portico
Skip Navigation

Majestuoso mar rosado colegial en Marcha contra el cáncer

Por Azyadeth Vélez Candelario (yadeth@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 25 de octubre de 2013

La huella de Tarzán, la mascota colegial, en las camisetas de edición especial, que produjo la Sociedad Americana contra el Cáncer (SAC), presagiaron que el evento para el que fueron confeccionadas sería tan singular como estas y marcaría positivamente a todos sus participantes.

Se trató de la Marcha Rosada, una de las actividades más concurridas en la historia del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), que se llevó a cabo dentro de la misión de servicio a la comunidad de la Institución, con el propósito de concienciar a la población sobre la importancia que tiene la detección temprana del cáncer del seno.

“Ha sido un año excepcional. Todos estamos haciendo el esfuerzo, cooperando con esta causa, decorando nuestro Colegio y vistiéndonos de rosa para llevar el mensaje de prevención, no solo del cáncer de mama, sino de todos los que están afectando nuestra sociedad”, sostuvo el estudiante José Julián Rivera, de Ingeniería Civil.

De hecho, fueron cientos las personas que, ataviadas con la emblemática camiseta color rosa neón, y sin dejarse amilanar por el incandescente sol de cerca del mediodía, se allegaron al punto de partida de la caminata, el Edificio Josefina Torres Torres, para formar parte de lo que, tal cual si fuera un majestuoso mar, inundó las avenidas del campus mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico con un mensaje de apoyo a todas las personas que, de una u otra forma, han sido afectadas por la enfermedad.

Precedidos por la Banda de Marcha y las Abanderadas, los caminantes, llenos de contagiosa alegría y rebosantes de energía, iniciaron su simbólico recorrido de esperanza a través de las calles y frente a los edificios del Recinto, decorados con diferentes elementos de rosa, a tono con el evento.

Además de vestir la camiseta emblemática, decenas de marchantes, lucieron el “brassiere” rosado, así como otras indumentarias alusivas al tema, para demostrar su profunda solidaridad con la causa. Desde la colosal escultura de Tarzán, con su bufanda rosada apostada en la entrada principal del Recinto, hasta carritos de golf, banderas en las vías, canes, adultos y niños, en fin, todos los asistentes portaron algún elemento en tonalidades rosadas, color con que se identifica mundialmente a la causa.

Durante los actos protocolarios, la doctora Bernadette Delgado, catedrática del Departamento de Ciencias Sociales, en representación de los sobrevivientes, testimonió su batalla contra el cáncer del seno y agradeció a la comunidad universitaria su respuesta ante el llamado de apoyo hacia la iniciativa. Hizo lo propio la doctora Gladys González, decana interina del Colegio de Ciencias Agrícolas y presidenta del Comité Timón de la Marcha. Ambas, en un aparte con Prensa RUM, se mostraron impresionadas con el respaldo mostrado por los colegiales y por la ciudadanía del Oeste.

“Estamos extremadamente contentos porque la comunidad colegial ha acogido esta Marcha, esta causa como suya, se ha entregado, y lo vemos en el día de hoy por la cantidad de personas que ha venido a participar. Esto es bien importante porque una de cada trece mujeres de nuestra sociedad va a ser diagnosticada con cáncer de seno”, sostuvo la Decana, también sobreviviente de la enfermedad.

De igual manera, la doctora Delgado destacó la participación estudiantil en el evento, actividad cumbre del Recinto para conmemorar octubre, mes de concienciación del cáncer de mama.

“Me emociona muchísimo la respuesta de los estudiantes porque desde temprano van creando conciencia de lo que sufren las personas que pasan por esta condición y de que hay posibilidades de cura. Yo soy un ejemplo de que, si lo detectamos a tiempo, podemos sobrevivir y podemos convertirnos en instrumentos de apoyo y concienciación a otras mujeres”, enfatizó.

Precisamente, estudiantes como los de los cursos de Topografía y Medición, que imparte la doctora Evi De La Rosa, catedrática asociada de Ingeniería Civil y Agrimensura, apoyaron “como todos los años” estas iniciativas de solidaridad.

También, se unieron alumnos de las escuelas de la zona, entre los que figuraron los del Colegio Presbiteriano Pablo Casasus, y los universitarios del Recinto de Mayagüez de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

Y, por supuesto, asistieron otros sobrevivientes como es el caso de doña María “Negri” Gastón, quien expresó que el respaldo familiar juega un papel preponderante en el proceso de recuperación de las víctimas.

Asimismo, desde Denver, Colorado, el rector interino del RUM, doctor Andrés Calderón Colón, hizo acto de presencia a través de un mensaje, cuyas palabras de aliento y esperanza, en la voz de la doctora González, calaron profundo en los asistentes porque recordaron la lucha que ese tenaz guerrero también libra contra la enfermedad.

“Quisiera reconocer a todas esas mujeres valientes que pelearon hasta lo último, a las que continúan peleando contra este terrible mal y aquellas que se unen para hacer conciencia”, rezó la comunicación.

Coincidió con el doctor Calderón, el doctor Jaime Seguel, rector y decano interino de Asuntos Académicos, quien al dirigirse a los presentes, enfatizó en la prevención como el arma más efectiva para combatir la epidemia.

El momento más esperado consistió de la formación de un gigantesco “brassiere” en el Antiguo Campo Atlético por parte de la multitud, entre los que se sumaron cientos de trabajadores, profesores, autoridades universitarias y, por supuesto, todos los empleados colegiales del Comité Organizador del evento.

Precisamente, Lucy Serrano Gastón y Damaris Rivera, de Estudios Graduados y de Ingeniería Agrícola, ambas miembros del Comité, en entrevista con este medio, señalaron que de la venta de las camisetas de edición especial que vistió la multitud en esa ocasión, se recolectaron sobre $20 mil que fueron donados a la SAC en una actividad previa.

El evento culminó con el corte de un bizcocho, donado por la Facultad de Ingeniería.

De esta forma, y mediante una esperanzadora Marcha -cuya huella perdurará por mucho tiempo-, nuevamente, la comunidad colegial demostró su sentido de unidad, esta vez en celebración y solidaridad por los que sobreviven, por los que murieron y por todos esos guerreros que batallan contra ese fiero padecimiento a través de la faz de la Tierra.

*Otras fotos de la Marcha Rosada las encuentra en este enlace.


  • Precedidos por la Banda de Marcha y las Abanderadas, los caminantes, llenos de contagiosa alegría y rebosantes de energía, iniciaron su simbólico recorrido de esperanza a través de las calles del RUM.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUM
  • La multitud arropó las vías colegiales ataviada con la camiseta de edición especial con la huella de Tarzán, la mascota colegial.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUM
  • Bajo un incandescente sol de cerca del mediodía, la comunidad del Colegio y la ciudadanía se unieron para llevar un mensaje de prevención contra el padecimiento que afecta a millones de mujeres en todo el mundo.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUM
  • Estudiantes, profesores y empleados participaron de una de las actividades de este tipo más concurridas en la historia del RUM.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUM
  • Decenas de marchantes demostraron su solidaridad con la causa.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Hasta las mascotas -como esta de orgulloso porte- de los asistentes se vistieron de rosa en solidaridad con la iniciativa.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUM
  • El momento más esperado consistió de la formación de un gigantesco “brassiere”, emblema de la lucha, en el Antiguo Campo Atlético.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Precedidos por la Banda de Marcha y las Abanderadas, los caminantes, llenos de contagiosa alegría y rebosantes de energía, iniciaron su simbólico recorrido de esperanza a través de las calles del RUM.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUMLa multitud arropó las vías colegiales ataviada con la camiseta de edición especial con la huella de Tarzán, la mascota colegial.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUMBajo un incandescente sol de cerca del mediodía, la comunidad del Colegio y la ciudadanía se unieron para llevar un mensaje de prevención contra el padecimiento que afecta a millones de mujeres en todo el mundo.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUMEstudiantes, profesores y empleados participaron de una de las actividades de este tipo más concurridas en la historia del RUM.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUMDecenas de marchantes demostraron su solidaridad con la causa.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMHasta las mascotas -como esta de orgulloso porte- de los asistentes se vistieron de rosa en solidaridad con la iniciativa.<br>Mariam L. Rosa/Prensa RUMEl momento más esperado consistió de la formación de un gigantesco “brassiere”, emblema de la lucha, en el Antiguo Campo Atlético.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Marcha y "brasierre" rosado en el RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2689