portico
Skip Navigation

Un hidalgo soñador en el Colegio

Por Mariam Ludim Rosa Vélez (mariamludim@uprm.edu)
PRENSA RUM

viernes, 27 de junio de 2014

"Llegaremos al gigante". 
José Ortega y Gasset

 

Es una figura que trasciende el tiempo y la ficcionalidad, y que a través de su "realidad" expone filosofía, pensamiento crítico, humor y ese idealismo que le caracteriza. Don Quijote, el personaje principal de la célebre novela de Miguel de Cervantes Saavedra, todavía en el siglo XXI brilla con luz propia para reiterar el mensaje de que los mundos imaginarios, esos sueños que se albergan en el ser, pueden hacer la diferencia.

La efigie del valeroso hidalgo ahora queda plasmada en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) como embajador perenne de la filosofía quijotesca que reclama que "de altos espíritus es apreciar las cosas altas".

Se trata de una escultura de siete pies de alto forjada en metal inoxidable por el artista quebradillano Ricardo López Ramos, que representa al ilustre personaje cuyo escudo lleva plasmada la frase "soñemos por un mundo mejor".

Es una historia de "casualidades y causalidades" relató a Prensa RUM el catedrático Generoso Trigo, quien junto a su esposa Laura Tristani, ambos profesores jubilados del Recinto, donó la obra que ahora engalana el vestíbulo del Edificio Carlos E. Chardón.

Y es que un día por casualidad conoció a López Ramos y al visitar su taller, para otro propósito, se maravilló al ver la escultura de Don Quijote. El momento de admiración activó la Ley de Causa y Efecto, que propició el anhelo de Trigo de que la pieza artística perviviera en el campus del recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Del mismo modo, y en su apreciación por "cosas más altas", esta vez las letras y su poder transformador, dedicó la obra a su amigo, el poeta Francisco Lluch Mora, ya fallecido y a la doctora Miriam González Hernández, catedrática del Departamento de Estudios Hispánicos del RUM.

"El Quijote va a ser un estímulo, no solo para representar a estos homenajeados, sino para que cualquier estudiante o profesional que pase por ahí sepa que es más importante el ser humano que ser ingeniero, que ser médico, que ser fotógrafo o que ser artista de Hollywood porque lo importante, lo llevamos por dentro", puntualizó Trigo.

Agregó que el personaje "es una figura emblemática de los más altos valores: la nobleza y, sobre todo, el idealismo".

De hecho, durante los actos protocolarios de la develación de la pieza, se destacó el legado de ambos letrados. El profesor y poeta yaucano José Juan Báez Fumero, compartió una reseña que escribió sobre su compueblano Lluch Mora.

"La vida y obra de este destacado poeta, educador e historiador del suroeste puertorriqueño, es un legado de gran valor para el País, merecedora del aprecio, el aplauso y la admiración de todos. El que el Recinto Universitario de la UPR en Mayagüez le distinga en este memorable día, enaltece la institución universitaria que tanto amó y a la que tan bien sirvió. Por ello, estamos agradecidos en nombre del poeta, de su familia, de Yauco y de su amado Puerto Rico, su patria; la que para nuestro orgullo, es también la nuestra", expresó al final de su alocución Báez Fumero.

La semblanza de la doctora González Hernández la compartió la estudiante de Leyes, Paola M. Sepúlveda Miranda, egresada del RUM.

"Además de ser una excelente profesional en el arte de educar y de su talento como escritora, ha sabido ser una gran mentora para todos los estudiantes que, como yo, hemos tenido el privilegio de pasar por su salón de clase... Y es que Miriam González es mucho más que una profesora, su compromiso por educar trasciende las cuatro paredes de un salón", señaló Sepúlveda Miranda.

Al evento asistió la profesora Amalia Lluch Vélez, catedrática de Literatura y Lengua en la Universidad del Sagrado Corazón e hija de Lluch Mora.

"Creo que esto es un homenaje hermosísimo que parte de dos seres extraordinarios que son el doctor Generoso Trigo y su esposa, la doctora Laura Tristani, quien también fue mi profesora. Son personas entrañables, grandes amigos de mi padre. Es una pena que él no esté vivo para disfrutar este momento que sé que hubiera tenido una profunda significación para él. Él amaba mucho este Colegio. Aquí estuvo de profesor muchos años enseñando Literatura. Fue también director del Departamento de Estudios Hispánicos durante muchos años. Respetuoso, tolerante, justo, noble, bondadoso. Es muy emotivo para mí. Estoy verdaderamente emocionada", expresó.

También la doctora González Hernández se mostró agradecida por la dedicatoria.

"Para mí representa toda esta pasión que llevo conmigo en el área de la educación. Mis estudiantes, a quienes amo, este triunfo también lo comparto con ellos, con mi esposo y con mis hijos. Es algo espectacular en mi vida. El Quijote representa ese idealismo, ese luchar por lo que uno quiere alcanzar. Él quería ser caballero andante; yo quiero ser una mejor profesora, una mejor catedrática, un mejor ser humano", afirmó.

En nombre del Recinto, el rector interino Lucas N. Avilés Rodríguez agradeció el obsequio al tiempo que anticipó que se ubicará en una nueva plaza que se construirá frente al Edificio Luis De Celis.

También saludaron a los presentes los doctores Manuel Valdés Pizzini, decano interino de la Facultad de Artes y Ciencias, y Jaime Martell, director de Estudios Hispánicos. Ambos destacaron la relevancia simbólica de que el campus cuente con esta nueva obra de arte.

Mientras, el artista creador del concepto nunca se imaginó que la escultura sería parte de una Universidad. "A veces un sueño que uno tiene se convierte en algo más grande de lo que uno piensa", aseguró visiblemente emocionado.

Y bien lo dijo Don Quijote: "cada cual es artífice de su propia ventura".


  • Una escultura de Don Quijote, del artista Ricardo López Ramos, engalana ahora la entrada hacia el Edificio Chardón.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • Desde la izquierda: la profesora Amalia Lluch Vélez, la doctora Miriam González Hernández, el rector interino Lucas N. Avilés, el catedrático jubilado Generoso Trigo y el artista Ricardo López Ramos.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • El rector interino del RUM, profesor Lucas N. Avilés, al momento de develar la escultura dedicada al poeta Francisco Lluch Mora, ya fallecido y a la doctora Miriam González Hernández, catedrática de Estudios Hispánicos.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
  • El doctor Jaime Martell, director de Estudios Hispánicos, se dirigió a la audiencia reunida en el Anfiteatro Figueroa Chapel.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Una escultura de Don Quijote, del artista Ricardo López Ramos, engalana ahora la entrada hacia el Edificio Chardón.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMDesde la izquierda: la profesora Amalia Lluch Vélez, la doctora Miriam González Hernández, el rector interino Lucas N. Avilés, el catedrático jubilado Generoso Trigo y el artista Ricardo López Ramos.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMEl rector interino del RUM, profesor Lucas N. Avilés, al momento de develar la escultura dedicada al poeta Francisco Lluch Mora, ya fallecido y a la doctora Miriam González Hernández, catedrática de Estudios Hispánicos.<br>Carlos Díaz/Prensa RUMEl doctor Jaime Martell, director de Estudios Hispánicos, se dirigió a la audiencia reunida en el Anfiteatro Figueroa Chapel.<br>Carlos Díaz/Prensa RUM
Title bar for videos

1


Video reportajes disponibles en:
Develan escultura de Don Quijote en el RUM

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2936