portico
Skip Navigation

Laten por las Ciencias

Por Rebecca Carrero Figueroa (rebecca.carrero@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 9 de agosto de 2013

"Un especialista que no tenga ese elemento humano,
es un experto analfabeta".

Juan Mari Bras
 

Desde hace algún tiempo, la alianza entre la Fundación Dr. García Rinaldi y el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico, ha permitido que un sector estudiantil sea parte de un internado de Medicina con el objetivo de que tome una decisión informada sobre el campo en que realizarán sus futuros estudios. En esta ocasión, 27 preuniversitarios fueron seleccionados para participar en el exitoso Programa de Verano para Estudiantes Talentosos de Escuela Superior de la Fundación Dr. García Rinaldi.

Así, el grupo de jóvenes experimentó de primera mano el trabajo que conlleva la Cardiología, al ser observadores en salas de operaciones y rotar en hospitales, además de tomar talleres, como los que coordinó para ellos el Colegio de Artes y Ciencias del RUM.

De acuerdo con el doctor Manuel Valdés Pizzini, decano interino del mencionado Colegio, se trata de una experiencia educativa de alcance para alumnos e interesados en los ofrecimientos académicos relacionados con las Ciencias en el recinto mayagüezano.

"La Medicina no es solamente servir a aquellas personas que están necesitadas de asistencia médica, también implica investigación en una diversidad de campos como Bioingeniería y Biotecnología, entre otros. Incluso, les explicaba que la Química, la Física, la Ciencia de materiales, se han convertido en herramientas importantes de sanación, de curación y de avances", señaló.

Precisamente, Prensa RUM comprobó que los seleccionados cuentan con un interés muy especial por prepararse en profesiones relacionadas con la salud. Así lo dijeron, Jorge Morales Vicéns, Vivian Martínez González, Kyel Ortiz Rodríguez y Gustavo Ronda Rodríguez. Todos, excepto Gustavo, han sido admitidos como estudiantes de nuevo ingreso al RUM.

Jorge, quien proviene del Centro Residencial de Oportunidades Educativas de Mayagüez (CROEM), iniciará estudios en Química, campo que espera le ayude a decidirse entre Neurología, Neurocirugía y Medicina investigativa.

Por su parte, Vivian, del Colegio San Antonio, de Isabela, comenzará en Biología, plataforma que asegura le permitirá adiestrarse para Neurología o Gastroenterología. Según comentó, solicitó al Programa porque "quiero hacer algo que me guste, no que me deje dinero".

Al igual que Vivian, Kyel estudiará Biología en el Colegio. El joven, quien culminó estudios en Young Ambassadors Academy, de Cabo Rojo, aspira a, una vez se gradué, continuar en Urología.

"La experiencia de rotar por los hospitales, recibir orientaciones sobre qué consiste esta carrera, te da la seguridad de que la Medicina te va a gustar", aseguró.

Mientras, Gustavo, quien continuará su décimo grado en la Escuela San Germán Interamericana, destacó que una de las ventajas del Programa es acercarse al campo mucho antes de ingresar a la Escuela de Medicina. Al igual que sus compañeros, se inclina por convertirse en biólogo hasta desempeñarse como ingeniero genético o cardiólogo.

Aunque convencidos de que tienen vocación para encargarse del cuidado médico de otros o dedicarse a la investigación, el conjunto aprendió acerca de otras áreas que igualmente se relacionan con la profesión. Esto se logró a través de los talleres que les expusieron ante una gama de oportunidades desde las Ciencias Sociales hasta la Ingeniería.

Uno de los conferenciantes fue el propio Valdés Pizzini, quien les habló sobre la relación entre la antropología y la salud.

"Como estos estudiantes vienen de una Fundación que tiene que ver con la medicina cardiovascular; también traté de explicarles un poco de cómo estas enfermedades tienen que ver con la vida cotidiana, con los sistemas de alimentación. La gente habla de sus padecimientos y de cómo los construyen culturalmente, hay sectores de clase que pueden explicar sus padecimientos de una manera. Los médicos y los profesionales de la salud deben tener una sensibilidad cultural, social y tratar de entender cómo la gente construye sus enfermedades", precisó.

Con él coincidió la profesora María I. Barbot, decana de Asuntos Académicos y Estudiantiles de Artes y Ciencias, al señalar que en el diseño de las actividades, se enfocaron no solo en el aspecto científico, sino en tener el perfil de los pacientes.

Aspiramos a que "no solo practiquen la Medicina, sino que lo hagan con humanidad", expresó.

Asimismo, Barbot agradeció a la Facultad por su interés en el desarrollo de cada una de las charlas en las que los expusieron a las distintas áreas científicas que harán de ellos unos médicos comprometidos con la sociedad.


  • Los estudiantes recibieron una serie de talleres como el de <em>Maquillaje teatral con prótesis</em>, a cargo de la doctora Noemí Maldonado, sentada en la primera fila.<br>Suministrada
  • El doctor Manuel Valdés Pizzini, decano interino de Artes y Ciencias, compartió con los alumnos durante una charla enfocada en los aspectos antropológicos de la salud.<br>Suministrada
  • Fueron 27 los participantes del Programa de Verano para Estudiantes Talentosos de Escuela Superior de la Fundación Dr. García Rinaldi.<br>Suministrada
  • Uno de los talleres estuvo a cargo del doctor Carlos Ríos Velázquez, del Departamento de Biología.<br>Suministrada
Los estudiantes recibieron una serie de talleres como el de <em>Maquillaje teatral con prótesis</em>, a cargo de la doctora Noemí Maldonado, sentada en la primera fila.<br>SuministradaEl doctor Manuel Valdés Pizzini, decano interino de Artes y Ciencias, compartió con los alumnos durante una charla enfocada en los aspectos antropológicos de la salud.<br>SuministradaFueron 27 los participantes del Programa de Verano para Estudiantes Talentosos de Escuela Superior de la Fundación Dr. García Rinaldi.<br>SuministradaUno de los talleres estuvo a cargo del doctor Carlos Ríos Velázquez, del Departamento de Biología.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2607