portico
Skip Navigation

Idean el Aula Magna Verde

Por Wilfredo J. Burgos Matos (wilfredo.burgos@upr.edu)
Taller de Estudiantes PRENSA RUM

viernes, 24 de mayo de 2013

Un sueño se materializa cuando se toman en consideración varias ideas. Prueba de esto son las maquetas que prepararon los estudiantes del curso de Arquitectura de Puerto Rico, quienes pusieron en práctica lo que aprendieron durante el semestre para exponer sus propuestas del Aula Magna Verde, un sueño que se hilvana en diferentes vertientes desde hace muchos años en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). 

La edificación cumpliría con un doble propósito: salón de clases para mega secciones y teatro de gran capacidad para presentaciones musicales y de arte dramático. 
 
“El proyecto recoge una idea de hace mucho tiempo. Yo lo incorporé al curso añadiéndole el tema ecológico. Los proponentes, que ninguno tiene preparación arquitectónica, asumieron el reto y puedo decir, con orgullo, que lo superaron”, expresó el doctor Jerry Torres Santiago, catedrático asociado del Departamento de Humanidades y mentor principal del esfuerzo. 
 
Agregó que esta aportación demuestra “una cantera inagotable del talento colegial. Los jóvenes tienen una manera nueva de ver las cosas y es una forma muy apropiada para crear soluciones a problemas antiguos”. 
 
Las propuestas contaron con acepciones creativas de lo que podría convertirse en una edificación emblemática del Recinto. Cada grupo aprovechó uno de los cuatro elementos principales de la naturaleza para desarrollar sus prototipos. 
 
Por ejemplo, algunos se dejaron llevar por lo ecoamigable para manejar áreas que no tendrían que trabajarse con maquinaria pesada y que, a la vez, contribuirían al desarrollo agrícola del Colegio. 
 
“La diseñamos para que sea en la Antigua Pista Atlética. Se puede utilizar como teatro o sala de música; los de Banda y Orquesta podrían practicar ahí. Entonces, como vamos a cosechar, tenemos en mente una placita con un café donde se podrían vender distintos productos”, dijo el joven de Tecnología mecánicoagrícola, Christian Lugo Pérez, quien formó parte del grupo que utilizó la tierra como su eje principal. 
 
Otra de las agrupaciones usó el agua como su punto de partida e ideó su plan en el estacionamiento de Área Blanca. 
 
“Como ya es de amplio conocimiento, tenemos un problema de inundación terrible. Entonces, este diseño va a atender muchos detalles de ese espacio para hacerlo seguro. Ahora mismo, el aula la estaríamos ubicando en la porción inundable. Vamos a darle un uso práctico al agua restante para aclimatación, para que el espacio no se sienta ni muy caliente ni muy frío”, aseguró Alexander Molano Santiago, de Ingeniería Civil (INCI). 
 
Al preguntarle lo que sucedería con los espacios que restarían al principal aparcamiento colegial, el joven compartió con Prensa RUM que su propuesta va acompañada de un multipisos. El espacio que tenemos ahora tiene cabida para 780 vehículos y nuestra idea acogería mil espacios. O sea, estaríamos aumentando la capacidad”. 
 
Por su parte, la alumna Angie Cortés López, también de INCI, se valió del elemento del fuego junto a sus compañeros y vislumbró su infraestructura en el área oeste del edificio de Biología del RUM. 
 
“Nosotros no queríamos que fuera una estructura monumental, por lo que interactuamos con los árboles que lo rodearían y los integramos al mismo declive que posee el edificio. Además, el terreno recibe el sol durante todo el día y tratamos de utilizar eso a nuestro favor, por lo que integramos placas solares para que se mantuviera con energía renovable. Pusimos, además de eso, una serie de techos, que son ovalados, simulando unos árboles para que tapen nuestra fachada de cristal y refresquen el lugar”, sostuvo. 
 
Sobre el interior, Cortés López pensó junto a su grupo en integrar una especie de rieles que transportarían las butacas del teatro hacia los laterales vacíos para luego, con la ayuda de cortinas divisorias, maximizar el uso del lugar como salones de clase. 
 
Los alumnos que participaron de esta iniciativa se mostraron complacidos por el simple hecho de aportar, con sus ideas, a este proyecto de gran envergadura. 
 
“Entendemos que será un logro fantástico. Si vamos a hacer algo así para el Recinto tiene que ser especial, porque reflejará la capacidad y las aspiraciones de la comunidad universitaria; esto lo representa muy bien”, aseguró Molano Santiago. 
 
Mientras, Cortés López acotó que “desde el principio fue de gran emoción, de orgullo, pues es una experiencia enriquecedora. Muchos de nosotros nunca lo habíamos hecho en nuestra vida, pero si podemos aportar con algo, aunque sea con la idea más mínima, a este edificio, eso va a ser de mucha satisfacción”. 
 
De igual forma piensa el doctor Juan López Garriga, catedrático de Química y director de Science on Wheels, quien tuvo la oportunidad de evaluar los diseños. 
 
“No es lo mismo decir que un arquitecto hizo eso a que los estudiantes están contribuyendo a hacerlo. Cuando nosotros vayamos a buscar los fondos, indicar que el estudiantado está apoyando ese concepto tiene que facilitar la búsqueda de esas ayudas”, puntualizó. 
 
Se informó que más adelante se expondrán las maquetas en el edificio Luis D. Celis para que el público y la comunidad puedan apreciarlas. 

  • El agua fue el elemento principal de esta propuesta, que vislumbra situarse en el estacionamiento de Área Blanca. <br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Los jóvenes demostraron su cría colegial al exponer ideas creativas muy diversas. <br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Esta maqueta fue proyectada en el área oeste del edificio de Biología. El colectivo que trabajó esta iniciativa se aprovechó del sol para capturar energía. <br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Los alumnos presentaron sus maquetas en el vestíbulo principal de la Biblioteca General del RUM. <br>Carlos Díaz/Prensa RUM
El agua fue el elemento principal de esta propuesta, que vislumbra situarse en el estacionamiento de Área Blanca. <br>Carlos Díaz/Prensa RUMLos jóvenes demostraron su cría colegial al exponer ideas creativas muy diversas. <br>Carlos Díaz/Prensa RUMEsta maqueta fue proyectada en el área oeste del edificio de Biología. El colectivo que trabajó esta iniciativa se aprovechó del sol para capturar energía. <br>Carlos Díaz/Prensa RUMLos alumnos presentaron sus maquetas en el vestíbulo principal de la Biblioteca General del RUM. <br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Diseņan maquetas de Aula Magna en el RUM
Diseņan maquetas de Aula Magna en el RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2557