portico
Skip Navigation

El noble lienzo de Dalila Rodríguez

Por Idem Osorio De Jesús (idem.osorio@upr.edu)
PRENSA RUM

viernes, 28 de marzo de 2014

Un aluvión de olas, arrulladoras, bravas, deslumbrantes y seductoras, arropó a la Oficina de Estudios Graduados (OEG) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM). De sus paredes emergen marullos espumosos, corrientes y mares picados llenos de movimiento y múltiples matices que invitan a observar, meditar y adentrarse en su infinita belleza.

La estampa se hizo realidad la semana pasada al inaugurarse allí, en sus acogedoras instalaciones, la exposición Transfiguraciones sobre noble lienzo de la artista Dalila Rodríguez Díaz. Como un homenaje a la mujer y cónsono con su proyecto de promover el arte colegial, se presentaron las creaciones de quien dedicó más de 30 años al servicio en el Recinto como consejera profesional en las Facultades de Artes y Ciencias y Ciencias Agrícolas, y como profesora en el Programa de Preparación de Maestros.

"El propósito es múltiple. Queremos aprovechar estos espacios y vincular el arte con los estudios graduados. En este caso, hemos querido exponer estas hermosas obras y, al mismo tiempo, embellecer nuestras paredes y dedicarlo al mes de la mujer trabajadora", destacó el doctor Raúl Macchiavelli, director de la OEG.

Los actos protocolares de la apertura se realizaron el pasado 19 de marzo, en el Anfiteatro Ramón Figueroa Chapel, donde se reunió el equipo de trabajo anfitrión, junto a funcionarios universitarios y colegas profesores para brindarle un reconocimiento a Rodríguez Díaz. Los asistentes se movieron luego a la Oficina en el Edificio Celis para iniciar oficialmente la exposición.

Según explicó Lucy Serrano Gastón, oficial administrativa de la entidad y gestora de esta iniciativa desde el 2012, la invitación a la profesora fue idónea porque en su persona se conjugan los principales motivos de esta aventura artística.  De hecho, esta es la cuarta vez que el espacio se transforma en una galería por donde han pasado obras de estudiantes, fotografías y hasta dibujos de los colegiales más pequeños del Centro Preescolar.

"Ha sido bien interesante porque a la gente, cuando nos viene a visitar, les gusta lo que hemos hecho en nuestro entorno. Uno se siente a gusto porque ve un ambiente bonito, nos da más pasión para desarrollar nuestras tareas, hacer un trabajo de excelencia y, al mismo tiempo, promocionamos nuestros estudios graduados", relató Serrano Gastón, quien agradeció la disponibilidad de la artista para lograr lo que considera como una "magia" en esta coyuntura.

Transfiguraciones sobre noble lienzo consta de 10 obras, entre ellas: Mar sereno, Inflorescencia del mar, Azul, Marea nocturno, Mar picado (díptico), Aguas, Espumas de encaje, Transfiguración sobre rojo, Aflorando de su bráctea (tríptico) y Páleas (díptico), todas atadas por el mar como hilo conductor.

"Esta propuesta lo que sugiere es ese análisis, esa transfiguración que no es otra cosa que una abstracción de las ideas y las emociones que siente el artista en su psiquis y las demuestra a través del medio pictórico, los medios, las telas, las pinturas, los pinceles, las aguadas, los impastos, que son los que básicamente plasman la ilusión óptica y esa imagen que queremos lograr", profundizó Rodríguez Díaz sobre la muestra.

La creadora posee un Bachillerato en Artes Plásticas, con concentración en educación artística, así como una Maestría en Consejería de la Universidad Interamericana, Recinto de San Germán, donde actualmente cursa estudios doctorales. Durante su formación, tuvo la oportunidad de nutrirse de maestros como Jaime Carrero, Noemí Ruiz, Carmelo Fontánez, Leon Lowman, Sadot Marchani y el grabador puertorriqueño Marcos Irizarry, entre otros. Además, algunos de sus logros más importantes incluyen: la crítica de Larry Rivers, reconocido exponente del movimiento Por Art, así como los talleres que tomó con el maestro Antonio Martorell.

Sus obras han estado expuestas en diversas salas como la Universidad Interamericana de Puerto Rico, la Biblioteca Municipal, el Museo Casa Grande, el Museo Eugenio María de Hostos, y el Club Rotario, todos de Mayagüez; la Galería de Arte del RUM, y el Museo de los Próceres de Cabo Rojo, entre otros.

En esta ocasión, la temática marina levantó las miradas de asombro y admiración de los asistentes a la apertura, quienes además disfrutaron de bellísimas interpretaciones musicales a cargo del Cuarteto de cuerdas del Departamento de Banda y Orquesta.

"Me inspiro en las olas el mar, en los efectos de ese movimiento marino que no acaba, caprichoso, impredecible, único, irrepetible. He trabajado unas ideas más esculturales, tridimensionales, saliéndome del lienzo plano hacia el que dicta esa corriente. He sobrepuesto telas que quieren ser mar", aseguró Rodríguez Díaz.

Sobre ese tema recurrente en sus pinturas, la doctora Maribel Acosta Lugo, directora asociada de la OEG, compartió con la audiencia una reseña en la que instó a la comunidad universitaria a disfrutar y establecer un diálogo con las obras como un ejercicio para desarrollar la sensibilidad.

"A mí me pareció muy interesante porque ella usa motivos tradicionales con los cuales se ha asociado la mujer, pero los presenta de una forma diferente. Trae lo ondulado, el mar, lo líquido, pero los retoma al contraponer esa imagen de suavidad, de sumisión, con ese otro lado del agua que es la fuerza devastadora que también puede tener en algunos momentos. Toma esos elementos y los transforma en una mujer moderna", reiteró.

De hecho, dos de los espectadores que se dieron cita en la apertura compartieron sus impresiones sobre la muestra, la que llamó su atención por salirse completamente de lo común.

"Me ha gustado bastante porque es algo nuevo, un tipo de arte que no había visto. La técnica que tiene la pintora y el tener un lienzo dentro de otro, es otra cosa. Me gustó mucho la de Mar picado porque tiene unos colores muy llamativos y el cuadro está picado a la mitad", dijo Jeffrey Colón Cruz alumno en tercer año Educación Física, al hacer referencia a uno de los dípticos.

Por su parte, a Jean Carlos De Armas, de Ingeniería Química, le pareció genial el trabajo artístico de la colegial y la idea de fomentarlo en espacios no tradicionales como una oficina.

"Solamente los vemos en museos, en lugares designados, pero es bien importante llevarlo a estos sitios que quizás pudieran parecer hostiles para las personas porque vienen a laborar, pero el arte da vida a la oficina. Las piezas son hermosas, me encantó la técnica", opinó el estudiante en su quinto año.

La profesora Rodríguez Díaz agradeció a la OEG por la invitación que le dio motivo para regresar a su amado Recinto.

"Me siento feliz, estoy con mi gente, con mis compañeros con quienes compartí 33 años de mi vida. Me crié corriendo por el Edificio Piñero, mi papá era un agrónomo, estudió aquí, me enseñó a amar el Colegio donde al final de mi vida profesional fui la consejera en Ciencias Agrícolas ayudando a formar esos nobles agrónomos", puntualizó.

Precisamente, durante los actos de apertura el Colegio de Ciencias Agrícolas rindió un homenaje a la profesora por sus contribuciones a esa Facultad. Se unieron además los saludos de los doctores Macchiavelli, Acosta y Julio G. Briano, decano asociado de Asuntos Académicos. Rebecca Carrero Figueroa, redactora en la Oficina de Prensa, fue la maestra de ceremonias.  

La exhibición permanecerá en la OEG hasta el 14 de mayo y contará con visitas guiadas a cargo de la artista para grupos interesados que hagan los arreglos con anticipación.


  • La artista Dalila Rodríguez Díaz dedicó más de 30 años al servicio en el Recinto como consejera profesional.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • La muestra consta de 10 obras atadas por el mar como hilo conductor.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Los asistentes a la apertura disfrutaron de bellísimas interpretaciones musicales a cargo del Cuarteto de cuerdas del Departamento de Banda y Orquesta.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • La temática marina de las obras levantó las miradas de asombro y admiración de los asistentes.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • Desde la izquierda: los doctores Maribel Acosta y Raúl Macchiavelli, directores de la OEG, acompañados por Lucy Serrano Gastón, gestora de la iniciativa.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
  • La apertura de la exposición sirvió de coyuntura para un compartir entre estudiantes, empleados, profesores y funcionarios colegiales.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
La artista Dalila Rodríguez Díaz dedicó más de 30 años al servicio en el Recinto como consejera profesional.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMLa muestra consta de 10 obras atadas por el mar como hilo conductor.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMLos asistentes a la apertura disfrutaron de bellísimas interpretaciones musicales a cargo del Cuarteto de cuerdas del Departamento de Banda y Orquesta.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMLa temática marina de las obras levantó las miradas de asombro y admiración de los asistentes.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMDesde la izquierda: los doctores Maribel Acosta y Raúl Macchiavelli, directores de la OEG, acompañados por Lucy Serrano Gastón, gestora de la iniciativa.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUMLa apertura de la exposición sirvió de coyuntura para un compartir entre estudiantes, empleados, profesores y funcionarios colegiales.<br>Amer Otero/Taller de Estudiantes Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Exposición de arte de Dalila Rodríguez Díaz en el RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2840