portico
Skip Navigation

Un inmortal del deporte colegial

Por Azyadeth Vélez Candelario (yadeth@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 4 de abril de 2014

La comunidad colegial le rindió un último tributo a Ramón Berríos Nazario, quien fuera un comprometido trabajador y destacado exatleta egresado del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

En una emotiva ceremonia de cuerpo presente, que se llevó a cabo el pasado martes en el antiguo Campo Atlético, lugar donde innumerables veces entrenó y defendió con pasión sus colores verde y blanco de la cría colegial, sus compañeros de trabajo, así como familiares y amigos le honraron con un hasta luego por su partida terrenal, acaecida el 29 de marzo.

Con un incandescente sol como testigo y vestido con una gran corona floral, que formaba la letra C del Colegio, llegó al campus mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico el coche fúnebre contenía los restos de quien todos conocían como “Gemelo” por tener, precisamente, un hermano mellizo, José, quien también es empleado y exatleta colegial.

Berríos Nazario se desempeñaba como especialista en conservación de energía, de Edificios y Terrenos. Asimismo, fue un exalumno del RUM por partida doble, ya que obtuvo sendos grados asociados, uno en Ingeniería en Tecnología de trabajo de metales y diseño mecánico, y otro en Ingeniería en Tecnología eléctrica, en 1982 y 1985.

“Fue un gran compañero de labores y un orgulloso atleta del Recinto, que siempre nos representó con dignidad durante sus años como estudiante, por eso quisimos hacerle este pequeño, pero bonito homenaje”, expresó Yamileth Valentín Centeno, presidenta de la Asociación y Fundación Alumni CAAM, organización que exaltó la gesta deportiva del atleta al incorporarlo a su Galería de Inmortales del Deporte Colegial en el año 2010. También, es un Inmortal del Deporte del Municipio de Mayagüez, distinción que se le brindó en 2011 por sus ejecutorias en el atletismo.

Durante las honras póstumas colegiales, un significativo momento se escenificó cuando sus compañeros de la Institución siguieron el féretro para recorrer simbólicamente los 400 metros que corría el deportista, esto al son de la interpretación del Himno Alma Máter, a cargo de la Banda del RUM.

De igual forma, el rector interino, profesor Lucas N. Avilés Rodríguez, expresó sus condolencias por el fallecimiento de Berríos Nazario, a quien describió como un estimado compañero y valioso atleta, que enalteció los colores del RUM.

“Rogamos para que sus amigos, y sobre todo, sus familiares, reciban el consuelo ante esta irreparable partida física en estos momentos de gran dolor”, manifestó el Rector.

Ramón Berríos Nazario fue medallista de oro en 4 x 400 metros durante las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) de 1981, por el RUM.

“Yo estuve allí, ese día que ganó esa medalla y fue un momento de gloria que le dedicó a su Colegio”, dijo a Prensa RUM otra gloria e inmortal del deporte colegial y medallista olímpico puertorriqueño, Wilfredo Maisonave. Precisamente, Maisonave fungió como presidente del Comité de la Galería de los Inmortales del Deporte Colegial que enalteció a "Gemelo" y a su hermano José dentro de ese prestigioso grupo.

Durante toda su vida, “Gemelo” fue un amante de los deportes y comenzó a practicarlos desde temprana edad: en escuela intermedia jugó baloncesto y en el nivel superior inició sus entrenamientos formales en pista y campo, principalmente en los eventos de 200 y 400 metros, y salto largo.

Ya como estudiante del RUM, se desarrolló en los 100, 200, 400, 4 x 200, y 4 x 400 metros, además de los relevos, eventos en los que representó al Colegio durante las Justas de la LAI. También, participó en varios intercambios deportivos con universidades de Estados Unidos.

Como egresado, continúo sus irrompibles lazos con su alma máter al destacarse como entrenador de atletismo y baloncesto del RUM. Hizo lo propio, además, en la UPR en Aguadilla y la Universidad Interamericana de Bayamón, entre otras.

Le sobreviven su viuda, Madeline Pellot, y sus hijos Raymond Joseph, Luis Alberto y Ángel Gabriel.

¡Qué descanse en paz este inmortal del deporte colegial!


  • Durante las honras fúnebres, sus compañeros de trabajo, amigos y familiares recorrieron los 400 metros siguiendo el coche fúnebre como un acto simbólico de homenaje al atleta colegial.<br>Suministrada
  • Una corona floral con la C del Colegio coronaba en el féretro que contenía los restos de "Gemelo".<br>Suministrada
  • Sus compañeros colegiales lo reciben en el Recinto, durante una visita, tras sufrir un accidente de tránsito que marcó su vida.<br>Suministrada
  • Durante la ceremonia en que tanto su mellizo José, como "Gemelo" fueron incluidos dentro la Galería de Inmortales del Deporte Colegial. Los acompaña, al centro, Wilfredo Maisonave, otra gloria del deporte del RUM y medallista olímpico puertorriqueño.<br>Suministrada
  • "Gemelo" Berríos, 5to desde la izquierda, durante sus años como estudiante colegial, acompañado de sus compañeros atletas.<br>Suministrada
Durante las honras fúnebres, sus compañeros de trabajo, amigos y familiares recorrieron los 400 metros siguiendo el coche fúnebre como un acto simbólico de homenaje al atleta colegial.<br>SuministradaUna corona floral con la C del Colegio coronaba en el féretro que contenía los restos de "Gemelo".<br>SuministradaSus compañeros colegiales lo reciben en el Recinto, durante una visita, tras sufrir un accidente de tránsito que marcó su vida.<br>SuministradaDurante la ceremonia en que tanto su mellizo José, como "Gemelo" fueron incluidos dentro la Galería de Inmortales del Deporte Colegial. Los acompaña, al centro, Wilfredo Maisonave, otra gloria del deporte del RUM y medallista olímpico puertorriqueño.<br>Suministrada"Gemelo" Berríos, 5to desde la izquierda, durante sus años como estudiante colegial, acompañado de sus compañeros atletas.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2849