portico
Skip Navigation

Discuten la despenalización de la marihuana

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 24 de enero de 2014

El Círculo Estudiantil de las Ciencias Sociales del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) llevó a cabo el foro titulado Despenalización y descriminalización de la marihuana en el Puerto Rico del siglo XXI que reunió voces de varios expertos sobre el controversial tema.

La actividad se efectuó previo a la aprobación en el Senado del Proyecto 517, denominado Ley de Sustancias Controladas de Puerto Rico, propulsado por el senador Miguel Pereira y cuyo fin es enmendar disposiciones en torno a la posesión de marihuana.

Los expositores fueron la licenciada Cindy Badano, asesora de la oficina de Pereira; el doctor Ángel González, asesor de la Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (AMSSCA) y el doctor Edwin Asencio, director de Criminología del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica.

La jornada inició con la presentación de un cuestionario que realizó el Círculo Estudiantil sobre la percepción de los estudiantes sobre el tema.

El doctor Reynaldo Rosado Silva, profesor de Ciencias Políticas, en compañía de la colegial Yenil Taveras De León, presidenta del Círculo dio a conocer los resultados de los 94 participantes, un 54 % féminas. De estos, 63 % de Artes y Ciencias; 13 %  de Ingeniería, 11 % Ciencias Agrícolas y 13 % de Administración de Empresas.

De los encuestados, un 56.4 % indicó que no conocía sobre el proyecto de Ley. Les preguntaron si entendían que debería reglamentarse el uso de la marihuana y un 35.1 % dijo estar totalmente de acuerdo. Les cuestionaron si habían probado la mencionada droga y un 16.3 % indicó que ocasionalmente; un 3.2 % dijo que frecuentemente; y un 14.1 % manifestó que diariamente.  Asimismo, la siguiente interrogante fue si actualmente consumían Cannabis Sativa, lo que reflejó un 57 % de los consultados dijera que sí.

"Un dato curioso es que aunque practicaban una religión cristiana, contestaron que habían probado la marihuana", indicó Yenil.

La licenciada Badano fue la primera en deponer al hacer un recorrido de la legislación vigente federal y local. 

"En Puerto Rico, en caso de posesión simple -una persona que lo tiene para uso personal- la pena va a ser reclusión con un término fijo de tres años; si tiene agravante puede cumplir hasta cinco; atenuante, un mínimo de dos. Si es reincidente, pena fija de seis años; agravante hasta 10 años, atenuante, mínimo de cuatro", indicó al repasar la ley vigente en la Isla.

Agregó que esto tiene un daño colateral con relación al impacto en futuro empleo, acceso a ciertas licencias profesionales y la separación de la familia.

"En los pasados 10 años, Puerto Rico ha gastado $ 5 mil millones en costos directamente relacionados con la guerra de la droga, que no es un país con recursos extraordinarios ni con una extensión territorial grande... ¿Qué estamos combatiendo? Según una encuesta de AMSSCA los usuarios se dividen en: 58 % marihuana; 4 % heroína; 13 % cocaína y el resto son otras drogas.  Estamos gastando esta cantidad arrestando personas que adquieren la marihuana para uso personal", sostuvo.

La conferenciante hizo referencia al documental del doctor Sanjay Gupta,  experto en temas médicos de la cadena de noticias CNN.  El también neurocirujano tituló la investigación Why I changed my mind on weed.

"Lo que proponemos es eliminar el aspecto punitivo y las consecuencias colaterales y remover el costo al Estado de mantener a una persona en la cárcel", concluyó.

Le siguió la exposición del doctor González, quien presentó la visión de AMSSCA sobre el asunto.

"Desde el 1968, las Naciones Unidas presentaron que no se le debe hacer al usuario de alguna sustancia algo peor de lo que le hace la sustancia. El estado de Ley de Puerto Rico, al encalcelar a estos usuarios, les hace más daño que la sustancia controlada", afirmó.

Agregó que lo que ellos proponen es que se acepte el estado de Ley de Nueva York que lleva implementado más de una década.

"Si en Nueva York a usted lo cogen con una onza o menos de marihuana en adultos, no le hacen un caso criminal, le dan una infracción administrativa, como si fuera un boleto. En el primer caso, $ 100 de multa, en la segunda ofensa $ 200, y a partir de la tercera, le dan tiempo en cárcel", explicó.

Sin embargo, aclaró que no están de acuerdo con la parte de encarcelación. "Eso le hace más daño que el uso de la sustancia como tal".

"En Puerto Rico la posesión se castiga la primera ofensa como delito grave y se expone a tres años de cárcel y una multa de hasta $ 5 mil. En comparación con Nueva York hay una desproporción con relación a la penalidad", enfatizó.

Indicó que es "arbitrario e irracional" ubicar a la marihuana con alto potencial de abuso.

"Para empezar, tiene mucho menos poder adictivo que las sustancias legales como es el tabaco y el alcohol. Así que desde la perspectiva de potencial de adicción es absurdo que esté en clasificación uno", puntualizó.

El último ponente fue el doctor Asencio, quien comenzó su turno mostrando un crudo vídeo de las víctimas del narcotráfico.

"La pregunta que hay que plantearse hoy es: ¿Realmente despenalizar la marihuana reducirá la incidencia criminal en el País? ¿Vamos a tener una mejor condición de vida en la calle? ¿Los puntos de droga van a tener esa estructura que existe en Holanda, Suiza y Francia", cuestionó.

"Yo no tengo problema con la despenalización, es cómo vamos a atender el problema que genera el crimen. Desde qué óptica, se deben incluir unos programas fehacientes, pero que tengan que ver con la salud pública", afirmó.

Según fue reseñado en varios medios de comunicación, en la Cámara de Representantes no existen los votos para aprobar la medida avalada por el Senado.

El proyecto aprobado dispone que la posesión de 14 gramos o menos de marihuana será sancionable con una multa que no podrá exceder los $ 100, y si la violación a la Ley de Sustancias Controladas se repite en un término de tres años, la multa por una segunda infracción será de $ 200, y $ 300 por la tercera violación o subsiguientes.


  • La estudiante Yenil Taveras De León, presidenta del Círculo Estudiantil de las Ciencias Sociales del Recinto Universitario de Mayagüez.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM
  • El doctor Reynaldo Rosado Silva, profesor de Ciencias Políticas fue el moderador del evento educativo.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM
  • La actividad se llevó a cabo en el Anfiteatro de Enfermería.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM
  • La licenciada Cindy Badano fue la primera en deponer al hacer un recorrido de la legislación vigente federal y local.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM
  • El doctor Ángel González, asesor del Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (AMSCA), presentó la perspectiva de esa entidad.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM
  • También presentó el doctor Edwin Ascencio, director de Criminología del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM
La estudiante Yenil Taveras De León, presidenta del Círculo Estudiantil de las Ciencias Sociales del Recinto Universitario de Mayagüez.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUMEl doctor Reynaldo Rosado Silva, profesor de Ciencias Políticas fue el moderador del evento educativo.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUMLa actividad se llevó a cabo en el Anfiteatro de Enfermería.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUMLa licenciada Cindy Badano fue la primera en deponer al hacer un recorrido de la legislación vigente federal y local.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUMEl doctor Ángel González, asesor del Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (AMSCA), presentó la perspectiva de esa entidad.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUMTambién presentó el doctor Edwin Ascencio, director de Criminología del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica.<br>Mariam Ludim Rosa/Prensa RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2763