portico
Skip Navigation

ˇRetorna el baile a las Justas!

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 19 de abril de 2013

Una mezcla de ansiedad y optimismo es lo que sienten los integrantes del recién formado Dance Team del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) que retomará el escenario, luego de tres años de ausencia, en la competencia de exhibición de baile y porrismo que se celebra hoy viernes en el marco de las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI).

Ese es el consenso expresado en las voces del consejero Jesús Acevedo, y su capitán Bruno Rodríguez, quienes relataron a Prensa RUM cómo ha sido la jornada desde que se formó el colectivo en agosto de 2012, hasta este momento crucial en el que se medirán con los mejores bailarines universitarios de todo Puerto Rico durante el festival deportivo.

Tal vez nadie como Jesús puede dar mayor fe de la emoción que se vive en esa competencia, pues como alumno del Recinto entre el 2002 al 2006 representó la sangre verde en ese mismo escenario junto al entonces equipo de danza que llegó a coronarse campeón en el 2003, un triunfo que no olvida. Ahora como empleado en la sección de Nóminas del Departamento de Recursos Humanos, decidió tomar la dirección del conjunto para avivar nuevamente el espíritu y la alegría que esa disciplina artística es capaz de transmitir a la comunidad universitaria.

"Algunos de los jóvenes tuvieron la iniciativa de llamarme y preguntarme si yo quería ser su consejero, ya que ahora, a diferencia de antes cuando los mismos estudiantes se dirigían, ellos necesitan tener un adulto responsable y trabajador del Recinto para participar en las Justas y en la competencia de baile y porrismo", contó Jesús, quien atribuye en gran medida la petición a que requerían una persona no solo con el liderazgo, sino con el trasfondo y la experiencia en el campo.

De hecho, luego de graduarse del Colegio de Administración de Empresas, Jesús se ha dedicado a impartir clases de baile en diferentes academias de la región oeste, y a vivir de su talento en diversas presentaciones, faena que ahora comparte, en su tiempo libre, con su jornada laboral en el Recinto.

"Muchos de estos estudiantes que están en el grupo y han tomado clases conmigo se enteraron de que yo ingresé como empleado y dijeron 'esta es la oportunidad perfecta para hacer un comeback del equipo' ", recordó el consejero.

Treinta alumnos colegiales conforman el colectivo en representación de todas las facultades y concentraciones. Su pasión y compromiso con el arte que tanto aman, hacen sentir menos el sacrificio de las largas horas de ensayo y prácticas al mismo tiempo que cumplen con sus pesadas y difíciles cargas académicas.

Según explicó Jesús, luego de un acercamiento al Decanato de Estudiantes, entidad hasta entonces responsable de la agrupación, se llegó a un acuerdo con la decana Wilma Santiago Gabrielini, quien los apoyó para oficializar el esfuerzo. Una de las aspiraciones de los bailarines es lograr obtener eventualmente ayuda económica para sus estudios por lo que se les requería no solo organizarse estructuralmente, sino tener un año de experiencia y asistir a la competencia de la LAI.

"La Decana nos apoyó, estuvo contenta con el regreso del Dance Team y empezamos a hacer una ardua audición de bailarines. Tuvimos dos, una en agosto y otra en enero de este año para formar el equipo. Contamos con 30 bailarines, pero solamente 12 serán parte de la competencia, pues entre ellos mismos se hizo un escogido. Aunque todos son sumamente talentosos, seleccionamos aquellos cuyas habilidades resaltaran más".

El consejero agregó que actualmente están bajo la tutela del Departamento de Actividades Atléticas, que también acoge al equipo de porrismo junto a los que aparecerán en la famosa competencia de exhibición. Aunque no reciben ningún tipo de compensación, Jesús aseguró que a todos los mueve un gran sentimiento de identidad y amor por su querido Colegio.

"Lo estamos haciendo porque, en mi caso, estudié, me gradué y ahora trabajo aquí y me encanta. A ellos les apasiona porque vienen de otros pueblos y ven esto como una oportunidad para demostrar sus talentos y no dejar de bailar. Lo ven como un desahogo. Claro, el orgullo colegial está siempre ahí", aseguró.

Durante los pasados semestres académicos, los integrantes se han dedicado a practicar y a presentarse en las actividades emblemáticas de la institución como el Encendido navideño en el que ofrecieron un variado menú de géneros que gozó de una gran acogida en el público.

El reto de la competencia

En cuanto al desafío que enfrentan en las Justas, tanto Jesús como Bruno admitieron sentirse un poco tensos, pues se trata del regreso de este grupo de Juanas y Tarzanes que tanta gloria dio en el pasado.

"El Colegio de Mayagüez siempre ha estado entre los primeros tres lugares en baile y se siente una presión general, de los estudiantes, del profesorado, de la administración, quienes esperan una buena representación", admitió el consejero.

Agregó que los ensayos todos los martes, miércoles y jueves han sido muy dinámicos desde que comenzaron a montar la rutina en enero pasado. Asimismo, la agenda incluyó talleres con expertos para mejorar sus destrezas y su técnica; y desde que comenzó el mes de marzo, se reúnen diariamente. La coreografía que presentarán en el Pachín Vicéns de Ponce estuvo a cargo de Jesús, de Bruno, en la parte de Tropical Ballroom, y contó además con la colaboración de David Soler del Boys & Girls Club de Mayagüez.

De acuerdo con el capitán del conjunto, cuya tarea principal es asesorar al consejero y velar por una buena comunicación entre todos los miembros, este reto en particular requiere una parte latina, una urbana y una de técnica, en específico de jazz en una coreografía de dos minutos y medio.

"Estamos bien orgullosos del equipo y gracias a Dios somos muy unidos. Si tenemos que trabajar más horas, lo hacemos. Nadie se queja, todo el mundo aporta ideas; cuando vamos a hacer correcciones todos las aceptan y se preocupan para que se aplique lo que se corrigió. Gracias a esa unidad es que estamos positivos en que el Colegio va a tener una buena representación", manifestó el estudiante en cuarto año de Biotecnología Industrial, quien también realiza una secuencia en italiano.

Esta es la segunda participación de Bruno en el evento, ya que formó parte de los Millennium RUM Dancers que obtuvieron el subcampeonato en el 2010. El joven enfatizó en que son muchas las metas que enfrentan, no solo para que todo funcione la noche del desafío, sino para mantener sus calificaciones estas últimas semanas tan ajetreadas del semestre. Por eso, destacó que su deseo es "que todo nos salga bien, que el sacrificio que hemos hecho valga la pena, que no nos lesionemos y que el Colegio quede satisfecho con lo que estamos haciendo".

Por su parte, Jesús coincidió con el capitán y reiteró la satisfacción que representa ser el líder de esta delegación y acompañarla hasta las esperadas Justas de la LAI en el afán no solo de obtener un premio, sino la ayuda y el apoyo de la comunidad universitaria para todos estos comprometidos estudiantes y artistas.

"Independientemente de lo que pase, me voy a sentir orgulloso porque ellos han trabajado muy fuerte, he tenido bailarines lesionados que se tuvieron que salir durante el periodo de la rutina y tuvimos que reestructurar la coreografía, pero ellos son tan talentosos y disciplinados que han hecho todo superbien".

Los ensayos en la semana final, previo a las Justas, se llevaron a cabo en el Coliseo Rafael A. Mangual, en conjunto con el equipo de porristas que este año está feliz porque no tendrá que competir solo en el evento de Ponce. De hecho, Prensa RUM fue testigo de la camaradería entre ambos grupos de jóvenes de verdadera sangre verde y cría colegial.

"La adrenalina va a estar fuerte y ellos van a hacer todo muy bien", auguró el consejero de los bailarines.


  • El equipo de baile que representará al RUM en la competencia de baile y porrismo de las Justas, acompañados por su consejero Jesús Acevedo, primero a la izquierda.<br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUM
  • El conjunto colegial se medirá con los mejores bailarines universitarios de todo Puerto Rico durante el festival deportivo.<br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUM
  • Los ensayos en la semana final, previo a las Justas, se llevaron a cabo en el  Coliseo Rafael A. Mangual, en conjunto con el equipo de porristas. <br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUM
El equipo de baile que representará al RUM en la competencia de baile y porrismo de las Justas, acompañados por su consejero Jesús Acevedo, primero a la izquierda.<br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUMEl conjunto colegial se medirá con los mejores bailarines universitarios de todo Puerto Rico durante el festival deportivo.<br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUMLos ensayos en la semana final, previo a las Justas, se llevaron a cabo en el  Coliseo Rafael A. Mangual, en conjunto con el equipo de porristas. <br>Joshua Arbelo/Taller Estudiantes Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2510