portico
Skip Navigation

Las Juanas dominan en judo LAI

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 19 de abril de 2013

¡La monarquía femenina colegial llegó hasta el judo!

El excelente desempeño del equipo femenino del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) les hizo merecedor de la presea dorada de la mencionada disciplina durante el Festival Deportivo de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI).

La acción se llevó a cabo el pasado martes, 16 de abril en la Pontificia Universidad Católica de Ponce cuando el conjunto, compuesto por ocho chicas, destronó -al obtener 46 puntos-  a las tres veces campeonas de la Universidad Metropolitana (UMET).

"Me siento muy emocionado, la persistencia de las muchachas y la continuidad del esfuerzo propio, y la valentía de ellas permiten que se logren las metas que uno se traza", dijo a Prensa RUM Francisco Sánchez, dirigente de los equipos femenino y masculino de judo.

Confesó que el triunfo "le tomó por sorpresa", pero que fue posible gracias al "trabajo duro" de las atletas, quienes entrenaron incansablemente hasta lograr el preciado galardón.
 
Las jóvenes Astrid Varela Agront, Mirangely Ortiz Ortiz y Zully Contreras Correa, obtuvieron medalla de oro, la primera en la categoría de 48 kilos y las siguientes, en la de 78. Mientras, Mairel Figueroa Bonaparte se alzó con una presea plateada en 45 kilos. También son parte del equipo ganador: Kassandra Ramírez Rojas, Azaria Feliciano Miranda, Andria Peña Meléndez y Camille Landry Vega.

Astrid, capitana del equipo, dio fe del esfuerzo que conllevó llegar a ser campeones, en su caso particular, hasta perder peso para poder representar el renglón de los 48 kilos.

"Se siente muy emocionante, todavía no lo puedo creer. Este año no estábamos entre las favoritas para ganar. Esto representó el esfuerzo que hicimos todas las chicas", sostuvo la también alumna de Ingeniería Industrial.

Esta competencia simboliza el "broche de oro" para la líder de los equipos femenino y masculino, quien con esta demostración termina su jornada deportiva en el Colegio.

"Cuando me colocaron la medalla, me sentí muy agradecida pues mi propósito era poner el nombre del Colegio en alto y al hacerlo, sentí mucha satisfacción", agregó.

La hazaña también toma un significado especial, ya que las tricampeonas de la UMET son en su mayoría cintas marrón y negra, lo que representa los niveles más altos en el judo.

"Nuestra cinta más alta es Zully con la verde. Yo le decía a las chicas que nuestro equipo es un arcoíris y que no nos intimidáramos por eso. Así que luchamos con ganas y con el corazón y pintamos la competencia de colores", expresó la joven, quien ostenta cinta naranja.

Además de Astrid, también Mairel tuvo que bajar de peso para representar la categoría de 45 kilos que acoge hasta las 99 libras. Por lo contrario, otras integrantes debieron aumentar para llenar los requisitos de los 78 kilos.

"Cuando ganamos el campeonato todo el mundo me dijo que valió la pena el sacrificio, dejar los gustos, levantarme temprano y correr al mediodía y poner el equipo en primer lugar. Gracias a las compañeras que estuvieron conmigo y me dieron la fortaleza", afirmó la colegial que de 120 libras tuvo que llegar a 105 para luchar en la categoría de 48 kilos.

Y por supuesto, luego de tantas privaciones dietéticas, las chicas celebraron el triunfo comiendo chocolates.

El año pasado el equipo quedó subcampeón de la LAI.

En la rama masculina, lograron cuatro medallas: Javier (Pipo) Estrada, plata en 66 kilos; y tres de bronce para Héctor (Pony) Rodríguez, Diego Rodríguez y Randy Rodríguez, en 56, 90 y 100 kilos, respectivamente.


  • Astrid Varela ejecuta la maniobra ipon en contra de la contendora de la UPR-RP.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • Mairel (Mai) Figueroa saluda a su contrincante previo a comenzar la acción.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • Mairel (Mai) Figueroa en la acción de la pelea.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • Astrid Varela se alzó con medalla de oro en la categoría de 48 kilos. En la foto, está inmovilizando a la representante de la UPR de Arecibo.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • Una de las competencias de la rama masculina. En la foto, el próximo capitán del equipo Javier (Pipo) Estrada.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • En el centro, Francisco Sánchez, dirigente del equipo de judo, recibe el trofeo del primer lugar.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • Mirangely Ortiz le expresa una muestra de afecto al preciado galardón.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • En primera fila, desde la izquierda, Andria Peña, Astrid Varela y Mairel Figueroa. En la segunda fila, en el orden acostumbrado, Francisco Sánchez, Azaria Feliciano, Mirangely Ortiz y Zully Contreras.<br>Foto Joan Geraldino Díaz
  • Los equipos femenino y masculino de judo del Colegio acompañados de su dirigente Francisco Sánchez (a la extrema derecha en la segunda fila).<br>Foto Joan Geraldino Díaz
Astrid Varela ejecuta la maniobra ipon en contra de la contendora de la UPR-RP.<br>Foto Joan Geraldino DíazMairel (Mai) Figueroa saluda a su contrincante previo a comenzar la acción.<br>Foto Joan Geraldino DíazMairel (Mai) Figueroa en la acción de la pelea.<br>Foto Joan Geraldino DíazAstrid Varela se alzó con medalla de oro en la categoría de 48 kilos. En la foto, está inmovilizando a la representante de la UPR de Arecibo.<br>Foto Joan Geraldino DíazUna de las competencias de la rama masculina. En la foto, el próximo capitán del equipo Javier (Pipo) Estrada.<br>Foto Joan Geraldino DíazEn el centro, Francisco Sánchez, dirigente del equipo de judo, recibe el trofeo del primer lugar.<br>Foto Joan Geraldino DíazMirangely Ortiz le expresa una muestra de afecto al preciado galardón.<br>Foto Joan Geraldino DíazEn primera fila, desde la izquierda, Andria Peña, Astrid Varela y Mairel Figueroa. En la segunda fila, en el orden acostumbrado, Francisco Sánchez, Azaria Feliciano, Mirangely Ortiz y Zully Contreras.<br>Foto Joan Geraldino DíazLos equipos femenino y masculino de judo del Colegio acompañados de su dirigente Francisco Sánchez (a la extrema derecha en la segunda fila).<br>Foto Joan Geraldino Díaz

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2511