portico
Skip Navigation

Paladares que despiertan los sentidos

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 13 de diciembre de 2013

A la hora de poner a prueba el arte y la ciencia de elaborar una comida, ellos son los duros del Colegio. Nadie como estos expertos en la materia, para despertar los sentidos al inundar de aromas, sabores y colores el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

Acaban de completar los requisitos académicos de varios cursos de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) y recién presentaron las propuestas elaboradas en clase como parte de la Novena Competencia de Desarrollo de Productos Nuevos que se celebró el pasado 3 de diciembre en el Mezzanine del Complejo de Canchas de Tenis. Los responsables de esta edición fueron 60 estudiantes del Colegio de Ciencias Agrícolas (CCA), quienes se lanzaron al reto con 21 ofertas de alimentos innovadores.

Durante los pasados nueve años, los representantes de esa Facultad miden sus destrezas en el evento con el propósito de aportar estas invenciones culinarias utilizando los conceptos aprendidos, así como otras herramientas adquiridas en diversos talleres.

"La misión es estimularlos a que piensen qué productos pueden desarrollar con materia prima, hechos aquí en Puerto Rico. Ellos deciden si es algo que quieren crear o si es alguna idea que está en el mercado, cómo la hacen más saludable, más atractiva al consumidor o que vaya con las demandas de la rutina diaria, del trabajo", explicó la doctora María L. Plaza, catedrática auxiliar del CCA y organizadora del reto.

De manera voluntaria, los discípulos de Tecnología de carnes frescas; Lácteos y sus productos; Procesamiento de frutas y hortalizas; Procesamiento de alimentos a nivel graduado; e Investigación, a nivel subgraduado, hicieron un despliegue de ofertas que incluyeron helados, yogurt, mantequilla, barras nutritivas, hamburguesas, galletitas de vegetales, bolitas de queso cubiertas de plátano, pasta a base de garbanzos y gummies de frutas tropicales, entre muchos otros.

Según agregó la doctora Plaza, estos proyectos constituyeron los trabajos finales luego del esfuerzo de todo un semestre, en el que intercalaron otros adiestramientos para aprender sobre la selección del nombre, el empaque, las buenas prácticas de manejo y la manufactura. De hecho, los participantes sometieron un precio de venta sugerido, el valor nutritivo y una presentación atractiva para cada creación.

"Es bien gratificante ver la diversidad de las cosas que están surgiendo, el énfasis que se da según vamos moviéndonos en las nuevas tendencias como lo son los alimentos funcionales, con un valor en adición por simplemente tener proteínas, fibras y carbohidratos, otros elementos que nos ayudan a la nutrición, que es un enfoque que queremos dar ahora. Además, ver cómo crece la motivación de los estudiantes, lo profesionales que se ven, cómo integran la tecnología a la parte de mercadeo y todo ese tipo de cosas. Es bien interesante ver cómo han cambiado desde el primer año", aseguró, por su parte, la doctora Edna Negrón, directora de CITA.

De hecho, esta competencia es un proyecto emblemático de ese componente académico que además alberga el Centro de Innovación y Tecnología Agroindustrial (CITAI) y que aspira, entre otras metas, a comercializar los mejores y más viables alimentos.

"Queremos ver a cuáles propuestas podemos darle un mayor énfasis, porque esto es un desarrollo de un semestre, pero requiere trabajarse más a fondo para que pueda llegar a un mercado; hacer un estudio, si hace falta fortalecer algún componente y ver la parte de mercadeo. De igual forma, la de agronegocios, ver esos cultivos, promover que la materia prima sea producida en Puerto Rico para que sea una cadena desde la finca hasta la mesa de un producto apto para consumo, inocuo, esa es la idea", añadió la también catedrática del CCA.

Las doctoras Plaza y Negrón expresaron su agradecimiento a los representantes de la industria que siempre han apoyado la gestión de la competencia y en quienes cifran sus expectativas para eventualmente obtener un apoyo que logre introducir al mercado boricua estas novedosas ofertas creadas por los colegiales.

Damaris del Castillo, directora de Control de calidad para Goya de Puerto Rico, es una de las ejecutivas cuya empresa ha brindado un apoyo incondicional a los esfuerzos de CITA, por su compromiso como entidad en promover el componente educativo. Por otro lado, desde su perspectiva personal y como egresada del Recinto, siente que se ha enriquecido con su colaboración como jurado por ocho de los nueve años que cumplió la competencia.

"Ha sido una experiencia extraordinaria. Cada año veo ese desarrollo, esa integración de los profesores, los estudiantes y el equipo de empleados que ayudan de una forma u otra desde los diferentes departamentos para que estos jóvenes se motiven, para que hagan las cosas de corazón. Noto que cada año hay más innovación, los veo bien involucrados y preocupados no solamente por hacer un producto para presentarlo y ganarse una nota, sino para que a la gente les guste y sentir ese orgullo de que están incorporando todos esos conocimientos que han adquirido", aseveró.

Deliciosos y apetecibles

Crear una propuesta de hamburguesa o patty vegetariano fue el reto del grupo integrado por Axel Ambert, Victoria Astudillo, Marlyn Cotty y Aimee Silvestre, quienes idearon el Get-a- Patty, 100 por ciento vegetal, hecho a base de lentejas y linaza, con calidad nutritiva, bajo contenido en grasa, calorías, pero alto en fibra y proteínas para los consumidores.

"El proceso fue bien largo, pero poco a poco. Como todo trabajo en equipo, tuvimos nuestras discrepancias, pero con buena comunicación se logró la meta y pudimos obtener este delicioso y apetecible producto. Esto pone a prueba nuestra creatividad y nuestras habilidades de trabajo en equipo y de comunicaciones. Pienso que para una vida profesional son características importantes para seguir, porque sin estas no hay triunfo", opinó Axel, como portavoz de su grupo.

Precisamente, ese elemento de esfuerzo conjunto se puso a prueba para muchos de estos equipos, que no se conformaron con la primera muestra, sino que se esmeraron en el laboratorio hasta conseguir el sabor y la textura deseada por el colectivo. Así les ocurrió a los responsables del Tropical Sorbet, un refrescante helado de sangría.

A Linoshka Santana, Darierose Rivera, Jesús Montero, Alexandra Taboada y Antonio Alicea se les ocurrió esta idea inspirados en la labor que hacía ya desde hace tiempo una de las integrantes del grupo confeccionando su componente principal.

"Mi amiga Linoshka elabora la sangría porque es un producto familiar que ella hace y decidimos tenerlo, pero en otra textura. Utilizamos una máquina con la clase de Lácteos, que nos ayudó mucho y pudimos hacer esta nueva opción, que hasta ahora ha sido de los mejores", contó Jesús, quien lo describió como uno de calidad y con solo 222 calorías por porción.

"Tuvimos que hacer varias modificaciones, echarle más cantidad de azúcar, tratamos de conservar el sabor de la sangría original, con las mismas frutas. Siempre usamos una muestra de la bebida original para compararla, para ver si sabía igual. Básicamente, lo que hicimos fue retirarle el porciento de alcohol y añadirle un extracto de ron para entonces poder hacerlo como un postre congelado", relató, por su lado, Linoshka.

Para Sheila Bonilla, Mirangely Ortiz y Liliana Torres, del curso de Procesamiento de hortalizas, el reto consistió en crear una merienda atractiva y nutritiva para el mercado infantil, un desafío bastante difícil considerando la amplia gama de productos con la que tendrían que competir en el mercado altos en grasas saturadas, azúcar o sal.

"Estamos presentando galletas de zanahoria y brócoli con una mermelada de fresa y guineo, dirigidas básicamente a los chiquitines que no les gusta comer muchos vegetales, ni frutas. El producto está libre de preservativos, empacado tipo snack. Es accesible en costo y un paquetito tiene 110 calorías. Jugamos con el sabor de manera que no fuera tan fuerte al paladar y que, a la misma vez, con el dulce de la mermelada gusta a muchas personas. Hasta ahora a todo el mundo les ha gustado, están encantados", aseguró Sheila, una de las creadoras de los Nutri-Fun Crackers.

Entre los invitados de la industria también estuvieron Caribbean Produce, Banco Popular y la Cámara de Comercio del Oeste, cuyos representantes ejercieron las funciones de jurado y observaron de primera mano la creatividad y la preparación de los universitarios como todos unos profesionales a la hora de defender y explicar la elaboración de sus proyectos.

Los primeros premios en cada categoría se otorgaron a: Cordeiro Rechiado, en Carnes; el Yogur de açai, carambola y guaraná Karacai, en Lácteos; el V3 Mix Nutritional bar, en Frutas y hortalizas; la Cesi pasta, en Procesamiento de alimentos; los MaGiber's Gummies, en Investigación;  y el Soler Pumpcake Mix, en Innovación y organización. El Tropical Sorbet venció en dos categorías: Lácteos y Mejor presentación; mientras el premio seleccionado por votación popular recayó en el helado El Beso de Achachairú.


  • Los creadores del refrescante helado de sangría que ganó en dos categorías.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Los estudiantes ponen a prueba su creatividad como con esta propuesta vegertariana hecha a base de lentejas y linaza, con calidad nutritiva, bajo contenido en grasa y calorías, pero alto en fibra y proteínas.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • El premio seleccionado por votación popular recayó en el helado <em>El Beso de Achachairú<em/>.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Uno de los criterios de evaluación es el empaque del producto. En la foto, la presentación del <em>Soler Pumpcake Mix<em/>.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Liliana Torres, Mirangely Ortiz y  Sheila Bonilla, creadoras de los <em>Nutri-Fun Crackers<em/>.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Desde la izquierda: Damaris del Castillo, de Goya Puerto Rico; las doctoras Edna Negrón y María Plaza de CITA; y Luis Gómez Fas, presidente de la Cámara de Comercio del Oeste de Puerto Rico.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Los creadores del refrescante helado de sangría que ganó en dos categorías.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMLos estudiantes ponen a prueba su creatividad como con esta propuesta vegertariana hecha a base de lentejas y linaza, con calidad nutritiva, bajo contenido en grasa y calorías, pero alto en fibra y proteínas.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMEl premio seleccionado por votación popular recayó en el helado <em>El Beso de Achachairú<em/>.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMUno de los criterios de evaluación es el empaque del producto. En la foto, la presentación del <em>Soler Pumpcake Mix<em/>.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMLiliana Torres, Mirangely Ortiz y  Sheila Bonilla, creadoras de los <em>Nutri-Fun Crackers<em/>.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMDesde la izquierda: Damaris del Castillo, de Goya Puerto Rico; las doctoras Edna Negrón y María Plaza de CITA; y Luis Gómez Fas, presidente de la Cámara de Comercio del Oeste de Puerto Rico.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Novena competencia de productos nuevos en el RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2737