portico
Skip Navigation

Desafíos de la tecnología

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 5 de abril de 2013

Tres académicos invitados, expertos en sus disciplinas de Ingeniería y Política Pública, Ingeniería Química y Filosofía, fueron los oradores principales de un simposio en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) en el que no solo hablaron de la tecnología desde el punto de vista de sus respectivos campos, sino en la manera que han integrado el tema de forma interdisciplinaria en su proceso de enseñanza y aprendizaje.

Los doctores Indira Nair, profesora retirada de Carnegie Mellon University, en Pennsylvania; John Tharakan, del Departamento de Ingeniería Química de Howard University, en Washington, D.C. y Carl Mitcham, de Artes Liberales y Estudios Internacionales del Colorado School of Mines encabezaron el evento denominado Tecnología: ¿Para qué? ¿Para quién? Las críticas, las posibilidades y el futuro, que se llevó a cabo a mediados del pasado mes.

La actividad formó parte del segundo ciclo del proyecto The Convergence of Science, Technology and Humanities, cuya misión es fortalecer la educación general de los estudiantes colegiales a través de cursos interdisciplinarios. El colectivo está integrado por los doctores Dana Collins y Héctor Huyke, de Humanidades; Héctor Jiménez, de Física; Lucas Avilés, de Ciencias Agrícolas; Roberto Seijo, de Administración de Empresas; y Nayda Santiago, de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras (INEL).

Esta parte dedicada a la Tecnología apropiada está a cargo de los doctores Huyke, Christopher Papadopoulos, del Departamento de Ingeniería General; y Marcel Castro, de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras, quienes además se destacan como investigadores del Graduate Research and Education for Appropiate Tecnnology: Inspiring Direct Engagement and Agency (GREAT IDEA), otro esfuerzo interdisciplinario del Recinto con fines muy parecidos, pero especializado en el tema.

"A largo plazo, el proyecto pretende hacer las Humanidades más relevantes y que estén más cerca del siglo 21, para mostrar los aspectos no técnicos de la tecnología, las preguntas que esta nos presenta, las interrogantes éticas, políticas y los aspectos culturales. Esto es importante para la educación general de los ingenieros, pero también para los estudiantes de Artes y Ciencias", explicó Huyke.

El catedrático enfatizó que existe una disyuntiva en la formación universitaria, pues si bien esta disciplina se excluye de los currículos de Ciencias Sociales y Humanidades, de igual forma se enseña unilateralmente a los ingenieros y científicos.  

"La tecnología nos cambia. Nosotros la construimos según nuestros propósitos, pero también ella nos rehace a su manera; pues mientras más despiertos estemos sobre eso, mejor. Que las futuras generaciones estén conscientes de su importancia cultural. Así que el Simposio, en gran medida, responde al interés de que escuchen a intelectuales valiosos conocidos globalmente hablando de estos temas", agregó Huyke.

De hecho, uno de los propósitos del evento fue adiestrar a los docentes del Recinto para que integren estos conceptos a sus cursos y su proceso de enseñanza. El esfuerzo, subvencionado por la Fundación Nacional de las Humanidades, consta de tres ciclos que eventualmente serán una secuencia curricular interdisciplinaria: Mind, Counciousness and Computers; Tecnología apropiada; y Teología, cosmología y evolución.

"Hay una serie de charlas cada año sobre las diferentes áreas para que los profesores puedan estudiar y discutir los elementos de cómo se enlazan las disciplinas porque hoy día no vivimos en un vacío. Este proyecto pretende examinar estas conexiones para fortalecer los cursos de educación general, hay seminarios abiertos al público como los de este Simposio y otros dirigidos  a los educadores", reiteró, por su parte, la doctora Collins.

Crítica, posibilidades y futuro

La jornada inició con una presentación de algunos de los proyectos interdisciplinarios más relevantes del Recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico (UPR) como lo son: el Centro Hemisférico de Cooperación en Investigación y Educación en Ingeniería y Ciencia Aplicada (CoHemis), Centro de Negocios y Desarrollo Económico, Instituto Universitario para el Desarrollo de las Comunidades, CIVIS e ITEAS.

Esa coyuntura sirvió de marco ideal para comenzar las disertaciones que se enfocaron en los conceptos de las tecnologías alternas, ingeniería humanitaria, ética de la ingeniería, justicia global y desarrollo sustentable, así como la importancia de investigarlos desde una perspectiva multidisciplinaria.

La doctora Nair, tuvo a su cargo la apertura del Simposio con la conferencia Care, Engineering, Technology and Global Justice, cuyo propósito, según relató a Prensa RUM era captar la atención de los participantes al fusionar conceptos tan diversos. La carrera de la educadora incluye 32 años de labor docente superior, y experiencia como maestra escolar de ciencias, lo que la convirtió en precursora de un sinnúmero de esfuerzos para integrar los temas de ética, ambiente y globalización en los currículos universitarios.  

"He tratado de mezclar todas estas cosas para ver cómo funcionan en el mundo y en el pensamiento de los estudiantes y he notado que si traes una palabra como afecto, cuidado o amor en la Ingeniería, los alumnos se sorprenden y eso crea interés, es una disonancia cognitiva. Aprendes a jugar con ideas, con idiomas, pero al mismo tiempo ellos adquieren su competencia en sus áreas porque tengo una obligación con ellos y con la sociedad, porque le otorgamos un grado académico", precisó Nair.  

La catedrática elogió el esfuerzo que realiza el RUM, ya que permite dejar de "encapsular" los cursos en una sola dirección. "Ese ha sido mi regocijo porque los discípulos tienen que pensar en contexto, en todo lo que tienen alrededor del mundo. A veces te enfocas tanto en una parte del conocimiento que olvidas enseñarle esas conexiones", manifestó.

Coincidió con su colega, el doctor Mitcham, quien se mostró sorprendido con todas las iniciativas interdisciplinarias que se gestan en el Colegio, las que considera como un modelo a seguir y que merecen mayor atención a nivel nacional e internacional.

"Esto ha sido una gran experiencia, aprender sobre lo que está ocurriendo en Puerto Rico, el trabajo de los colegas invitados y las preguntas excelentes de los estudiantes", comentó el autor de la ponencia Appropriate and Alternative, Technology and Life.

"Lo que traté de hacer fue una distinción entre dos maneras de pensar en energía: una es que aceptamos que debemos tener mucha energía; y otra es que tenemos más de lo que necesitamos, a lo mejor hay que aprender a vivir con menos. Poseemos una ideología de producción y uso de energía, y trato de estimular a la gente a pensar en formas alternas", explicó el filósofo, quien dictó cátedra en el RUM por un año en el 1998.

Por su parte, el doctor Tharakan habló sobre Service Learning, Appropiate Technology, Capacity Building and Sustainable Development, un tema que le apasiona por su trayectoria ampliando el campo de Ingeniería Química de forma interdisciplinaria hacia el área de aprendizaje a través del servicio.

"Mi interés siempre ha sido en términos de mejorar la calidad de vida de las personas alrededor del mundo, veo injusticias, desigualdades y me molesta. Desde que realizaba estudios graduados he mirado las tecnologías sustentables como una manera de apoderar a la gente y atender sus necesidades. Como académico, trato de producir y crear ingenieros que piensen diferente, fuera de los límites, y que piensen y entiendan que forman parte de una sociedad y, por lo tanto, tienen una responsabilidad con ella de hacerla un mejor lugar para todo el mundo".

Los doctores Papadopoulos y Castro se mostraron complacidos por la sabiduría impartida en las conferencias, que lograron impactar al final de la jornada a alrededor de 500 colegiales, entre alumnos, facultad y empleados, así como funcionarios gubernamentales que acudieron al Simposio.

"Quiero expresar mi gratitud a los invitados, por su disposición de acoger esta agenda ambiciosa y a los colegas por su apoyo. Es un foro apropiado para que los estudiantes puedan ver discusiones de esta envergadura. Las reacciones han sido fantásticas", reveló Papadopoulos.

Asimismo, Castro advirtió que contar con personalidades de la talla de estos académicos engrandece y beneficia a la comunidad porque comparten su experiencia en lo que es la máxima aspiración del grupo al mismo tiempo que "nos ayuda que ellos desde afuera vean algunos de los proyectos que hacemos, porque muchas veces no le damos la relevancia suficiente y son esfuerzos que hacen cambios importantes".

Los organizadores anunciaron que el curso sobre este tema estará disponible en agosto de 2013 y será abierto a estudiantes de todos los años y departamentos.


  • Desde la izquierda, los doctores Héctor Huyke, Indira Nair, Carl Mitcham, Marcel Castro; y al frente, Christopher Papadopoulos y John Tharakan.  <br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Las conferencias del Simposio de Tecnología apropiada contaron con una amplia participación de la comunidad universitaria. <br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUM
Desde la izquierda, los doctores Héctor Huyke, Indira Nair, Carl Mitcham, Marcel Castro; y al frente, Christopher Papadopoulos y John Tharakan.  <br>Carlos Díaz/Prensa RUMLas conferencias del Simposio de Tecnología apropiada contaron con una amplia participación de la comunidad universitaria. <br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2498