RECOMENDACIONES PARA PADRES Y MADRES

¡Saludos, padres de los estudiantes de nuevo ingreso!

Tanto sus hijos como usted comienzan una nueva etapa de sus vidas.  Al entrar a la universidad, el joven se va a enfrentar a una serie de cambios y retos que le brindaran gradualmente una nueva perspectiva de vida, así como experiencias enriquecedoras.  Inevitablemente, esto trae unos cambios en la familia, a veces en su composición o en los procesos cotidianos de su convivencia.  Ya sea que el joven universitario se hospede o que viva en casa, hay una serie de cosas que usted debe tener presente que ayudarán tanto a su hijo como a usted a experimentar mejor esta etapa de la vida.

  1. En la universidad, pueden enfrentar muchas exigencias, lo que requerirá de muchas horas de estudio, clases, exámenes fuera de horario regular y actividades extracurriculares a las que puedan asistir (considerar los medios virtuales).  Es por esto que debe ser comprensivo y flexible con los horarios, ya que estarán realizando actividades diferentes a las que hacían.  Usted debe estar atento y fomentar en el estudiante una distribución adecuada de su tiempo, pero evite parecer que está controlando el mismo.

  • Preste atención a señales de cambio de humor, aislamiento, ansiedad u otros estados emocionales poco comunes que observe en su hijo o hija.  Hable con ellos y trate de ver qué esta ocurriendo.  De ser algo que está afectando sus estudios u otra área de su vida, o que no estén saliendo bien en sus clases, hágales saber que hay soluciones.  Estimúlelo a buscar ayuda para su situación.  Pueden acudir a los recursos de ayuda que ofrece la universidad, como en el caso de nuestras oficinas en el Departamento de Consejería y Servicios Psicológicos, o los programas de tutorías disponibles.

  • Espere cambios, pero no necesariamente esto significa que haya algo mal.

  • Permita que ellos hagan las cosas por ellos mismos y hágales saber que están disponibles si los necesitan.  Fomente sus habilidades para ser autosuficientes; pero evite ser indiferente a necesidades reales.

  • Si se hospeda, conozca el lugar donde va a vivir y a sus compañeros.  Si usted vive lejos del lugar y se le hace difícil llegar rápido, identifique a un familiar u otra persona de confianza que le pueda representar en caso de alguna emergencia.

  • Establezca su plan de manejo de emergencias y comunicación familiar.

  • Mantenga la comunicación con su hijo y establezca con él los posibles momentos de la comunicación y los medios que usarán.  Trate de evitar excederse y ser asfixiante.  En ocasiones, puede ser que no le respondan rápido.  Deles un tiempo razonable y vuelva a contactarlos.  Visítelos ocasionalmente, pero coordine con ellos de forma que no interrumpa sus estudios.

  • Fomente en ellos el que puedan establecer amistades y tener personas que los apoyen si es necesario.

  • Si se hospedan, ayúdelos a formar de un ambiente en el que se sientan motivados, seguros y a gusto.

Para conocer nuestros servicios, les invito a que exploren el contenido de nuestra página de Departamento: https://www.uprm.edu/dcsp/.

Es importante que usted este ahí para apoyarlos.

 

 

Dr. Emir S. Rivera Castillo, Psicólogo Clínico

Director, Departamento de Consejería y Servicios Psicológicos

Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez