portico
Skip Navigation

Campus Verde en armonía con el ambiente

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 4 de octubre de 2013

Yo habito una tierra luz que alumbró sueños distantes

la puerta del nuevo mundo que se abrió a los navegantes.
Yo habito una tierra luz que alumbró sueños distantes.

Tony Croatto

Un cálida mañana de domingo sirvió de escenario ideal para que un grupo de jóvenes voluntarios se diera cita con la noble tarea de la preservación ambiental.

Fueron convocados para llegar al Gimnasio Ángel F. Espada del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) a las 7:45 a.m. y allí estuvieron puntuales y entusiastas.

Angélica Abreu, presidenta de Campus Verde Colegial y estudiante de Ciencias Políticas, explicó a Prensa RUM, que el objetivo era llegar hasta la Cascada El Ataúd en Adjuntas, con el propósito de llevar a cabo una labor de limpieza en el cuerpo de agua.

"Nos dedicamos a organizar y fomentar actividades que ayuden en el conocimiento en el campo. Esta vez hemos decidido ir hasta Adjuntas con el fin de concientizar y así cumplir con la misión de nuestro capítulo", señaló, mientras se aprestaban a partir del Colegio el pasado 29 de septiembre de 2013.

La ruta, vía Ponce, transcurrió en aproximadamente una hora y media, hasta llegar al histórico municipio, también conocido como la Ciudad del Gigante Dormido, llamado así por las siluetas que forman sus montañas. 

Al llegar al lugar, una treintena de colegiales se encaminó cuesta abajo para luego toparse con la belleza natural del afluente que destila gallardía y fuerza.

Lamentablemente, tras los primeros pasos en el área algunos desperdicios tirados en el suelo y otros en el agua eran evidentes. Solo necesitaron tres cosas para emprender la tarea: guantes para la protección, bolsas para el recogido de basura y compromiso.

Fue así, que tras recibir las instrucciones sobre las medidas de seguridad, los voluntarios se dividieron rumbo a cumplir el objetivo de honrar a la casa grande: el planeta.

Una hora de labores dio el saldo de 15 bolsas de basura que incluían: botellas plásticas, de cristal y detergente; jeringuillas, foam, zapatillas, toldos, latas, redes de pescar, una rejilla y un neumático, entre otros desperdicios.

"Yo creo que ser voluntario es una de las cosas más grandes y más satisfactorias que existe. A nosotros, más allá de quedarnos en la palabra y la orientación, nos gusta dar el ejemplo. No es lo mismo hablar sobre lo que es reciclaje y conservación, si no vamos al lugar, si no hacemos esto parte de nuestra responsabilidad como ciudadanos. Esa es una de las cosas que Campus Verde se dedica a hacer, a inculcar esta responsabilidad en todos", expresó Angélica, luego de concluido el esfuerzo.

Otros jóvenes también compartieron con Prensa RUM sus impresiones sobre la importancia de la conservación.            

"Es impresionante toda la suciedad que hay aquí y saber que los humanos usan este lugar para inyectarse drogas. Tenemos que pensar que el hombre no es superior a la naturaleza. Nosotros somos parte de ella y si tenemos ese tipo de pensamiento lo más probable es que, en vez de estar tirando basura y ensuciando el ambiente, nos conectemos con él", reflexionó Gabriel Alejandro Nieves Colón, de la National Society Professional Engineers (NSPE) y estudiante de Química.

Coincidió Griselle Martínez, de la Sociedad Nacional de Honor de Biología del RUM, al exhortar a la ciudadanía a preservar estos espacios comunes.

"Es bien fácil, limpia después de ti. Si traes algo, asegúrate de llevártelo, trae tu propia bolsa de basura, cuestión de que lo puedas echar y te lo llevas. Realmente, es sencillo y nosotros no tendríamos que estar entonces recogiendo por la irresponsabilidad de otras personas".

Por su parte, Koby Bonilla, de Green Building and Sustainability, colectivo que alberga Campus Verde, expresó su satisfacción de aportar en favor del ambiente.

"Ha sido una experiencia muy buena y gratificante poder estar aquí limpiando esta cascada que es muy hermosa. Vemos la falta de educación que hay en las personas al tirar tanta y tanta basura. Al ver el compromiso de los estudiantes, sabemos que hay una esperanza para un Puerto Rico limpio y tener un mejor País", puntualizó.

El estudiante de Microbiología Industrial agregó que "es necesario mantener nuestros cuerpos de agua limpios, porque si se contaminan, a la larga eso termina afectándonos a nosotros y a la flora y fauna del País. Debemos tener conciencia de que una cascada limpia, una playa limpia, hacen un mejor Puerto Rico y una mejor ciudadanía".

En los rostros de los jóvenes se dibujaba esa particular expresión del deber cumplido, de dar, sin que te pidan nada a cambio. Pero la naturaleza es generosa, luego de culminado el trabajo voluntario, les regaló su frescura, su esplendor, su aventura, en espera de que siempre la recuerden.
 


  • Los colegiales se congregaron frente al Gimnasio Ángel F. Espada con el fin de partir hasta Adjuntas.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • Los estudiantes repasan las medidas de seguridad antes de comenzar con las labores de limpieza.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • Varias asociaciones estudiantiles, entre ellas NSPE, se unieron al llamado de Campus Verde.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • El llamado es hacia la conservación de los espacios naturales de recreación.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • El esfuerzo estudiantil destaca la labor del voluntariado.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • Hasta una rejilla, figuró entre la variedad de desperdicios recolectados por estos jóvenes.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • Con esta iniciativa, el propósito de Campus Verde es que los estudiantes y la comunidad tomen conciencia ambiental.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • En la fuente de agua también encontraron un neumático.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • Al final de la jornada, se recogieron 15 bolsas de basura.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
  • Luego de finalizadas las tareas, un ratito de esparcimiento en conexión con la naturaleza.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
Los colegiales se congregaron frente al Gimnasio Ángel F. Espada con el fin de partir hasta Adjuntas.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMLos estudiantes repasan las medidas de seguridad antes de comenzar con las labores de limpieza.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMVarias asociaciones estudiantiles, entre ellas NSPE, se unieron al llamado de Campus Verde.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMEl llamado es hacia la conservación de los espacios naturales de recreación.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMEl esfuerzo estudiantil destaca la labor del voluntariado.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMHasta una rejilla, figuró entre la variedad de desperdicios recolectados por estos jóvenes.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMCon esta iniciativa, el propósito de Campus Verde es que los estudiantes y la comunidad tomen conciencia ambiental.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMEn la fuente de agua también encontraron un neumático.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMAl final de la jornada, se recogieron 15 bolsas de basura.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUMLuego de finalizadas las tareas, un ratito de esparcimiento en conexión con la naturaleza.<br>Mariam Ludim Rosa Vélez/Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Campus Verde Colegial limpia Cascada El Ataúd en Adjuntas

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2670