Buscando recordar a su apreciada abuela ‘Dolores Zúñiga’ y celebrar su herencia puertorriqueña y mexicana, tres emprendedores cagüeños decidieron crear la empresa productora de auténticas tortillas de maíz Doña Lola, cuyos productos son confeccionados con la receta secreta de esta, que pasó de generación en generación hasta llegar a Puerto Rico.

Para leer el artículo completo presiona aquí.