en el que participaron las agrupaciones del Departamento de Banda y Orquesta, los niños del Centro Preescolar, Tarzán, la mascota colegial, maquinaria agrícola, caballos de paso fino, y yuntas de bueyes, entre otros.

"El objetivo es promover las Ciencias Agrícolas, que los estudiantes de escuela intermedia y superior se interesen en estudiar agricultura, que es un campo amplio", expresó David Rivera Cruz, presidente del comité organizador.

Precisamente, el alumno del CCA destacó que este año se conmemoró el trigésimosexto aniversario de la actividad multitudinaria con el lema No solo cosechamos frutos, cultivamos vida.

"Como futuros agrónomos vamos a cosechar muchos productos, pero también es nuestro interés formar nuevos agricultores en los niños que nos visitan", aseveró.

Por su parte, el doctor Héctor Santiago Anadón, decano de CCA, se mostró orgulloso del trabajo y la dedicación que los colegiales le imparten a la feria al resaltar la importancia de la mencionada disciplina.

"Esta es una actividad que ha venido creciendo a través de los años, y el fin primordial es educar a la población y a la comunidad para que conozcan un poquito de dónde proviene lo que consumimos. Es sumamente importante que sepamos que las Ciencias Agrícolas es una ciencia como cualquier otra y que la producción de alimentos es un reto grande que tiene la humanidad", subrayó el también catedrático, al tiempo que aseguró que las futuras generaciones tienen la responsabilidad de proteger los recursos naturales de la Isla y producir una mayor cantidad de alimentos.

La feria, organizada por estudiantes, se caracterizó, una vez más, por la gran acogida de miles de personas quienes disfrutaron de vistosas exhibiciones de plantas y animales, artesanías, platos típicos, área de juegos para niños y espectáculos artísticos.

Como en años anteriores, en el área educativa se ofrecieron diversos foros y talleres sobre el diseño paisajista, la orquideología, el café, el bonsai, la inseminación de conejos, la composta, el huerto en caja, los injertos, y los cultivos hidropónicos, entre otros.

La actividad se ha convertido en una tradición tanto para los colegiales como para las familias puertorriqueñas. Así lo aseguró Andrés Javier González, estudiante de Biología, para quien asistir con sus amistades se ha vuelto una costumbre.

"Como todos los años siempre ha sido una experiencia buena poder conocer de la agricultura, las artesanías, y salirse de las actividades diarias. Es un ambiente bueno y familiar, en el que disfrutamos de la música, tomamos frappé y se pasa de lo más bien", manifestó.

De igual forma opinó Bianca Torres quien describió el evento como un foro educativo e informativo dirigido a adultos y niños.

"Hay muchas personas que no conocen sobre estos temas y es importante que se eduquen para mantener viva la agricultura puertorriqueña. Además, me gusta porque los niños vienen y pueden aprender bastante", señaló la estudiante de Industria Pecuaria.

Mientras, para Jaime Curbelo, retirado del Servicio de Extensión Agrícola, la feria sirve para rememorar sus años en el otrora Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas (CAAM).

"Siempre se recuerdan viejos tiempos del alma máter y se pasa el día bien agradable, ya que uno adquiere nuevos conocimientos de las distintas cosas que ve en las exhibiciones y se divierte con las actividades que se celebran aquí", sostuvo.

Curbelo, quien estuvo acompañado de su esposa, Gloria Rodríguez, añadió que el evento también es el punto de encuentro para compartir con sus colegas.

"Aquí uno se reencuentra con compañeros de trabajo y de estudio, que de eso hace dos o tres añitos atrás, pero uno siempre se acuerda de los de aquel tiempo, y parte de la clientela que uno tenía cuando estaba trabajando", expresó emocionado.

Cinco días con nuestra tierra comenzó a celebrarse en el 1977 con el propósito de promover y divulgar la instrucción agrícola entre la comunidad. El evento, que se realizaba en el vestíbulo del edificio Jesús T. Piñero, sede del CCA, ha evolucionado convirtiéndose en una de las ferias agrícolas más importantes de la Isla. 


  • La feria comenzó con el tan esperado desfile por las principales avenidas del campus mayagüezano.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • En el evento participaron las agrupaciones del Departamento de Banda y Orquesta, los niños del Centro Preescolar, Tarzán, la mascota colegial, maquinaria agrícola, caballos de paso fino, y yuntas de bueyes, entre otros.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • La actividad educativa, a la que asistieron miles de personas, conmemoró este año su trigésimosexto aniversario con el lema <em>No solo cosechamos frutos, cultivamos vida</em>.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El público disfrutó de vistosas exhibiciones de plantas y animales, artesanías, platos típicos, área de juegos para niños y espectáculos artísticos.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • En el área educativa se ofrecieron diversos foros y talleres sobre el diseño paisajista, la orquideología, el café, el bonsai, la inseminación de conejos, la composta, el huerto en caja, los injertos, y los cultivos hidropónicos, entre otros.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • La actividad se ha convertido en una tradición tanto para los colegiales como para las familias puertorriqueñas.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El evento se ha convertido en una de las ferias agrícolas más importantes de la Isla. <br>Carlos Díaz / Prensa RUM
La feria comenzó con el tan esperado desfile por las principales avenidas del campus mayagüezano.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEn el evento participaron las agrupaciones del Departamento de Banda y Orquesta, los niños del Centro Preescolar, Tarzán, la mascota colegial, maquinaria agrícola, caballos de paso fino, y yuntas de bueyes, entre otros.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLa actividad educativa, a la que asistieron miles de personas, conmemoró este año su trigésimosexto aniversario con el lema <em>No solo cosechamos frutos, cultivamos vida</em>.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl público disfrutó de vistosas exhibiciones de plantas y animales, artesanías, platos típicos, área de juegos para niños y espectáculos artísticos.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEn el área educativa se ofrecieron diversos foros y talleres sobre el diseño paisajista, la orquideología, el café, el bonsai, la inseminación de conejos, la composta, el huerto en caja, los injertos, y los cultivos hidropónicos, entre otros.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLa actividad se ha convertido en una tradición tanto para los colegiales como para las familias puertorriqueñas.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl evento se ha convertido en una de las ferias agrícolas más importantes de la Isla. <br>Carlos Díaz / Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Celebran Feria Cinco Días con Nuestra Tierra
Celebran Feria Cinco Días con Nuestra Tierra

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2493