portico
Skip Navigation

Responsabilidad al volante

Por Tomás E. Mercado Rivera (tomas.mercado@upr.edu)
Taller de Estudiantes PRENSA RUM

viernes, 10 de mayo de 2013

El Proyecto Fiesta, adscrito al Departamento de Servicios Médicos del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), celebró el Fiesta Mobile; una actividad educativa con el fin de orientar a los colegiales sobre los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol.

La iniciativa fue organizada por Wilmarie Ramírez, coordinadora de la asociación, quien junto a sus compañeros, dirigió a los participantes a guiar un carrito de golf con las gafas Drunk Buster.

“Los estudiantes conducen el vehículo con los lentes de visión fatal. Estos representan un 0.08 o 0.10 de alcohol en la sangre.  La primera vuelta es sin ellos  para que tengan control y luego los usan en la segunda. El efecto es solamente visual; pero tiende a marear  porque muchas personas no están acostumbradas a lo que les provoca”, explicó.

Asimismo, según Wilmarie, al finalizar el recorrido, los alumnos firmaron un contrato de responsabilidad en las carreteras para así fomentar la seguridad.

“El compromiso del conductor designado es un papel que representa que el mensaje del evento fue recibido y que la enseñanza será aplicada”.

La jornada incluyó a Christian Maymí López, presidente del Proyecto Fiesta desde hace un año, quien acompañó a los jóvenes durante el trayecto.

“Esto nos enseña a estar conscientes sobre cómo se ve el camino cuando estamos ebrios. La gente piensa que esto es inofensivo, pero guiar borracho es peligroso para todos”, manifestó el estudiante de Economía.

Entre las personas que disfrutaron de la experiencia se encontraba Ismael Vargas, coordinador de trabajo comunitario de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito de San Germán, quien manifestó su sorpresa al conducir el carrito de golf.

“Fue algo sorprendente tener las gafas puestas. Lo bueno de esto es que nos muestra cuán desprevenidos estamos a la hora de consumir bebidas alcohólicas. La vista se distorsiona. Vemos cosas lejos que en realidad están cerca y esto es muy peligroso porque eso que observamos, puede ser un peatón. En realidad, esto es una experiencia para concienciarnos”, compartió Vargas.

Precisamente, son lecciones como la impartida mediante el Fiesta Mobile, las que han logrado que el  colectivo colegial se una a otras universiades de Puerto Rico para que su mensaje pueda propagarse por todas las comunidades educativas de la Isla.

“El Proyecto Fiesta no es solamente del Colegio, sino que se extiende a cualquier lugar en el cual nos necesiten.Por ejemplo, diferentes instituciones también cuentan con este esfuerzo, como Aguadilla, Ponce, Cayey, y Río Piedras. Trabajamos todos en conjunto. Tratamos de que todo lo que se hace aquí también se realice en otros lugares para que el impacto sea mayor”, indicó Wilmarie. 


  • Las gafas <em>Drunk Buster</em> proyectaban una visión de 0.08 a 0.10 de alcohol en la sangre. <br>Tomás Mercado Rivera/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • En la actividad, los estudiantes guiaron un carrito de golf por un camino trazado con las gafas de visión fatal. <br>Tomás Mercado Rivera/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Al finalizar el trayecto en el carrito de golf, cada participante firmó el compromiso del conductor designado con el propósito de afirmar su apoyo al mensaje de la actividad.<br>Tomás Mercado Rivera/Taller de Estudiantes Prensa RUM
Las gafas <em>Drunk Buster</em> proyectaban una visión de 0.08 a 0.10 de alcohol en la sangre. <br>Tomás Mercado Rivera/Taller de Estudiantes Prensa RUMEn la actividad, los estudiantes guiaron un carrito de golf por un camino trazado con las gafas de visión fatal. <br>Tomás Mercado Rivera/Taller de Estudiantes Prensa RUMAl finalizar el trayecto en el carrito de golf, cada participante firmó el compromiso del conductor designado con el propósito de afirmar su apoyo al mensaje de la actividad.<br>Tomás Mercado Rivera/Taller de Estudiantes Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2535