portico
Skip Navigation

TecnoRecreArte en Toa Baja

Por Azyadeth Vélez Candelario (yadeth@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 3 de mayo de 2013

Cerca de 440 estudiantes, cuyas escuelas se encuentran localizadas en tres sectores bajo el nivel de pobreza del pueblo de Toa Baja, se benefician directamente de una iniciativa educativa que nació en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

Se trata de TecnoRecreArte, proyecto que busca atraer y retener a los estudiantes en cinco escuelas de los barrios Pájaros, Ingenio y Sábana Seca del mencionado municipio, a través de actividades en las áreas de las bellas artes, la recreación y la tecnología y que se llevan a cabo en horario extendido para complementar el currículo regular.

Sus administradores son los doctores Mariel Nieves Hernández, quien es la directora e investigadora principal de la propuesta, y José R. Ferrer López, quien funge como asesor en implantación e integración tecnológica del Proyecto. Según explicaron ambos en entrevista con Foro Colegial TV, TecnoRecreArte se asienta en Toa Baja debido a los resultados de un estudio que realizaron y que arrojaron que es en ese municipio en donde se encuentran algunas de las áreas de mayor pobreza en la Isla.

"Es un reto bien grande para nosotros en el Recinto, haber tenido éxito desarrollando un proyecto tan distante y remoto (en un lugar) como nos queda Toa Baja. Hasta ahora hemos podido sobrellevar esa pequeña dificultad, pero en el estudio que se realizó una de las áreas de más alta pobreza era Toa Baja, entonces decidimos poner nuestro esfuerzo en ese pueblo", apuntó Nieves Hernández.

Ferrer, quien es además es catedrático auxiliar del Programa de Preparación de Maestros de Escuela Secundaria y director auxiliar de la División de Educación Continua y Estudios Profesionales del RUM, coincidió con Nieves al indicar que el programa del cual se nutren los fondos de este proyecto "le preocupa más los niveles de pobreza y el rezago de la zona".

"No es porque sean del Departamento de Educación, sino que se basa en la zona como tal, para darles la ayuda y (para que) los niños puedan sobrellevar esos problemas que están teniendo, ya sean sociales o económicos", subrayó.

Y es que la propuesta, que tiene una duración de tres a cinco años, es sufragada con fondos federales del 21st Century Community Learning Centers, programa adscrito al Departamento de Educación de Puerto Rico, que apoya la creación de centros de aprendizaje comunitarios que brinden oportunidades de enriquecimiento académico, fuera del horario escolar, particularmente, a estudiantes en planteles localizados en áreas de mayor pobreza y bajo aprovechamiento académico. De hecho, a las instituciones educativas bajo TecnoRecreArte se les denomina como centros y estos son las escuelas Martín García Giusti, Antonia Sáez, Francisca Dávila Semprit, Carmen Barroso y Luis M. Santiago.

Cada uno de estos centros cuenta con sendos equipos compuestos por maestros, tutores, trabajadores sociales y coordinadores que trabajan con los alumnos, cuyas edades fluctúan entre los ocho hasta los 18 años. La doctora Nieves Hernández señaló que estos profesionales están especializados en esos grados y niveles para poder atender esa población y cumplir con las metas programáticas de la iniciativa.

La también catedrática asociada del Departamento de Administración de Empresas del RUM explicó que las tres metas programáticas del Proyecto son: enriquecer a los estudiantes en las áreas de inglés, español, ciencias y matemáticas desde tercer grado a cuarto año; integrar las bellas artes, la tecnología y la recreación; e involucrar a la comunidad en la iniciativa.

Para lograrlas, se desarrollaron módulos educativos en las disciplinas académicas mencionadas; se creó un blog, a través del cual los estudiantes comparten sus experiencias en el Programa; se dotó a los centros con infraestructura tecnológica como computadoras -más de 70- y acceso a la internet; con instrumentos musicales como tambores electrónicos y violines, entre otros; así como con mesas de ping pong, "para que los estudiantes sientan que aprenden algo diferente a lo que aprenden en las escuelas", de acuerdo con el doctor Ferrer López.

"Lo que se espera es que el niño desarrolle otras aptitudes hacia los estudios. Que no vean esto como una secuencia (de) 'salí del salón y ahora voy para otro salón', sino que nosotros, integrando las bellas artes y la recreación, podemos utilizar esas herramientas para adaptarlas a lo mismo que está dando el maestro tutor en el salón de clases y adaptárselo a lo que ellos están aprendiendo, para que no sientan que siguen estudiando", precisó, por su parte, la doctora Nieves Hernández.

En cuanto a los padres, estos han recibido talleres de seguridad en las redes sociales, prevención de drogas, entre otros temas, según indicaron los investigadores. Precisamente, en estos momentos se lleva a cabo un estudio de necesidades para conocer qué tipo de capacitación pueden ofrecerles para integrarlos al Proyecto.

El Programa comenzó a funcionar hace un año en un centro que se estableció como escuela piloto en el municipio toabajeño -ahora cuenta con cinco- y los investigadores no descartan la posibilidad de abrir otros similares en planteles del oeste de la Isla.

Si desea conocer más sobre TecnoRecreArte, puede visitar la dirección http://tecnorecrearte.blogspot.com.

 


  • Los estudiantes de <em>TecnoRecreArte</em> participan de actividades en las áreas de las bellas artes, la recreación y la tecnología.<br>Suministrada
  • El Proyecto busca atraer y retener a los estudiantes en cinco escuelas de los barrios Pájaros, Ingenio y Sábana Seca de Toa Baja.<br>Suministrada
Los estudiantes de <em>TecnoRecreArte</em> participan de actividades en las áreas de las bellas artes, la recreación y la tecnología.<br>SuministradaEl Proyecto busca atraer y retener a los estudiantes en cinco escuelas de los barrios Pájaros, Ingenio y Sábana Seca de Toa Baja.<br>Suministrada
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Foro Colegial TV-Tecnorecrearte

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2533