portico
Skip Navigation

La escritura como máscara

Por Rebecca Carrero Figueroa (rebecca.carrero@upr.edu)
PRENSA RUM

jueves, 31 de julio de 2014

Escribir va más allá que tomar una hoja de papel y vaciar en ella aquello que ronda por la cabeza. Ese torbellino de ideas puede llevar a quien escribe a seleccionar como herramienta lo que le permita abordar con soltura el tema que se propone elaborar en su escrito. Así que, con lápiz, papel y máscaras en mano, los 25 estudiantes que participaron del Campamento de Escritura del Centro Universitario para el Acceso (CUA), se adentraron en una aventura veraniega de apropiarse de las palabras para comunicar un mensaje que aunque pequeño, fuese muy efectivo.

Este es el segundo año consecutivo que la entidad, adscrita al Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), lleva a cabo el evento con el que cierra el ciclo de talleres que realizan durante el año académico. Aproximadamente fueron 60 jóvenes, provenientes de algún residencial público de la Sultana del Oeste, los impactados durante la jornada con la que se adentraron en la minificción.

“Trabajamos destrezas de redacción en español y en inglés en niños de cuarto a sexto grado, en tres escuelas de Mayagüez. Este año tuvimos seis, tres de ellos en español y los otros, en inglés. Quisimos que esos mismos estudiantes que participaban de los clubes, pasaran por la experiencia del minicampamento de escritura”, informó la doctora Lissette Rolón, catedrática del Departamento de Humanidades y principal investigadora del CUA.

De acuerdo con Rolón, este año tuvieron la peculiaridad de que las actividades se realizaron durante dos sábados consecutivos e incluyeron una excursión a Casa Pueblo en Adjuntas y un taller de narrativa.

“Se trató de una edición micro. La visita a Casa Pueblo sirvió para que se informaran acerca de los proyectos que allí se realizan con el fin de que el segundo sábado, redactaran diferentes textos sobre su experiencia”, agregó.

Para elaborar sus pequeños relatos, los noveles escritores contaron nuevamente con la colaboración de la joven escritora, Nicole C. Delgado, egresada del programa de Literatura Comparada del RUM. De esta manera, tuvieron la experiencia de la excursión, luego tomaron el taller de cómo elaborar un microrrelato hasta llegar al microcuento como producto final.

Antes de exponerlos a la teoría sobre la minificción, Nicole llevó a los jóvenes a que expusieran oralmente sus impresiones acerca de la excursión. Al segundo día, circuló entre ellos un cuaderno de máscaras de la cultura africana con el fin de que se entusiasmaran por crear una ellos mismos.

“La escritura tiene una relación muy curiosa con las máscaras. Esa dinámica les llevó a ver que el escribir no necesariamente es sentarse con un papel a sacar ideas, sino que se activa la imaginación y la visualización como al preparar esa manualidad. Nicole los guío para que reflexionaran acerca de cuál es la máscara que necesitan para escribir sobre determinado tema”, indicó.

La experiencia contó con una gran acogida entre los chicos y a sus líderes, les permitió entender que al desarrollar sus destrezas de redacción en español, también se fortalecen sus habilidades para hacerlo en inglés y viceversa.

Según explicó la catedrática, además de comparar las dificultades que se presentan en ambos idiomas, el proyecto les permitió aplicar lo aprendido al traducir al español, tres capítulos del libro Captain Writer, así como un cuento.

“Fue extraordinario el proceso y creo que el campamento fue el broche de oro, el punto culminante de la experiencia del semestre. Asimismo, se integraron los seis educadores que habían dirigido la iniciativa en sus escuelas, así como los tutores”, expresó.

Los clubes de escritura son parte del proyecto Acceso al Éxito. En el caso del campamento, los interesados debían haber participado activamente durante el semestre y estar autorizados por sus padres para formar parte de la jornada veraniega. Además, el CUA cuenta con proyectos que desarrollan las ciencias y matemáticas y que se reúnen durante el primer semestre.


  • Para elaborar sus pequeños relatos, los noveles escritores contaron nuevamente con la colaboración de la joven escritora, Nicole C. Delgado, primera desde la izquierda.<br>Suministrada
  • En la segunda edición del campamento de verano del CUA participaron 25 estudiantes.<br>Suministrada
Para elaborar sus pequeños relatos, los noveles escritores contaron nuevamente con la colaboración de la joven escritora, Nicole C. Delgado, primera desde la izquierda.<br>SuministradaEn la segunda edición del campamento de verano del CUA participaron 25 estudiantes.<br>Suministrada

SOURCE: http://www.uprm.edu/portada/article.php?id=2952