portico
Skip Navigation

Red Sísmica prueba su plan de respuesta

Por Graciela M. Muńiz Cardona (graciela.muniz@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 12 de abril de 2013

Con el fin de evaluar las comunicaciones y los planes de respuesta ante un tsunami a nivel local, la Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR), adscrita al Departamento de Geología del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), en unión a agencias coordinadoras de emergencias, participó de Lantex 2013.

El ejercicio, que se llevó a cabo el pasado 20 de marzo, simuló un terremoto de magnitud 8.5, registrado a las 9:02 a.m. al norte de la isla de Aruba, el que, a su vez, activó un aviso de tsunami para las costas del Caribe donde se hubiesen generado grandes olas, especialmente en Puerto Rico y República Dominicana, por lo que era fundamental mantener una comunicación rápida y precisa entre las unidades pertinentes.

Así lo aseguró, el doctor Víctor Huérfano, director de la RSPR, entidad responsable de informar la actividad sísmica en la región de Puerto Rico e Islas Vírgenes, para fines de seguridad pública y educación, junto al Centro de Alerta de Tsunami en Alaska, operado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), que sirve a todas las regiones costeras de Estados Unidos y Canadá.

"En caso de una emergencia, la comunicación es vital. Manejo de Emergencias tiene que contactarnos a nosotros y nosotros con Meteorología. Cada agencia tiene una responsabilidad, y esa conexión entre las partes es que va a depender la respuesta de los cuerpos de emergencia. A este momento, hemos tenido muy buena recepción, los sistemas han funcionado adecuadamente y procedimos según lo establecido en nuestro plan", subrayó Huérfano.

Durante el simulacro, en el que participaron 118 instituciones educativas y 356 agencias, según el registro oficial de la RSPR, la entidad quiso probar su respuesta ante una situación real de terremoto y tsunami con el personal mínimo que labora en el lugar.

"Hemos probado que con dos analistas de datos que tenemos aquí en la Red Sísmica se pueden emitir todos los mensajes que, según nuestros protocolos, debe ser en menos de cinco minutos. En cuanto a las cosas secundarias, como son las personas que lleguen aquí a visitarnos, tendrían que esperar por la oficina de Prensa RUM para recibir información oficial o hacer una conferencia de prensa, un tipo de logística que conllevaría más tiempo para brindarle la información al público", sostuvo la geóloga Gisela Báez, coordinadora del Área de Análisis y Auxiliar de Investigaciones en la RSPR.

Asimismo, los funcionarios coincidieron en que, a pesar de que se cumplió exitosamente con el propósito principal del simulacro, a nivel general, aún quedan detalles por mejorar.

"Estamos probando la herramienta de envío de fax porque, aunque las líneas también podrían colapsar durante una emergencia, aquí se trata de lo redundante que resulta comunicarnos a través de distintos medios para que la información pueda llegar. Tenemos que enviar unos 50 mensajes a las diversas agencias cada media hora y ya sabemos que se va a tardar. Llegan, pero lento. Los medios más rápidos que hemos tenido son los correos elecrónicos y nuestra página de internet. El público debe saber que es normal que pasen estas cosas, y más cuando al escenario podríamos añadir que no tuviéramos energía eléctrica, televisión o internet, así que eso es una realidad que tenemos que enfrentar", aseguró Baéz, al tiempo que añadió que hay que tener en cuenta que el ejercicio se ha dado en una situación ideal con todos los servicios operando.

Mientras, Huérfano mencionó que el punto débil que aún enfrentan es la comunicación directa a través de los celulares.

"Lamentablemente, al día de hoy aunque la tecnología ha avanzado todavía no ha sido lo suficiente como para emitir un mensaje en masa porque las líneas colapsarían y las mismas compañías nos lo han advertido. De hecho, lo hemos corroborado en los pasados temblores que hemos tenido, donde en cuestión de 10 minutos las líneas no respondían", puntualizó.

No obstante, aseguró que hace dos años se está trabajando con el desarrollo del Integrated Public Alert and Warning System (IPAWS), la innovadora generación del sistema de emergencia que reemplazaría al Emergency Alert System (EAS).

"Puerto Rico está trabajando con el IPAWS que va a incluir una parte de enviar mensajería, similar a los mensajes de textos, pero usando una tecnología completamente nueva a través de un mecanismo especial, un chip que traen los teléfonos hoy día. La directriz es que si el presidente o el gobernador quiere comunicarse con su pueblo haya un método para hacerlo, y, como valor añadido, se estaría utilizando para fines de emergencia. Todavía no está disponible, pero espero que en uno o dos años más podamos tener un sistema robusto para emitir mensajería de emergencia a través de los celulares", detalló.

Por otro lado, los expertos aseguraron que la importancia del simulacro también estriba en que la ciudadanía se eduque y sepan activar sus planes de respuesta.

"Las agencias pueden organizarse, la comunicación puede fluir, pero si las personas que están en la zona, que podrían verse afectadas por un tsunami, no toman acción, el sistema no va a estar completo. Mi exhortación es que, así como nosotros nos preparamos, también a nivel gubernamental y en los hogares tengan un plan o, como mínimo, hayan practicado su ruta de desalojo y sepan para dónde tienen que correr, de cuánto tiempo disponen, y cuál es la forma más segura para hacerlo en caso de ser necesario, con eso cuando venga el fenómeno real vamos a salir adelante", insistió Huérfano.

Preparado el COE para una emergencia

Este año, contrario a ocasiones anteriores, el Colegio no realizó escenarios simulados a través del campus, sino que se enfocó en medir la eficiencia del Comité Operacional de Emergencias (COE) del Recinto.

Según explicó el licenciado Ángel L. Matos, decano de Administración, lo que se hizo fue atender unas situaciones simuladas para que los miembros del COE respondieran aún ante la falta de electricidad y con las comunicaciones afectadas.

Del mismo modo, agregó que, durante el simulacro, el equipo de funcionarios tuvo que enfrentar una emergencia real, lo que, a su juicio, demostró que el Colegio está preparado y cuenta con el personal adiestrado para responder ante este tipo de eventualidad.

"Cuando estábamos comenzando el ejercicio Lantex surgió una situación real de una explosión al costado del edificio Monzón, muy cerca de donde estábamos reunidos, la que provocó que casi el 90 por ciento del Recinto se quedara sin electricidad, lo que llevó a activar la parte del COE que atiende ese tipo de emergencia", precisó.


  • El ejercicio Lantex tuvo como objetivo evaluar las comunicaciones y los planes de respuestas entre las agencias coordinadoras de respuesta ante un tsunami a nivel local.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El simulacro simuló un terremoto de magnitud 8.5, registrado a las 9:02 a.m. al norte de la isla de Aruba, el que, a su vez, activó un aviso de tsunami para las costas del Caribe.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El doctor Víctor Huérfano, director de la RSPR, aseguró que en una situación de emergencia es fundamental mantener una comunicación rápida y precisa entre las unidades pertinentes.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Según el registro oficial de la Red Sísmica, en el simulacro participaron 118 instituciones educativas y 356 agencias.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • La geóloga Gisela Báez, coordinadora del Área de Análisis y Auxiliar de Investigaciones en la RSPR, indicó que la agencia también quiso probar su respuesta ante una situación real de terremoto y tsunami con el personal mínimo que labora en el lugar.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • Este año, el RUM se enfocó en medir la eficiencia de su Comité Operacional de Emergencias a través de ejercicios de mesa con situaciones simuladas.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
  • El licenciado Ángel L. Matos, decano de Administración, aseguró que el Recinto está preparado y cuenta con el personal adiestrado para responder ante una situación real de emergencia.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
El ejercicio Lantex tuvo como objetivo evaluar las comunicaciones y los planes de respuestas entre las agencias coordinadoras de respuesta ante un tsunami a nivel local.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl simulacro simuló un terremoto de magnitud 8.5, registrado a las 9:02 a.m. al norte de la isla de Aruba, el que, a su vez, activó un aviso de tsunami para las costas del Caribe.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl doctor Víctor Huérfano, director de la RSPR, aseguró que en una situación de emergencia es fundamental mantener una comunicación rápida y precisa entre las unidades pertinentes.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMSegún el registro oficial de la Red Sísmica, en el simulacro participaron 118 instituciones educativas y 356 agencias.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMLa geóloga Gisela Báez, coordinadora del Área de Análisis y Auxiliar de Investigaciones en la RSPR, indicó que la agencia también quiso probar su respuesta ante una situación real de terremoto y tsunami con el personal mínimo que labora en el lugar.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEste año, el RUM se enfocó en medir la eficiencia de su Comité Operacional de Emergencias a través de ejercicios de mesa con situaciones simuladas.<br>Carlos Díaz / Prensa RUMEl licenciado Ángel L. Matos, decano de Administración, aseguró que el Recinto está preparado y cuenta con el personal adiestrado para responder ante una situación real de emergencia.<br>Carlos Díaz / Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Red Sísmica prueba sus sistemas en LANTEX 2013
Red Sísmica prueba sus sistemas en LANTEX 2013

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2504